FRACASA DIÁLOGO ENTRE OBAMA Y CONGRESISTAS

EU aplicará recortes en gasto público

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo que Obama y los demócratas exigen un mayor aumento tributario para más gasto como estímulo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los republicanos fracasaron ayer en el último intento por evitar los recortes del gasto público que entraron en vigor en la medianoche, y el mandatario reiteró que esa medida causará un dolor “real” a muchas familias, pero también dijo que “no va a ser el apocalipsis”.

Tras una reunión a puerta cerrada en la Casa Blanca, Obama compareció ante la prensa y culpó a los republicanos en el Congreso de la inevitabilidad de los recortes “arbitrarios”, mientras estos insistieron en que no van a apoyar los nuevos aumentos impositivos que reclama el Gobierno.

“No todo el mundo va a sentir el dolor de los recortes de inmediato, pero el dolor será real. A partir de la próxima semana muchas familias de clase media verán sus vidas perturbadas de una manera significativa”, indicó Obama tras reunirse con los líderes demócratas y republicanos en el Congreso.

Según Obama, los recortes, valorados en más de 85 mil millones de dólares y que se aplicarán paulatinamente en los próximos meses, supondrán la pérdida de 750 mil empleos y la reducción de medio punto porcentual en el crecimiento del PIB.

No obstante, el presidente trató luego de rebajar la alarma y dijo que el país saldrá adelante y que “no va a ser el apocalipsis”.

“Esto no es una victoria para nadie. Es una pérdida para todo el pueblo estadounidense”, enfatizó Obama sobre la inminente aplicación de los recortes, pactados en el Congreso en 2011 entre demócratas y republicanos para forzar un pacto de largo alcance sobre la reducción del elevado déficit público -superior al 8% en 2012- que aún no ha llegado.

El principal escollo de las negociaciones está en que los republicanos consideran que el gasto del Gobierno es excesivo y hay que recortarlo más, mientras los demócratas persiguen una reforma fiscal para aumentar los ingresos del Estado, a la que los conservadores se oponen.

“La discusión sobre los ingresos, en mi opinión, ha terminado. Se trata de asumir el problema del gasto”, explicó a los periodistas el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, al término de la reunión con Obama.

Boehner recordó que ya hubo una subida impositiva en enero, en referencia al acuerdo logrado para aumentar la carga tributaria a los ingresos superiores a los 400 mil - 450 mil dólares anuales dentro de las negociaciones que evitaron el llamado “precipicio fiscal”.

Una periodista preguntó a Obama por qué no “encerraba a los líderes del Congreso en una habitación” hasta que llegaran a un acuerdo sobre los recortes, recogiendo así el malestar que existe entre los ciudadanos por la inacción de la clase política, según reflejan las encuestas.

“No soy un dictador, soy el presidente”, respondió Obama, quien añadió, haciendo referencia a la película Star Wars, que no puede hacer como un Jedi y traer a los republicanos al lado luminoso de la fuerza para “convencerlos de que hagan lo correcto”.

El presidente afirmó, además, que lo mejor que puede hacer es continuar insistiendo en “arreglar la situación”, así como “hablar al pueblo estadounidense acerca de las consecuencias de las decisiones que el Congreso está tomando o de su falta de decisión”.

El propio Obama y la Casa Blanca lanzaron hace unos días una campaña para alertar del impacto de los recortes con advertencias de que habrá problemas en el tráfico aéreo, bajas forzosas para muchos empleados federales y mermas en servicios vinculados a la educación y la seguridad nacional.

“La reducción del déficit es parte importante de nuestra agenda, pero no la única”, remarcó también Obama, al prometer que no va a dejar que el “estancamiento político” en torno al tema presupuestario impida seguir trabajando con los republicanos en otras áreas.

Como ejemplos de otras cuestiones prioritarias en su agenda, Obama citó los esfuerzos por lograr un mayor control de las armas y subir el salario mínimo interprofesional, al igual que el diálogo con los republicanos sobre la reforma migratoria, que “sigue adelante”.

Por su parte, Boehner se mostró dispuesto a trabajar para garantizar la financiación del Gobierno para el resto del año fiscal y evitar así el próximo 27 de marzo, cuando se agota buena parte de los fondos, un cierre parcial de las operaciones de la administración.

La Ley, aprobada por el Congreso el 2 de enero, simplemente dice que “el 1 de marzo de 2013, el presidente debe ordenar un embargo del año fiscal 2013”.

Aunque Obama tenía esperanza de que se alcanzara un acuerdo, cerca del mediodía de ayer concluyó la reunión sin cambiar la medida.

El Senado desechó el jueves los planes de último minuto para bloquear la aplicación de las reducciones al gasto fiscal, mientras el presidente Obama y los republicanos se culpaban mutuamente por el más reciente estancamiento, y el Gobierno se preparaba para poner en vigencia los temidos recortes.

Tan obcecados se hallaban ambos partidos en sus posturas que el capellán del Senado, Barry Black, inició la sesión con una plegaria que imploraba la intervención de un poder supremo para aplacar el efecto de los recortes. “Manifiéstate, ¡oh, Señor!, y sálvanos de nosotros mismos”, dijo en referencia a los recortes.

El impacto inmediato de las reducciones sobre el público era incierto, y el Gobierno se abstuvo de reiterar sus advertencias iniciales de que se verían largas colas en los aeropuertos y que el despido de los maestros podría afectar a las escuelas.

En el Senado una propuesta republicana, la cual requería que Obama propusiera recortes alternativos que pudieran provocar menos interrupción de servicios esenciales del Estado, fracasó con la oposición de una mayoría demócrata 62-38.

Momentos después, una alternativa demócrata de extender los recortes durante una década y reemplazar la mitad con un aumento de impuestos a los millonarios y a las corporaciones ganó por una diferencia mínima de 51-49, pero no contó con los 60 votos necesarios para la aprobación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código