Mañana: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

ENFOQUE

ENFOQUE: La ciudad que tenemos

Enrique pesántez*

OPINIÓN

El Panamá que tenemos no podemos taparlo con un dedo ni con las manos. Es una ciudad impresionante, no solo por sus edificaciones, sino por su actividad, modo de vida, libertad de movimiento, sus negocios y sobre todas las cosas, es una ciudad que tiene ese calor humano que a todos nos gusta. Sin embargo, no hay nada perfecto.

Hemos vivido un crecimiento espontáneo, sin controles y nos estamos convirtiendo en una ciudad donde se estila la ley del juega vivo, el voy por fuera. Es un frenesí de acciones que si al nacional le incomoda, qué podemos decir del extranjero que nos visita por primera vez. Al momento de alquilar un automóvil hay que tener nervios de acero, especialmente en la ciudad, aunque el interior también hay que tener cuidado. A lo largo de la carretera Interamericana uno se encuentra vehículos en el carril izquierdo sin tomar en cuenta que el automóvil de atrás desea rebasarlo, provocando colas. Y si hay tranque, entonces los más apurados utilizan  el hombro de la carretera, en forma irresponsable, a velocidades inadmisibles. Si decide conducir de noche es mejor que tenga una buena vista y sentido de seguridad, porque pocos son los conductores que cambian las luces para que no molesten a los demás.

Buscar una dirección en cualquier punto de la ciudad es toda una tragedia, no tenemos una nomenclatura responsable, nombres de calles. La numeración de las mismas es casi nula y qué decir del estado de algunas avenidas, hay hoyos que pueden sorprender al más diestro al volante. Qué decir de las alcantarillas que no tienen su respectiva tapa. Los conductores suelen parar los autos en medio de las calles y avenidas creando trancones de terror; la ausencia de policías de Tránsito es notable.

El Estado está promoviendo el desarrollo del país sin ejercer autoridad. Nos llevará años enderezar y organizar todas nuestras ciudades en el país. 

Las alcaldías tienen una gran responsabilidad en esta materia; en lugar de dedicarse al populismo, deberían poner orden en todo lo vinculado con el ornato, embellecimiento de barrios, zonas comerciales, velar porque existan aceras y áreas de estacionamiento, colocar baños públicos en puntos estratégicos de la ciudad y en el interior.

Un alcalde responsable es el que logra poner mano fuerte como autoridad en la organización de comunidades, obligando a la población a ser más responsable en el medio en que reside.  Un ejemplo es Portobelo, Colón, donde los turistas pagan un dólar para mantener limpia la comunidad, pero en la práctica no se ven estos resultados.  La transparencia en la gestión pública se verá rápidamente en los resultados no solo en beneficios en la población, sino también en el ámbito turístico. Depende de nosotros mostrar nuestra mejor cara para que los visitantes quieran regresar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código