infraestructuras y telecomunicaciones

Clientes pagarán tasa de 1% a 2% para soterrar cables

La financiación de parte del proyecto tenía detenido un proyecto que fue aprobado en 2010. Los consumidores se quejan por el nuevo impuesto.

Los clientes de telefonía fija, móvil, internet y televisión pagada que no utilicen servicios prepago deberán asumir una tasa entre el 1% y el 2% en sus facturas mensuales para costear el proyecto de soterramiento de cables de telecomunicaciones en varios puntos del país.

Así consta en el proyecto de Ley 423, presentado a la Asamblea Nacional por el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega.

La cuantía exacta de la tasa la establecerá la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) cada año, dependiendo de los costos y requerimientos financieros del proyecto, dice la ley.

Hipotéticamente, un cliente que consuma $50 mensuales en estos servicios debería pagar entre $0.50 y $1 adicional en concepto de este nuevo impuesto.

De esta forma, se pagará el soterramiento de los cables de telecomunicaciones, que se estima entre $21 millones y $24 millones. El pago de la parte eléctrica ($38.2 millones) se cargará a los clientes a través de la tarifa que cobran las empresas de distribución de energía.

El proyecto contempla el soterramiento de cables en un polígono del centro bancario en la ciudad de Panamá –el comprendido entre las avenidas Vía España, Federico Boyd, Calle 50 y Vía Brasil–; en la Zona Libre de Colón, excluyendo France Field; la línea de alta tensión- Corredor Sur; la avenida central de la ciudad de Santiago de Veraguas; y la calle 4° de David, Chiriquí.

Las asociaciones de consumidores han mostrado su disgusto por la introducción de una nueva tasa. El presidente del Instituto Panameño de Derechos de Consumidores y Usuarios, Giovanni Fletcher, dijo que “este impuesto se sumaría al ITBMS, al SUME 911, al impuesto selectivo al consumo y a la tasa de la portabilidad numérica. Por tanto, se convierte en muy gravoso tener este tipo de servicios, cuando los beneficiados del soterramiento no son todos los consumidores, sino los que viven en las áreas donde se hará el proyecto”.

Por su parte, el arquitecto Álvaro Uribe dijo que “sí vale la pena la tasa” para soterrar los cables, y añadió que “hay que aprovechar esta circunstancia para orientar a la ciudadanía en el sentido de que los servicios de que se goza estando en una ciudad tienen que ser sufragados por sus beneficiarios”.

Aunque precisó que en el futuro se puede ajustar el método de cobro circunscribiéndolo por áreas geográficas, reconoció que “al final, el ambiente urbano va a mejorar y los usuarios de la ciudad vamos a estar beneficiados... Son figuras que se pueden ir afinando, pero me parecen acertadas”.

La definición de cómo se pagaría el soterramiento de los cables de telecomunicaciones ha sido el principal escollo para que se ejecute un proyecto que fue aprobado en 2010 por la Asep y cuyas primeras propuestas se presentaron en 2008.

Clientes de internet y telefonía

475,506

Abonados celulares por contrato.

289,362

Clientes de internet.

718,736

Clientes de telefonía fija. Se exceptúan los clientes con servicios prepago.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código