Infraestructura

Desarrollo sin estacionamientos

Bella Vista, Betania y San Francisco son las áreas más frecuentes donde los comerciantes se adueñan de los espacios públicos.

La falta de estacionamientos para los 400 mil vehículos que circulan diariamente en la ciudad capital acentúa el caos al transitar por las calles y avenidas.

Aunque mucho tienen que ver los trabajos de desarrollo vial y reconstrucción de carreteras que se dan actualmente, los urbanistas responsabilizan de este problema a la falta de planificación que ha traído un crecimiento desordenado de la ciudad.

En algunas áreas residenciales se ha cambiado la zonificación permitiendo la construcción de edificios que no cuentan con los estacionamientos suficientes para la cantidad de vehículos que tienen sus ocupantes.

La realidad es cruda: carreteras de tres carriles reducidos a uno, servidumbres tomadas por los dueños de algunos comercios, falta de estacionamientos municipales y, por si no fuera suficiente, los llamados “bien cuidaos” que se adueñan de los pocos espacios públicos.

Los esfuerzos por salir temprano de casa para llegar a tiempo a un destino se van al traste cuando se busca un estacionamiento.

“Encontrar un estacionamiento libre puede tomar horas y producir pérdida de dinero”, asegura Patricia Quezada, dedicada a la venta de seguros.

El desorden se presta para incrementar el número de boletas por mal estacionamiento. En 2011, la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) documentó 75 mil 555 multas por mal estacionado, y para 2012 ya tiene registradas en el sistema 34 mil 260.

La mala distribución urbana es tan grande que en Calle Uruguay operan en antiguas residencias discotecas con capacidad para mil personas con solo dos estacionamientos, explicó Danilo Puga, inspector municipal.

El costo de estacionarse

Ante la necesidad de estacionamientos, algunas empresas ofrecen el servicio de alquiler en plazas y lotes baldíos, pero esto no soluciona el problema de vehículos mal aparcados en los bordes de calles y avenidas.

El alquiler de un estacionamiento por día puede costar en promedio cinco dólares y hay paquetes mensuales que oscilan entre 60 y 200 dólares.

En Bella Vista (área bancaria, Obarrio, El Cangrejo y Marbella), Punta Pacífica, Costa del Este y Calidonia se concentra la mayoría de los nuevos estacionamientos privados.

Las tarifas van de los 2 a los 9 centésimos por minuto. Hay quienes ofrecen tarifas especiales dependiendo de la demanda, explicó Héctor Lezama, gerente de Metro Parking.

Uno de ellos opera en la Calle Aquilino De La Guardia, muy cerca a la zona de discotecas en Calle Uruguay, área residencial transformada en comercial.

Durante el día la entrada y salida de vehículos es constante, y la tarifa se establece por minutos. En las horas de la noche el precio del estacionamiento se fija en cinco dólares.

Metro Parking, uno de los pioneros en este negocio en la ciudad, está acondicionando nuevas plazas de aparcamiento en las áreas de mayor concentración de vehículos, espacios que en su mayoría están reservados.

El negocio es redondo si se toma en cuenta que en esta zona de la capital se concentra la mayoría de los centros de diversión nocturna y la falta de espacio se ha agravado, asegura el dependiente de uno de estos parques privados.

En el centro de la ciudad es donde se observa la mayor cantidad de vehículos estacionados a ambos lados de las calles y avenidas, ocupando los carriles de circulación.

Soterrados

Por su lado, la Alcaldía de Panamá adelanta dos proyectos que aliviarían la falta de estacionamientos a corto y mediano palazo.

Se trata del pago de incentivos a los dueños de lotes baldíos y la construcción de estacionamientos soterrados en parques de la ciudad.

La propuesta consiste en levantar el área de terreno de un parque, y en ese espacio cimentar niveles de estacionamientos soterrados.

Después de poner uno encima de otro, sobre el último se extiende una losa de concreto y en la superficie de esta se asienta nuevamente la estructura del parque.

Once plazas para trabajar a corto plazo han sido identificadas por el Municipio para este proyecto. Entre ellas parque Urraca (Bella Vista), Andrés Bello (Vía Argentina), Plaza Bolívar (San Felipe), parque Harry Strunz (Calle 50) y el parque Porras (Bella Vista), entre otros.

Se trabaja en la elaboración del pliego de condiciones y se estima que a mediados de julio se convoque al acto público para la adjudicación del contrato de construcción y administración de los estacionamientos soterrados, informó la alcaldesa capitalina, Roxana Méndez.

Los encargados de los pliegos de condiciones analizan que los precios por el servicio de estacionamientos sea atractivo para los inversionistas y los usuarios.

“El costo de estos estacionamientos estaría entre 50 centésimos y 1 dólar la hora”, comentó Méndez.

En los incentivos a los dueños de lotes baldíos, el plan contempla un paquete que incluye un pago por arrendamiento, adecuación del terreno, cercado, seguridad, administración y exoneración de impuestos para el pago de permisos en los trámites cuando se desarrolle un proyecto de construcción.

Lo que se busca es alquilar estos espacios hasta que los dueños ocupen los terrenos en alguna construcción.

Según la Alcaldía, de concretarse estos planes, se dispondría de 5 mil nuevos estacionamientos en la ciudad que se sumarían a los mil 500 existentes.

La servidumbre no le pertenece a particulares

Los bordes de las calles, que algunos particulares defienden como parte de su propiedad, son de uso común. El artículo cuarto del Decreto Alcaldicio No. 792 del 31 de agosto de 2009 prohíbe la colocación de postes, cadenas, pintura y cualquier otra modificación a las estructuras existentes en los bordes y laterales de las calles, avenidas, salvo las señales de tránsito. Las multas por esta práctica varían entre 250 a mil dólares.

La prohibición legal queda sin efecto cuando el comerciante suscribe un contrato de arrendamiento con el Municipio, a 50 dólares mensuales por cada espacio que requiera.

En la práctica muchos dueños de locales sin contrato de estacionamiento exclusivo con el Municipio se adueñan de la servidumbre. Los casos más frecuentes se observan en algunos comercios que operan a orillas de la servidumbre de la vía España, Bella Vista, San Francisco y Betania, manifestó Orestes Vergara, jefe del departamento de estacionamientos del Municipio de Panamá.

El contribuyente debe solicitarle al “supuesto dueño” el recibo del pago municipal al mes vigente de ese estacionamiento exclusivo, y de no tenerlo el conductor puede hacer uso del espacio e incluso denunciarlo en el departamento de Legal y Justicia del Municipio, explicó el funcionario.

Una vez se hace la denuncia el Municipio le envía una orden de citación y a su vez el departamento de Ingeniería hace una inspección para determinar cuál es el espacio de servidumbre. Las distancias varían según las calles y corregimientos.

El mínimo que debe quedar libre desde el borde de la carretera debe ser de un metro con 20 centímetros.

Aet Elisa Tejera

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código