PLANO URBANO

Cinta costera fase 3

OPINIÓN

Estuve por la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA) en la primera reunión con el ministro Benjamín Colamarco sobre la primera fase de la cinta costera. Se decía que llegaría hasta El Chorrillo y pasaría afuera del Casco Antiguo.

Recuerdo el rechazo de arquitectos y conservacionistas a esa pretensión. Apoyé a ese grupo para conservar el litoral del valioso patrimonio histórico de la única ciudad amurallada del Pacífico. El tiempo pasó y los conceptos fueron variando por parte del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y de quienes formamos Alianza Pro Ciudad. Para evitar las afectaciones, preparamos nuestra propia propuesta, acogida por Odebrecht para la licitación. Después de la presentación de las propuestas del Gobierno y de Alianza Pro Ciudad en la USMA, donde la nuestra fue aplaudida por la concurrencia, me enteré de que Odebrecht estuvo allí. Sabia fue su decisión de contratar a nuestros diseñadores para los planos respectivos. Cuando se analizaba la continuación de las fases 2 y 3, había dos opciones: túnel o vía alrededor del Casco Antiguo. Siempre apoyé el túnel para defender el litoral marino. Dos veces me reuní con Odebrecht, donde me explicaron las posibilidades de pasar por fuera, opción que gustaba al Gobierno. Objeté un puente alto que permitiría el paso de barcos hacia el único muelle existente, porque taparía el litoral del Casco, como también un relleno alrededor de las bóvedas, sembrado de césped, por privar del mar a nuestras murallas. En la siguiente visita, ya no había puente, solo un viaducto sobre pilotes para libre paso del mar, bastante apartado del Casco. Insistí sobre el túnel, como óptima solución. Recientemente y por tercera vez nos reunimos para conocer lo adelantado, al desistir el Gobierno del túnel. Había ido con un socio y mi arquitecta asistente. Pedimos y estudiamos los esquemas del túnel para ver sus ingresos y salidas y los perfiles de la rampa y del túnel. Impactó ver que el inicio de la rampa demolería el Mercado de Mariscos y su plaza de vendedores, más algunas edificaciones a la entrada y salida del túnel, lo que consideramos inaceptable, porque sacaría a numerosas familias del barrio, con gravísimas e injustas repercusiones sociales. Para bajar a 25 metros bajo las edificaciones, la larga rampa trastocaría los cruces transversales.

Eliminada la opción del túnel y rechazada para mí, la propuesta de destacados defensores del Casco Antiguo, de construir sobre la avenida de Los Mártires otro viaducto aéreo - porque en las grandes ciudades de América y Europa estaban soterrando las vías y trenes elevados que las afeaban - solo quedaba el viaducto, ya en plena etapa de construcción. Estudiamos el diseño del viaducto marino, una realidad imparable y luego fuimos a conocer la obra, adentrándonos en el mar, asistidos por un ingeniero de la empresa. He quedado muy impresionado del adelanto y calidad del trabajo en ejecución. Me llaman la atención los exigentes controles de seguridad de su personal, todos con chalecos fosforescentes y salvavidas encima. También nos los colocaron.

Salimos del extremo de El Chorrillo y en un busito nos adentramos en el relleno, para bajarnos al final y observar la labor de hincamiento de pilotes. Esa área de mar es absolutamente tranquila por la cercanía de Amador y la profusión de rocas que sobresalen. En el camino vimos los enormes cauces para el paso de las mareas mientras se construye.

El costoso y lento relleno de piedra que se levanta es el único método posible de construcción, dada la poca altura del agua sobre las rocas que afloran e impiden usar barcazas para colocar pilotes, como en el Corredor Sur. El diseño es hermoso y disfrutaremos atractivos espacios públicos que la comunidad requiere, donde nos sentiremos muy cercanos al mar, sin muros que nos tapen el agua, como un paseo peatonal y ciclístico que dará la vuelta frente al Casco Antiguo, ofreciéndonos una vista maravillosa de la que ahora carecemos.

Es muy cierto que la Unesco ha calificado al Gobierno panameño de negligente en la administración de los sitios históricos y ha solicitado parar la construcción y revertir a la situación anterior. El Gobierno ha entregado otros nuevos estudios y opiniones de expertos extranjeros y algunos nacionales, pero como nos reconoció recientemente a la SPIA el ministro de Obras Públicas, Jaime Ford Castro, el país se expone a la eliminación del reconocimiento del Casco Antiguo como patrimonio mundial.

Analizando las partes positivas de la decisión, creo que satisfará a la comunidad, con mínimas afectaciones al Casco Antiguo. Veremos cómo el mar baña nuevamente nuestro hermoso paseo de Las Bóvedas. Lo perfecto es enemigo de lo bueno, decía mi sabia madre penonomeña.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

19 Dic 2014

Primer premio

8 1 9 6

CBCB

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

0066

3er premio

0013