VALOR RAZONABLE

Endeudarse y desendeudarse

OPINIÓN

Es ampliamente conocido que el factor dominante en las economías de los países desarrollados es el enorme inventario de deuda pública y privada que han acumulado.

En Estados Unidos (EU), por ejemplo, la relación deuda/PIB en su interpretación más favorable ya anda por 90%, lo más alto desde 1930. Si sumamos la deuda de los estados y municipios, considerados “too big to fail” se va a 130%. Ello dejando por fuera los llamados “entitlements” (atención médica y pensiones), que son la verdadera ruina de Uncle Sam. Por el lado de los consumidores, el endeudamiento también está en el rango de 90% del PIB.

Los otros países desarrollados no están mejor, al punto de que EU mantiene su rol como refugio. Los países emergentes tienen algunos puntos a favor, pero mantienen grandes vulnerabilidades.

En 2008, tras unos 25 años de endeudamiento acelerado, se llegó a un punto de saturación o intolerancia, donde el público inversionista comenzó a desconfiar en forma generalizada y a dejar de participar. Para muchos, este momento marca el inicio de un período de desendeudamiento que puede durar algo como 10 años y que con toda seguridad tendrá un impacto severo en los ahorristas e, inclusive, en la política, las relaciones internacionales y la calidad de vida de la población en general.

Abundan en la historia los episodios de alto endeudamiento, y una y otra vez se resuelven de la misma manera. Las conclusiones de un estudio realizado por los economistas Rogoff y Castellanos sobre los procesos de desendeudamiento son las siguientes: 1) los países muy rara vez salen de un exceso de deuda por la vía de crecimiento alto, todo lo contrario, el exceso de deuda y su reducción correlacionan con crecimiento muy bajo y alto desempleo.

2) la austeridad, impuestos altos y reducción del gasto siempre forman parte del plan, pero nunca es suficiente.

3) los países endeudados en una moneda que no controlan, se ven obligados a hacer default en alguna medida, “donde hay mucha deuda siempre hay default”.

4) los países endeudados en su propia moneda pueden destruir el stock de deuda por medio de inflación.

En EU la expectativa es que las tasas de interés nominales se mantengan artificialmente bajas y por debajo de la inflación por muchos años, lo que representa una especie de impuesto a los ahorristas y reduce la deuda “real” un par de puntos porcentuales año tras año. Esta práctica forma parte del conjunto de medidas conocidas como “represión financiera”, que también puede llegar a incluir controles de capital y forzar a audiencias cautivas (bancos, fondos de pensiones, etc.) a comprar bonos soberanos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código