finanzas públicas

FAP no recibiría aportes del Canal

El instrumento de ahorro se creó con la intención de ahorrar parte de los ingresos generados por la vía, pero esto no sucederá a mediano plazo.

Temas:

Los aportes del Canal de Panamá al Estado ascenderán desde mil 630 millones de dólares en 2018 a 2 mil 10 millones de dólares en 2022, según las proyecciones del Ministerio de Economía y Finanzas. Los aportes del Canal de Panamá al Estado ascenderán desde mil 630 millones de dólares en 2018 a 2 mil 10 millones de dólares en 2022, según las proyecciones del Ministerio de Economía y Finanzas.
Los aportes del Canal de Panamá al Estado ascenderán desde mil 630 millones de dólares en 2018 a 2 mil 10 millones de dólares en 2022, según las proyecciones del Ministerio de Economía y Finanzas. Luis García

Las proyecciones macroeconómicas, efectuadas por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para los próximos cinco años, revelan que el Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) no recibirá ingresos adicionales procedentes de los aportes al Estado del Canal de Panamá.

El instrumento de ahorro nació como heredero del Fondo Fiduciario para el Desarrollo, que se creó con los recursos generados por los procesos de privatización de la década de 1990.

Al cierre de 2016, el patrimonio total del FAP suma mil 283 millones de dólares.

La principal fuente de ingresos para el fondo serían los aportes generados por el Canal de Panamá a partir de la entrada en operación del tercer juego de esclusas, y ese colchón se utilizaría en caso de una catástrofe o para impulsar la economía en momentos de una fuerte desaceleración o de recesión.

La regla de acumulación señala que toda contribución del Canal al Estado por encima del 3.5% del producto interno bruto (PIB) se derivaría al FAP.

“El Canal va a generar caja que se usará para que los gobiernos de turno ejecuten planes de gastos e inversión. Lastimosamente, no habrá aporte al ahorro”.

Carlos Araúz Economista

La realidad es que esa cifra va a ser difícilmente alcanzable, dado el ritmo de crecimiento de la economía nacional y que los aportes del Canal serán inferiores a lo previsto hace una década.

En las proyecciones macroeconómicas para los próximos cinco años, expresadas en el Marco Fiscal de Mediano Plazo 2018-2022, el MEF estima que los aportes del Canal al Estado serán de mil 630 millones de dólares en 2018 e irán creciendo paulatinamente hasta 2 mil 10 millones de dólares en 2022.

En 2018, el aporte equivaldrá al 2.6% del PIB que se proyecta para ese año, y en 2022 la cifra caerá hasta un 2.2%. Esto significa que el Gobierno prevé que el FAP no va a recibir aportes adicionales producto de los ingresos generados por el Canal de Panamá en los próximos cinco años.

El economista Carlos Araúz comentó que el Canal “va a generar caja que se usará para que los gobiernos de turno ejecuten planes de gastos e inversión. Lastimosamente, no habrá aporte al ahorro. Es como el jefe de familia que es promovido y procede a gastar lo logrado en lugar de ahorrar o invertir”.

MÁS GASTO

Como los aportes del Canal serán inferiores al 3.5% del PIB, la Ley de Responsabilidad Social Fiscal permite al Gobierno elevar el endeudamiento para reemplazar esa supuesta falta de ingreso.

FAP no recibiría aportes del Canal Expandir Imagen
FAP no recibiría aportes del Canal

Aunque la norma establece un límite de déficit de 0.5% sobre el PIB para los próximos años, el Estado tendrá una oportunidad de elevar los déficits reales por encima de ese nivel por una modificación que se hizo en 2012 a la Ley de Responsabilidad Social Fiscal cuando se creó el Fondo de Ahorro de Panamá.

Se permite un ajuste al balance fiscal si los aportes del Canal al Estado no llegan a ese 3.5%. Por ejemplo, si un año los aportes del Canal equivalen a 2.5% del PIB, el MEF podrá elevar el gasto en 1% adicional. Es decir, la diferencia hasta el 3.5%.

Así se conseguirá que el déficit fiscal ajustado cumpla sobre el papel la regla de no superar el 0.5% del PIB.

El Gobierno ha utilizado este mecanismo desde 2015 y las proyecciones hasta 2022 revelan que lo seguirá haciendo. Solo en 2018 se contempla un ajuste de 599 millones de dólares para llevar el déficit real del sector público no financiero, que será de 917 millones de dólares (1.4% del PIB), a un déficit ajustado de 318 millones de dólares (0.5% del PIB).

La operación se repetirá cada año con montos ascendentes. En 2022, se proyecta un déficit fiscal del sector público no financiero de mil 577 millones de dólares (1.8% del PIB), que será ajustado para llegar a un déficit de 450 millones (0.5% del PIB).

El economista Felipe Chapman señaló que en términos generales “el panorama que vemos a corto plazo es de estabilidad fiscal. No vemos ninguna amenaza latente para la estabilidad de las finanzas públicas”.

Sobre la falta de aportes al FAP y el hecho de que se permita un gasto adicional al establecido en los límites originales de la Ley de Responsabilidad Social Fiscal, Chapman dijo que “ya nos queda claro que ha sido una fórmula que no ha estado reflejando la realidad. Uno se pregunta si hace sentido mantenerla o de una vez por todas revisarla y ajustarla a la realidad que estamos viviendo y a la que se prevé que va a continuar a mediano plazo”.

Para el economista, esto permite “cumplir la ley a manera interna, pero quienes realmente siguen esto con celo, como inversionistas institucionales extranjeros, calificadoras de riesgo e instituciones multilaterales, continuamente han estado cuestionando la utilidad de la aplicación de esta fórmula”.

Araúz, por su parte, señaló que “lo prudente sería voluntariamente aportar al FAP como parte del presupuesto de la Nación”.

El año pasado el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, dijo que se estaba trabajando en una reforma a la Ley de Responsabilidad Social Fiscal que contemplaría la creación de un consejo fiscal y plantearía que los intereses generados por los activos del FAP sean reinvertidos en el propio instrumento de ahorro en lugar de que sean remitidos al Tesoro Nacional. No obstante, no se ha conocido mayor avance de este proyecto.

Si el FAP recibe los intereses que genera sería una forma de aumentar el ahorro nacional y elevar la capacidad de respuesta en caso de una catástrofe o una crisis económica.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código