ENFOQUE

ENFOQUE: Producir alimentos de forma sostenible

Alfredo Mayen*

OPINIÓN

La población del mundo crece y se estima que para el año 2050 alcanzaremos la cifra de 9 mil millones de habitantes. Ante este panorama el reto no es solo cómo alimentar a una mayor cantidad de personas, sino cómo producir 70% más de alimentos, de manera sostenible.

De igual forma, el cambio climático, la limitación de los recursos naturales agrícolas, los altos niveles de pérdidas y desperdicios de alimentos y la alta volatilidad de precios de los alimentos afectan el futuro de la producción.

Ante este desafío, se requiere impulsar sistemas agrícolas verdaderamente sostenibles que puedan satisfacer las necesidades futuras de alimentos del mundo y nada se acerca más al paradigma de la producción sostenible de alimentos que la agricultura familiar.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), la agricultura familiar es responsable de la producción de más del 80% de los alimentos para consumo local en América Latina y el Caribe, y es también el principal generador de empleo rural.

Pero la realidad es que muchos agricultores familiares, especialmente los productores de subsistencia, son parte del 70% de la población mundial de las zonas rurales que padece inseguridad alimentaria, no tiene acceso a mercados ni a recursos financieros, tecnológicos o de innovación.

Esto significa que los agricultores familiares tienen todavía un gran potencial que pueden alcanzar con la ayuda adecuada.

En Panamá, las estadísticas del Ministerio de Desarrollo Agropecuario y de la Contraloría General de la República señalan que existen 246 mil agricultores, de los cuales se estima 80% son agricultores familiares. Sin embargo, el país aún no cuenta con un registro de los mismos.

En este sentido, el programa “Mesoamérica sin hambre”, impulsado por la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la FAO en los países de Centroamérica, República Dominicana y Colombia, promueve como uno de sus principales ejes el fortalecimiento de la institucionalidad y de las políticas públicas para la agricultura familiar.

En Panamá, “Mesoamérica sin hambre” trabaja en conjunto con el Gobierno para impulsar la definición, el establecimiento y la puesta en marcha de un marco político-institucional que permita el apoyo efectivo y diferenciado de los agricultores familiares, a través de un plan estratégico y de una ley que respalde su implementación.

El desarrollo de este plan requiere un trabajo previo de caracterización de los agricultores familiares que permita identificar sus potencialidades, elementos diferenciadores y necesidades específicas.

De esta manera, con base en una metodología consensuada entre ministerios, instituciones, sociedad civil, productores y representantes de pueblos indígenas, actualmente se realiza el primer levantamiento de información a lo largo de todo el país.

En este sentido, podemos afirmar que en Panamá se ha dado un gran paso para impulsar el desarrollo de la agricultura familiar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código