ENFOQUE

ENFOQUE: Las avenidas del progreso

OPINIÓN

El viernes 24 de enero de 2014 en este mismo espacio fue publicado un artículo titulado “Los surcos traicionados” que por error apareció como de mi autoría, ya que lo enviamos desde mi correo electrónico a la redacción del diario libre de Panamá, La Prensa. En realidad el artículo es de Luis Martínez Mendieta, quien es un dirigente de nuestro gremio la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan) y doctor en ciencias políticas de la Universidad de Florencia, Italia.

Hecha esta obligada aclaración, ya que son mucho más los comentarios buenos que inmerecidamente he recibido, paso a exponer mi punto de vista sobre el futuro del sector agropecuario.

Coincido con Martínez Mendieta en “que los gobiernos que han dirigido el Estado, fallaron al estar guiados por una clase política que nos impuso un concepto de desarrollo equivocado”, pero pienso que lo hicieron convencidos de que la agricultura y la ganadería no servían a los propósitos de tener alta y sostenida tasa de crecimiento económico. Considero que tienen razón, ya que de ninguna manera los panameños podemos aspirar a tener grandes extensiones de a lo sumo dos determinados cultivos con economías de escala, que permitan altos niveles de productividad que conduzcan a satisfacer la pequeña demanda interna y tener grandes excedentes exportables. Por ejemplo, ahora nos sorprendemos de tener más de cinco mil hectáreas cultivadas de palma africana, sin embargo, solo fue posible después que esas tierras dejaron de ser cultivadas de banano.

No obstante tener serias limitaciones de tierras fértiles, la realidad es que en el sector rural de nuestro país vive el 32%, o sea un tercio de la población panameña. Por otra parte, el sector agropecuario continúa ocupando el 12.9% de la población económicamente activa, solo superado por el sector de comercio al por mayor y menor que representó el 19.3% del total de la población ocupada, según el censo de Población y Vivienda de 2010.

He allí donde está la equivocación de los políticos que gobierno tras gobierno han ejecutado una política de Estado para el sector agropecuario, fincada en la esperanza de construir empresas agropecuarias grandes, cuando la realidad de nuestro campo es que está en manos de pequeños productores, tal como lo afirma Martínez Mendieta. En este afán lo único que han logrado es subir los precios de la tierra a niveles nunca imaginados, lo que implica tener que vender caro su producción; el mejor y más reciente ejemplo es el del etanol.

La producción agropecuaria está en manos de pequeños y medianos productores, es por ello que las avenidas del progreso para nuestro sector están en entender esta realidad y facilitarle el acceso a los medios que le permitan generar sus propias oportunidades, para ser más productivos y generar productos de valor agregado.

Como dice Martínez Mendieta “solo nosotros con nuestras organizaciones podremos cambiar el rumbo que nos han fijado los políticos mentirosos, por eso en este año electoral, dile no a los que pretenden continuar aprovechándose de nuestras necesidades”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CUATRO APREHENSIONES Ventura Ceballos irá este viernes a audiencia

En la actualidad permanece en una celda de alta seguridad, cuyo paradero no ha sido informado a la ciudadanía, debido a sus dos fugas anteriores.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código