combustible en tocumen

Contrato atrae a 7 empresas

Tocumen alegó incumplimiento del acuerdo y un trato financiero desfavorable para anular el contrato, ahora en licitación.

Temas:

Tocumen solo cuenta con reserva de combustible para dos días, mientras las normas internacionales establecen que el mínimo debe alcanzar para cinco días. Tocumen solo cuenta con reserva de combustible para dos días, mientras las normas internacionales establecen que el mínimo debe alcanzar para cinco días.
Tocumen solo cuenta con reserva de combustible para dos días, mientras las normas internacionales establecen que el mínimo debe alcanzar para cinco días. Eric Batista

Empresas de Estados Unidos, España y Escocia han posado sus ojos sobre uno de los contratos más sensitivos e importantes en materia aeroportuaria.

Se trata del despacho de combustible que garantiza las operaciones en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el puerto de embarque más importante del país y otras cuatro terminales.

La semana pasada, representantes de siete consorcios recorrieron las instalaciones de las terminales de Panamá Pacífico, Río Hato y Tocumen como parte de los requisitos para participar en la licitación. Todavía falta la inspección de campo de David y Colón.

Ejecutivos de Petroleum Supply & Logistics (EU), CLH Aviación, S.A. (España), Castleton Commodities Merchant Traiding LT (EU), Menzies Aviation (Escocia), Million Air (EU), AEG Fuels (EU) y Ogten Aviation Service (Allied Aviation) (EU), estuvieron en Panamá para conocer más detalles de la licitación.

Estas compañías tienen presencia en más de 20 países y participan en el despacho de combustible en unas 50 terminales aéreas.

Rheinland Airport Service (Alemania), Swissport (Suiza) y Total Airport Service (EU) habían mostrado interés en el contrato, pero no participaron en las inspecciones de la semana pasada.

El 2016, Tocumen alcanzó un acuerdo con la empresa estadounidense Asig, que en enero pasado fue comprada por Menzies Aviation (por $202 millones) para anular el contrato que la compañía había conseguido en 2011.

Tocumen alegó incumplimiento de contrato y un trato desfavorable para el aeropuerto para dar por terminada la relación contractual que se extendería hasta 2031.

Uno de los compromisos fallidos de Asig era aumentar la reserva de combustible en Tocumen con la construcción de nuevos tanques de almacenaje.

Aunque las normas internacionales establecen que terminales como Tocumen deben contar con reserva de combustible para cinco días, la realidad es que el aeropuerto no las tiene para operar por más de dos días en caso de ocurrir un desabastecimiento.

Al comprobar que el contratista no había entregado los planos para la construcción de los nuevos tanques de almacenamiento dentro del período pactado en el contrato, Tocumen inició el proceso de cancelación del contrato.

Joseph Fidanque III, gerente de Tocumen S.A., comentó que el aeropuerto asumirá la construcción de los nuevos tanques de almacenamiento, contrato que ya fue adjudicado por 11 millones de dólares a Cape Environmental a través de una licitación realizada bajo los lineamientos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Para evitar un arbitraje internacional, Asig aceptó las condiciones de Tocumen de modificar los términos financieros del trato hasta que el aeropuerto licite un nuevo contrato.

De haberse mantenido las condiciones pactadas en 2011, Tocumen habría recibido hasta 2031 un centésimo por cada galón de combustible cargado en los aviones, mientras que la compañía hubiese ganado seis centésimos.

El combustible es suministrado por las empresas petroleras que tienen contrato con las aerolíneas. Después es bombeado desde los tanques de combustible hasta los hidrantes instalados cerca de las puertas de abordaje, y finalmente es cargado en las alas de los aviones.

Bajo los nuevos términos financieros que se aplicaron desde julio de 2016, el aeropuerto recibe 0.05 centésimos y la empresa 0.03 centésimos en vez de los casi 0.07 centésimos que ganó hasta finales de 2014.

Con este cambio, Tocumen recibirá entre $8 millones y $10 millones al año, y la empresa entre $5 millones y $6 millones, dependiendo del consumo de combustible mensual.

Como parte del nuevo trato, se estableció un cargo retroactivo desde enero de 2015, dinero que ya fue transferido a Tocumen por parte de Asig.

Si no se hubieran modificado las condiciones del contrato, Tocumen habría recibido durante los 20 años de la concesión entre $54 millones y $60 millones, mientras que las ganancias para Asig Limited y sus socios locales, entre los que estaba Gabriel Gaby Btesh, habría superado los $260 millones.

Btesh ha estado vinculado a otros contratos millonarios dentro de la terminal aérea, como la concesión para el manejo de los estacionamientos, contrato que fue revocado por la actual administración al considerase que afectaba las finanzas del aeropuerto.

Como parte de la negociación, Tocumen aceptó devolver 6.9 millones de dólares que había invertido Asig en mejoras en el aeropuerto. De los 18 millones de dólares que la compañía debía invertir durante la vigencia del contrato, Asig había desembolsado 10 millones de dólares entre 2011 y 2014.

Hay un porcentaje de la inversión que se hizo para comprar equipos y camiones, pero Tocumen no aceptó cubrir este renglón alegando que el nuevo contratista debe contar con equipos propios para su operación.

El nuevo contrato está basado en parámetros europeos y por eso el contratista no debe ser una petrolera, porque de lo contrario tendrían el control del despacho de combustible y el suministro.

La empresa seleccionada debe incluir en el contrato el nombre de los responsables de la operación, datos que no estaban claros en el acuerdo firmado en 2011.

El nuevo contratista debe mantener operaciones en tres terminales con características similares a Panamá, además de contar con una póliza de seguro de aviación para todas sus operaciones globales por mil millones de dólares.

La entrega de propuestas está pactada para el 3 de abril, pero Fidanque III señaló que están considerando programar una nueva fecha para darle tiempo a las compañías de preparar toda la documentación.

Indicó que se optó por mantener los 7 centésimos que pagan las aerolíneas por cada galón de combustible cargado en los aviones debido al programa de ampliación que adelanta el aeropuerto y que supera los mil millones de dólares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 Jun 2017

Primer premio

4 1 8 3

CBBB

Serie: 20 Folio: 9

2o premio

3006

3er premio

0364

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código