PLANO URBANO

Carnavales y culecos

Carnavales y culecos Carnavales y culecos
Carnavales y culecos

Rodrigo Mejía-Andrión

OPINIÓN

Tal como comenté en mi artículo anterior, tuve el gusto de haber recibido en mi casa a mi recordada colega y amiga en nuestra época de estudiantes, cuando ella ingresaba y yo casi salía. Ella es ahora una linda viuda, que vive en México, donde formó una valiosa familia, parte de la cual la acompañó para conocer nuestra pujante y moderna ciudad.

Quedaron encantados con el conjunto de Panamá Vieja, la cinta costera, el abanico de rascacielos y su vibrante comercio.

Fue lindo encuentro con la arquitecta después de medio siglo de no vernos. Tuvimos tiempos para comentar el absurdo de los culecos en estos tremendos momentos de sequía, que demuestra la falta absoluta de planificación, al aprobar la construcción de más de 20 hidroeléctricas en un solo río de Chiriquí.

También comentamos mucho sobre la droga que se mueve en México, los casos como los de El Chapo y su poderío, sus terribles consecuencias y las grandes diferencias entre los diferentes estados del país, cuya peligrosidad aumenta según su mayor cercanía a Estados Unidos.

Recordamos sus preciosas ciudades mexicanas, muchas de las cuales son verdaderos tesoros del país norteño y el hermoso colorido que tienen sus edificaciones que algunos estamos copiando.

En estos días de parranda ajena, tendré el gusto de leer más y de escuchar una exquisita música clásica escogida en Washington que me ha regalado mi querida sobrina Carmenza Spadafora Mejía, la gran científica e investigadora, que trabaja bajo los auspicios de la Senacyt y su afamado director general, el Dr. Jorge Motta, un legendario investigador de fama internacional.

Estoy terminando de leer una extensa biografía de Chopin, ese maravilloso compositor y pianista polaco que nos dejó tanta fascinante música, muerto a temprana edad. En Panamá no tenemos emisoras que toquen música clásica y nuestro pueblo todavía considera que ella está destinada a ofrecerla en los duelos de destacados ciudadanos o días de duelo nacional. Tuve una hermana pianista que fue profesora de piano en el descuidado Conservatorio que, tan pronto se jubiló, se radicó en Colombia por encontrar allí emisoras que tocaban música clásica 24 horas al día. Aquí no tenemos esa cultura, solo regué y más regué, entrelazados con alguna salsa.

Sin duda seguiré los culecos en los principales centros de desperdicio de la escasa agua.

Le pediré a mi Dios que cuide a mis compatriotas, a los inmigrantes y a los turistas. Hace años que yo viví las agradables experiencias que hoy no añoro.

Un abrazo especial para mis queridos lectores, pidiéndoles prudencia en los festejos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Ago 2017

Primer premio

0 2 7 4

DDDC

Serie: 24 Folio: 6

2o premio

4193

3er premio

9820

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código