Productores descartan escasez

Especulaciones en precios de alimentos

En los últimos 15 días los precios de los vegetales y legumbres han marcado un incremento de precios entre 25 centésimos y 75 centésimos.

Las lluvias registradas en los últimos 15 días en tierras altas, provincia de Chiriquí, y la especulación por la llegada de las fiestas patrias y celebración de fin de años han provocado que los vegetales y hortalizas se encarezcan en un 125%.

A escasos 11 días de entrar el mes de noviembre ya se registran las primeras alzas en los precios de venta a los consumidores, que oscilan entre 25 centésimos y 75 centésimos, dependiendo del producto.

En los últimos dos años las variaciones climáticas han afectado los cultivos entre octubre y diciembre, sin embargo esto no justifica la especulación en los precios de los alimentos al consumidos, advirtió Hernán Cortez, de la Asociación de Productores Agropecuarios de Chiriquí.

Cuando la mercancía llega al mercado de abastos entran en juego pequeños y grandes comerciantes, que se encargan de abastecer a las abarroterías, supermercados y al consumidor directamente.

En este eslabón, según los productores, es donde empieza una brutal especulación, mientras que los productores en tierras altas, asegura Cortez, pierden sus cosechas o las tienen que vender a precio de costo.

La diferencia de precios es evidente. Por ejemplo, una libra de papa en campo la vende el productor a 30 centésimos, mientras que el consumidor la compra en la ciudad entre 67 y 80 centésimos, precio que podría subir a un dólar en diciembre, según algunos comerciantes.

José Guardia, propietario de un puesto de venta de legumbres, frutas y granos en la Ricardo J. Alfaro, asegura que los precios de los alimentos siempre suben en los dos últimos meses del año, porque hay más dinero en la calle.

Este es un mercado de libre oferta y demanda y el precio de los productores varía mucho en comparación con el mercado de abastos.

El 80% de la producción de tierras altas se comercializa en el mercado de abastos en la ciudad capital, pero pocos consumidores se suplen directamente en este recinto por el deterioro de las infraestructuras.

Papa, cebolla, lechuga, zanahoria, brócoli y remolacha son los principales alimentos que han subido de precio por las distorsiones en la cadena de comercialización.

Los principales especuladores en los precios de las legumbres, frutas y hortalizas son los comerciantes asiáticos dueños de abarroterías y supermercados, denunció Yoris Morales, presidente de la Asociación de Productores y Comercializadores Agrícolas del mercado de abastos.

Por más de dos meses el precio de la libra de zanahoria en el mercado de abastos se ha fijado en 20 centésimos, mientras que los minoristas la venden entre 80 centésimos y un dólar, precios que no se justifican.

Algunos comerciantes que aspiraban ganar 60 dólares compraban tres sacos de zanahoria, pero ahora solo compran uno y sacan la misma ganancia, dijo Morales.

Esta práctica, señaló, afecta al productor y al consumidor. El agricultor se enfrenta a altos costos de producción y a precios bajos por su cosecha, y los consumidores continúan pagando una canasta básica de alimentos costosa.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código