VENTANA FISCAL

Curiosidades del aviso de operación

Curiosidades del aviso de operación Curiosidades del aviso de operación
Curiosidades del aviso de operación

Osvaldo Lau C.

OPINIÓN

Después de advertir sobre ciertas normas muy puntuales sobre el Impuesto de Dividendos, es necesario hacer algunas observaciones sobre el aviso de operación que, según el artículo 733 del Código Fiscal (CF), su simple requerimiento se convierte en una de las condiciones para los efectos del Impuesto de Dividendos sobre la distribución de utilidades o cuotas de participación.

Para empezar, veamos cómo define la Ley 2 de febrero de 2013 a lo que se ha dado en llamar aviso de operación: es el “proceso mediante el cual se deja constancia de que la actividad comercial o industrial que va a ejercer el declarante ha sido debidamente informada a la administración pública” y que constituye una declaración jurada de carácter obligatorio.

Por lo anterior, y siendo el aviso de operación el único requisito legal para el inicio de una actividad comercial o industrial dentro del territorio nacional según artículo 1 de la Ley 5 de enero de 2007, salvo las excepciones taxativamente establecidas en la misma ley o en leyes especiales y las limitaciones que establece la Constitución Política de Panamá, conviene auscultar con lupa las disposiciones de tal aviso.

Hasta 1985 este impuesto se conoció como Impuesto sobre Patentes Comerciales e Industriales (nombre que aún mantiene el Título X del CF). Luego, a partir de 2003 con la Ley 61 de 2002 (artículo 10), la tarifa sobre el capital de la empresa sube a 2% con un mínimo de 100 dólares y un máximo de 40 mil dólares. Con la Ley 5 de 2007 cambia su nombre a aviso de operación y luego en 2009, con el artículo 26 de la Ley 49, aumenta el tope máximo a 60 mil dólares.

Su base impositiva es el “capital de la empresa”, según expresa en dos ocasiones el artículo 1004 del CF, que fuera modificado por el artículo 69 de la Ley 8 de 2010. También señala esta misma norma que quedan exentos del mismo las personas “con un capital invertido menor de 10 mil dólares”, lo cual da margen al peligroso juego de la interpretación al no definir claramente la base impositiva, pues no tiene el mismo significado el capital de la empresa, el capital invertido y el patrimonio de la persona, que es el valor utilizado por la autoridad fiscal. Tres elementos diferentes pero con la misma consecuencia tributaria.

El artículo 1009 viene a dar luces sobre lo que se entiende como capital neto al señalar que es “la diferencia que existe entre el activo total y el pasivo total, entendiéndose que no se incluirá en el pasivo total para propósitos de este impuesto las sumas que una sucursal o subsidiaria adeuda a una compañía filial o madre establecida en el exterior”.

Si bien al tenor de la norma anterior se desconocen los pasivos del contribuyente a favor de sus filiales o sociedad madre establecida en el exterior, creando un incremento en el valor de la base impositiva, quedan gravados los activos que no son afectos al impuesto aviso de operación, por simple desconocimiento o falta de planificación del contribuyente.

Los actos comerciales e industriales que obligan a tener y pagar el impuesto aviso de operación están consagrados en el artículo 2 del Código de Comercio. He aquí otro tema de discusión que requiere ser aclarado a fin de determinar si el impuesto se causa por la realización de actos que requieren que la persona tenga el aviso de operación, aunque no se tenga el mismo, o simplemente por tener el aviso de operación, aunque no se realicen actos de comercio o actividades sujetas a tal aviso.

Bajo la premisa de que es un permiso para realizar actos sujetos a sus normas, el impuesto se debe causar solamente cuando se realizan tales actos. Dicho en otra forma, mientras no se realicen no se debiera causar tal impuesto. Tal como es el caso de las actividades especiales, que mientras no se inicien las actividades sujetas al impuesto no deben pagar el impuesto en estudio, y una vez terminadas sus actividades cesa la obligación de pagar el respectivo impuesto.

El artículo 1004 del CF exonera del requisito legal de tener aviso de operación (el permiso para operar) a “las personas o empresas establecidas o que se establezcan dentro de áreas de comercio internacional libre que posea u opere la Zona Libre de Colón o cualquier otra zona o área libre establecida o que se cree en el futuro”. Pero las deja con la obligación de pagar el impuesto en base al 1% anual sobre el capital de la empresa, con un mínimo de 100 dólares y un máximo de 50 mil dólares.

Cabe preguntar: ¿si es el mismo impuesto aviso de operación sin el “papelito” o es un impuesto nuevo y diferente?

CÁPSULA FISCAL

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código