ENFOQUE

ENFOQUE: Legumbres: sostenibilidad y nutrición

Israel Ríos*

OPINIÓN

En países en vías de desarrollo y en las regiones más pobres del mundo, las legumbres son, quizás, la única fuente de proteínas y nutrientes esenciales a las cuales la población tiene acceso. Además, las legumbres son consideradas un aliado importante en la ayuda humanitaria de emergencia incluyéndose como un componente de la canasta alimentaria junto a otros alimentos.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el año 2016 como el Año Internacional de las Legumbres, tomando en consideración que estos alimentos son una fuente esencial de proteínas y aminoácidos de origen vegetal para la población de todo el mundo.

Se consideran legumbres a las semillas secas, parte de las familias de las leguminosas. En Panamá son llamadas menestras. Las variedades más comunes de legumbres en nuestro país son los frijoles en todas sus variedades, las arvejas, porotos, guandú seco y lentejas. Además, se incluyen como legumbres el garbanzo y las habas. Estos alimentos son una fuente importante de energía y proteína vegetal libre de grasa, así como también fuente de fibra y de múltiples micronutrientes.

Las organizaciones de salud alrededor del mundo recomiendan consumir legumbres como parte de una alimentación saludable, particularmente porque tienen un rol importante en la prevención de enfermedades como diabetes, cáncer y enfermedades cardiovasculares. Las menestras además favorecen el control de peso ya que dan mayor saciedad, regulan los niveles de azúcar en la sangre y evitan la acumulación de grasa a nivel abdominal.

Cada 100 gramos de porotos crudos contiene 22 gramos de proteínas. El frijol chiricano, por su parte, contiene 21 gramos y las lentejas contienen 26 gramos. En cuanto a las grasas, estas tres menestras aportan tan solo un gramo. Mientras que de fibra, el aporte está entre 15 y 30 gramos por cada 100 gramos de menestra cruda.

De acuerdo a la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), las legumbres contribuyen a la seguridad alimentaria y nutricional, en especial entre los más vulnerables, y forman parte de los sistemas alimentarios sostenibles. Los agricultores familiares pueden consumir y comercializar las menestras que producen y emplear los residuos de los cultivos como forraje para los animales o para fertilizar los suelos. Es así que las legumbres promueven la agricultura sostenible y contribuyen con la adaptación a los embates del cambio climático. Asimismo, las legumbres pueden mejorar la fertilidad de los suelos y hacer que la tierra sea más productiva.

La producción de menestras como parte de los sistemas alimentarios sostenibles es amigable con el medio ambiente, pues requiere una menor cantidad de agua y agroquímicos en comparación con cualquier otro cultivo. Su capacidad para fijar nitrógeno del suelo también representa una menor huella de carbono, convirtiéndolas en una de las fuentes alimentarias ambientalmente más sostenible.

En resumen, las menestras pueden ser llamadas un súper alimento, pues tienen beneficios nutricionales, para la salud y medioambientales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código