JÓVENES DE ÉXITO

Curadora de cultura en PTY

Curadora de cultura en PTY Curadora de cultura en PTY
Curadora de cultura en PTY Ana Rentería

Echando un vistazo a su cuenta de Instagram, que alberga más de 10 mil 500 seguidores, uno se percata de que Susana Aramburú de la Guardia transmite sus sentimientos a través de la fotografía.

Con aquel lente fotográfico de 50 mm de la Nikon DF deja que el espectador curioso se sitúe en el lugar donde se encontraba cuando su cámara hizo clic.

Le gustaba captar instantes desde que era chica, recuerda, pero no fue hasta que tomó un curso de fotografía analógica en su último año universitario que aprendió más de este arte que le ha servido de puente para expresarse y cambiar la perspectiva de aquellos que la rodean.

A sus 25 años, reconoce que no fue fácil albergar esa chispa tan característica de Ptyology, la cuenta de Instagram que siguen 10 mil 500 personas interesadas en sus fotos y los hitos de su vida.

Hubo una época en la que ella se sentía inquieta y estancada estando en Panamá.

EDUCACIÓN SUPERIOR

Después de haber asistido al Colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús durante toda su vida, su madre le ofreció la oportunidad de estudiar en un internado, siguiendo los pasos de su abuela en el Marymont International School de Londres, Inglaterra.

Su estancia en el internado le abrió los ojos a otras culturas y formas de ver la vida. Aramburú recuerda que sus clases estaban compuestas por niñas de China, Tailandia, Corea, Egipto, Rusia e India, una diversidad cultural global.

“Volvía a Panamá por poco tiempo y comencé a apreciarlo más”, recuerda Aramburú.

Luego se matriculó para estudiar economía en la Universidad de Loyola en Nueva Orleans, Estados Unidos (EU), pero después de la primera clase de financial accounting, se dio cuenta de que lo suyo era comunicaciones y relaciones públicas.

Después de mucha insistencia por parte de su hermana Patricia, Susana abrió un blog bajo el nombre Ptyology y lo definió como “la ciencia que estudia los casos y cosas que suceden en Panamá y en todas sus provincias y distritos”, aunque después de dos publicaciones se aburrió.

No vivía en Panamá y no le veía sentido a lo que hacía en ese momento y que ahora es un furor en las redes.

En la universidad colaboró con el periódico estudiantil y organizaciones dentro de la facultad. Más tarde estudiaría un semestre en Buenos Aires, Argentina.

De toda esta experiencia, Aramburú recuerda que esos seis meses parecieron dos años. Después del ambiente de fiesta que vivió en Nueva Orleans, la cuna del jazz, recuerda que le dedicó mucho tiempo a la lectura en búsqueda de su yo interno. En 2013, ya licenciada, volvió a Panamá.

PODER DE CONVOCATORIA

Por insistencia ajena retomó Ptyology, y en diciembre 2013 publicó una foto de uno de los muñecos que queman a fin de año con un pie positivo que daba la bienvenida a 2014.

“Comencé a mostrar detalles a través de la fotografía e historias de por qué me interesaba un espacio, una persona en particular o una situación”, menciona Aramburú.

Ahora, es un espacio donde comparte su visión del mundo cultural en el que se mueve.

En junio de 2014, decidió que era hora de conocer a las personas con las que compartía historias e ideas a través de las redes sociales y lanzó Ptyology en Vivo en el teatro Amador.

Jamás se imaginó que asistirían 300 personas a lo que ella tildó de community gathering un miércoles por la noche.

La cuenta ha pasado por etapas en las que no publica ninguna foto y otras, en cambio, donde muestra la mirada de una joven panameña de 25 años viviendo la cultura en Panamá.

“Doy mi punto de vista de lo que sucede y de lo que hago, pero nunca menciono mi nombre. De hecho, hay gente que no sabe quién es la persona detrás de la cuenta y otras que me llaman ‘piti’. Pero no me gusta poner mi nombre porque Ptyology es algo con lo que todos nos podemos identificar”, indica Aramburú.

Su vida profesional previo al éxito de Ptyology incluyó su paso por Ricardo Pérez, aunque al cabo de un año y medio renunció. “Sentía que no podía ser creativa en una corporación tan grande”.

Comenzó a hacer fotografías, retratos de lifestyle a sus amigos y publicaba contenido en su cuenta de Instagram que crecía a doble dígito.

CAPÍTULO NUEVO

Recibió una oferta de trabajo para colaborar con Jaime Saint Malo, en Edifyca, como ingeniera cultural.

Después de escuchar la filosofía de la empresa, “que construye bajo el concepto de nuevo urbanismo, pensando en el peatón como prioridad, sin eliminar el uso de automóvil”, ayudó a crear el concepto de Costa Verde, en Panamá Oeste; además de proyectos en Las Tablas, Los Santos; y David, Chiriquí. Se dio de que había dado con el empleo soñado.

El concepto de crear cultura incluye espacios en los que las personas puedan compartir en familia y aportar cultura. Siguiendo esa máxima, Aramburú sugirió un espacio abierto con cines, parques para mascotas, huerto urbano y edificios residenciales que tendrán calles y avenidas lo suficientemente amplias.

En un área especial para la venta de alimentos venderán productos de la región, acompañado de la asesoría del chef Mario Castrellón. Tendrán presencia los restaurantes Delicias Margot, El Pampero, Quesos Chela, El Chichemito y El Chorro, por mencionar algunos.

Aramburú se siente comprometida con el proyecto. El pilar de la empresa Edifyca es el bienestar social y en este contexto ve la oportunidad de empoderar a los locales con oportunidades laborales de calidad.

En su rol de ingeniera cultural mantiene a sus seguidores actualizados con fotos de lo que está“sembrando” en el interior.

“Pero al comunicarlo a otras consultoras, planificadores urbanos y empresarios, la idea les pareció muy romántica, incluso ridícula”, dice Aramburú. Rápidamente descartaron la posibilidad de que algo así pudiera ocurrir en Panamá.

De la mano de Edifyca, Aramburú ha roto paradigmas, en parte, empujada por ese espíritu de artista de muchas facetas.

Recientemente colaboró con la poesía “Receta Interior”, publicada en el poemario Antídoto, proyecto dirigido por Laura Díaz y disponible en tiendas como Super Mini Diablo Rosso y El Motete.

Como ingeniera cultural de Edyfica y a través de Ptyology puede utilizar esta plataforma para construir y romper barreras, pero reconoce que “será un reto reeducar la manera en que pensamos de crear comunidad y cultura”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código