ENFOQUE

ENFOQUE: El agro, sin rumbo fijo

Anibal Fossatti Carrillo*

OPINIÓN

Una esperanza se vislumbró en el agro cuando el 26 de octubre de 2013 el sector agropecuario firmó, junto a los candidatos presidenciales de la última contienda electoral, el Pacto Azuero. Allí quedó plasmado en primera instancia declarar el agro como prioridad en este país. Se pretendía que la seguridad y soberanía alimentaria fueran ejes transversales de desarrollo del sector en un país que en los últimos años registra el mayor crecimiento económico de Centroamérica, pero también una creciente dependencia de las importaciones de alimentos.

Después de mayo 2014, ya con un nuevo gobierno se abrigó la esperanza de que Juan Carlos Varela, presidente de la República hiciera cumplir su promesa que se firmó en este acuerdo. Fue en ese entonces durante el pacto por el agro, donde anunció medidas que ya sabemos no son las más cónsonas con la problemática del sector agropecuario. Designó como ministro del ramo a un productor, el doctor Jorge Arango, una persona de honor y sensible, pero que, como sabemos, solo no podrá solucionar la crisis del sector. Arango convive con un sector en agonía, pero con pocas alternativas de solución debido a que en algún momento pensó dejarse guiar por el Consejo consultivo, que creó y que no ha dado, al menos hasta ahora, los resultados esperados. Será que el agro tiene monopolios u oligopolios desde los insumos, las agroindustrias y en los negocios de importaciones, cuando no se utiliza la Bolsa Nacional de Productos para la comercialización. Los gremios de profesionales de las ciencias agrícolas le recomendamos al jefe de la cartera agropecuaria que se hiciera una reingeniería en las instituciones del sector. Sin embargo, ya vemos que estas entidades se han convertido en comodines para cumplir con algunos compromisos electorales, donde incluso se nombraron personas no idóneas y que están usurpando la profesión de las ciencias agrícolas y que responden más al Presidente de la República que al ministro de la cartera.

Ya se empieza a ver la falta de coherencia en la política del agro, han seguido con el mismo librito de los gobiernos anteriores, y aunque se ha maquillado con subsidios los problemas reales del sector agropecuario siguen latentes.

El Colegio de Ingenieros Agrónomos de Panamá (Cinap), de forma responsable ha dado varias recomendaciones en temas de regencia agropecuaria y agroquímicos. Ahora se está recomendando abrir de forma permanente un diálogo nacional por el agro, donde en un tiempo no mayor de tres meses se conozca el rumbo de este sector y no se siga improvisando con leyes como la del Banco de Desarrollo Agropecuario y posibles modificaciones al Instituto de Mercadeo Agropecuarios donde todo se resume en un cobro coactivo a los ya golpeados productores.

No limitemos al agricultor y su familia que día a día sabe la problemática que los priva de un verdadero desarrollo. Llevemos conocimientos y démosles las herramientas adecuadas para iniciar la transformación del agro panameño en bien de la alimentación y soberanía de este grandioso país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código