corrupción

Empresas alemanas, bajo la lupa en Grecia

Siemens habría pagado $80 millones en sobornos para hacerse con el contrato para digitalizar las telecomunicaciones en Grecia.
Tribunales griegos exigen a Alemania que extradite a directivos de Siemens para que sean procesados. Tribunales griegos exigen a Alemania que extradite a directivos de Siemens para que sean procesados.
Tribunales griegos exigen a Alemania que extradite a directivos de Siemens para que sean procesados.

Siemens, Daimler, Rheinmetall, los buques insignia industriales que han contribuido a la reputación de la economía alemana, están inmersos en corrupción a gran escala en Grecia, país al que Alemania no deja de echar en cara sus prácticas fraudulentas.

Todavía no hay fecha para la comparecencia de 19 antiguos directivos del conglomerado alemán Siemens ante la justicia griega, pero ya se anuncia como uno de los procesos financieros más importantes de la década en Grecia.

Sesenta y cuatro personas están acusadas de corrupción pasiva y activa y blanqueo de dinero en el marco de un gigantesco caso de sobornos pagados para acceder al jugoso mercado público.

Se trata del mayor escándalo que implica a una empresa en la historia de la posguerra de Grecia, según la organización estadounidense CorpWatch, que escruta las prácticas de las empresas.

La instrucción habrá durado nueve años y 2 mil 368 páginas. El grupo bávaro, que mantiene vínculos con Grecia desde el siglo XIX, está acusado de pagar a diferentes responsables para obtener el gran proyecto de la modernización de la red telefónica griega a finales de los años 90.

En total, Siemens habría pagado 80 millones de dólares en sobornos para hacerse con el contrato para digitalizar la empresa de telecomunicaciones griega OTE.

Entre los acusados se encuentra el antiguo directivo de Siemens en Grecia, Michalis Christoforakos. Pero es poco probable que este germano griego de 62 años se siente en el banquillo.

Refugiado en Baviera desde su huida de Grecia en 2009, la justicia alemana rechaza categóricamente su extradición, arguyendo que los hechos han prescrito.

Las relaciones ya difíciles entre Alemania y Grecia no han mejorado con esta decisión. El testimonio de esta persona sería vital para el proceso Siemens en Atenas, dijo la presidenta del Parlamento griego, Zoé Konstantopoulou.

Pero se trata sobre todo de un asunto judicial que demuestra que hay un doble discurso de Alemania, según ella. Siemens también estaría implicado en un caso de corrupción relacionado con el sistema de seguridad de los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004, según una investigación en curso.

A Alemania le gusta el papel de alumno aplicado de Europa, concienzudo y serio. Y no duda en recordar la imagen de Grecia de un país gangrenado por la malversación de dinero público, como si la corrupción fuera un atavismo nacional.

Según la oenegé Transparency International, que realiza un índice de percepción de la corrupción, Grecia sigue siendo el mal alumno de Europa aunque ha hecho avances notables desde la crisis.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código