tercer juego de esclusas

Consorcio se distancia de oferta de la ACP

El Canal presentó una propuesta para hacer un aporte conjunto de $283 millones. GUPC quiere que la entidad le adelante el pago de $400 millones.

Temas:

La construcción del tercer juego de esclusas, principal contrato de la ampliación del Canal se mantiene en suspenso, pese al acercamiento que hubo ayer entre los representantes de Grupo Unidos por el Canal (GUPC) y la administración de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

GUPC, con problemas financieros que le impiden continuar con el proyecto, a menos que la ACP les inyecte liquidez, recibió ayer una propuesta por parte del Canal para continuar la obra.

Sin embargo, la empresa espera conseguir mucho más dinero del que la ACP estaría dispuesta a pagarle en calidad de “adelantos” por trabajos que debe realizar.

La ACP recomendó hacer un aporte conjunto de $283 millones y evitar que se suspendan los trabajos de construcción del tercer juego de esclusas, que hasta el momento tienen un avance del 65%.

Luego del encuentro, que demoró dos horas, el administrador de la ACP, Jorge Luis Quijano, explicó que la entidad está dispuesta a adelantarle al consorcio el pago de $100 millones.

En este contexto, GUPC debería aportar otros $100 millones. Los $83 millones restantes corresponden a dinero que debía pagar el consorcio por los adelantos previamente otorgados, y cuyo período de moratoria se extendería por dos meses.

La propuesta de Quijano es darle tiempo a la empresa para que resuelva los problemas de liquidez que le asfixian, pese a los desembolsos por $2 mil 831 millones que ya se han hecho a su favor.

La oferta presentada por la ACP exige que el consorcio levante la amenaza de suspender los trabajos el 19 de enero, tal como lo anunció el consorcio en una carta el pasado 30 de diciembre.

GUPC también debe entregar a la ACP las cuatro compuertas que están listas en Italia y que cuyo costo se ha cancelado en un 75%. Estas compuertas debían haber llegado a Panamá en diciembre de 2013, pero según el contratista hubo un problema en su traslado.

Factor sorpresa

El esquema de reflote no convenció a GUPC, consorcio formado por la española Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan De Nul; y la panameña Constructora Urbana, S.A.

Quijano informó al mediodía de ayer que estaría esperando la respuesta de GUPC. Cuatro horas más tarde, el consorcio circuló un comunicado en el cual solicita un anticipo de $400 millones para no suspender los trabajos de construcción del tercer juego de esclusas.

GUPC se distanció por cientos de millones de dólares de la oferta que había hecho la ACP en sus oficinas, ubicadas en el edificio de la administración en el sector de Balboa.

El grupo empresarial solo se compromete a aportar $100 millones y de paso piden una mayor extensión de tiempo para reembolsar el dinero que la ACP ha pagado por anticipado (Ver gráfica: Relación financiera entre ACP y GUPC).

El consorcio acepta que los reclamos por sobrecostos que no se han resuelto a su favor deben ir a un arbitraje internacional, tal cual se establece en el contrato. Y prometen reembolsar los adelantos que les ha dado la ACP cuando finalice el período de arbitraje.

Su apuesta es que ganarán los mil 600 millones de dólares que reclaman en sobrecostos. Aunque la ACP ha dicho en el pasado que no han podido sustentar cómo GUPC llegó a ese monto.

Este diario conoció que la contrapropuesta de GUPC generó sorpresa.

Entre los representantes del consorcio que participaron en la reunión se encontraban Paolo Moder, de Impregilo, y Manuel Manrique, por parte de Sacyr, quienes tímidamente expusieron sus puntos de vista, pero nunca mostraron lo que sería una propuesta formal para resolver sus problemas financieros.

Moder sería el cerebro detrás del esquema de financiamiento que propone GUPC. Es visto como el hombre de la “línea dura” dentro del consorcio, mientras que Manrique, a última hora, ha mantenido una posición más conciliadora respecto a lo que pueden exigir.

Podría, incluso, haber diferencias internas. Algo similar a lo que ocurrió cuando el consorcio se adjudicó el contrato de diseño y construcción del tercer juego de esclusas. En ese momento se generaron diferencias entre sus integrantes, lo que a juicio de algunos conocedores les hizo perder tiempo en organizarse para comenzar los trabajos.

La situación se reflejaría más tarde en el desarrollo de la obra, y no necesariamente por los atrasos en las pruebas de resistencia de la mezcla de concreto y calidad del basalto, dijo una fuente.

La ACP reiteró su disposición a definir la diferencia por medio de lo estipulado en el contrato, mediante el análisis y consideración de lo discutido en la reunión de ayer con el consorcio.

Con esta solicitud de $400 millones de adelanto, el grupo estaría recibiendo, por lejos, más dinero del que pactó en el contrato adjudicado por $3 mil 118 millones en julio de 2009.

GUPC, que lidera la española Sacyr, ya ha recibido desembolsos por $2 mil 831 millones en pagos y adelantos, más $156 millones en reclamos declarados a su favor.

Pese a las diferencias en las propuestas, la ministra de Fomento de España, Ana Pastor, se reiteró ayer en su interés de que la crisis se solucione y se continúe con el desarrollo de la obra.

Igual postura tomó el presidente Ricardo Martinelli a su salida de una reunión que sostuvo en la tarde de ayer con Pastor y Jesús Silva, embajador de España en Panamá.

Por ahora, las posturas de la administración del Canal y GUPC son antagónicas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código