INFORME

FMI: la región no crece

La baja se atribuye a la complicada situación de Brasil, un crecimiento menor al esperado en México y al debilitamiento en varias economías.
El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard (Der.), y la subjefa del Hemisferio Occidental del FMI, Oya Celasun. El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard (Der.), y la subjefa del Hemisferio Occidental del FMI, Oya Celasun.
El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard (Der.), y la subjefa del Hemisferio Occidental del FMI, Oya Celasun.

América Latina y el Caribe crecerá apenas 0.9% en 2015, un desempeño inferior al 2.9% de 2013 y el 1.3% de 2014, prevé el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe Proyección Económica Mundial (WEO, por sus siglas en inglés), divulgado ayer en Washington, Estados Unidos.

Este resultado se debe principalmente a la complicada situación de Brasil (se proyecta una caída en el producto interno bruto de 1% para este año), a un crecimiento menor al esperado en México y al debilitamiento en varias economías de una región que siente la caída de los precios de las materias primas. No obstante, para Centroamérica se prevén crecimientos robustos (4.2% en 2015 y 4.3% en 2016) por la positiva influencia de la economía estadounidense y la caída de los precios del petróleo.

En términos generales, se prevé un escenario de aceleración para las economías avanzadas y desaceleración para las emergentes, señaló el organismo.

Hay cuatro fuerzas que enmarcan la situación actual de la economía global: Las consecuencias de la crisis financiera y económica en Europa; la reducción del crecimiento potencial de la economía por envejecimiento de la población; el abaratamiento del precio del petróleo; y los movimientos en los tipos de cambio.

Para las economías avanzadas, principalmente importadoras, la consecuencia es un aumento del ingreso para los ciudadanos y del gasto, lo que tiene un efecto positivo.

Por su parte, los tipos de cambio están marcados por la apreciación del dólar respecto al euro y al yen. Esto es consecuencia de las diferentes políticas monetarias que implementan en cada zona. Estados Unidos salió del programa de estímulo financiero y se aproxima a una subida de las tasas de interés, mientras que Europa está iniciando un programa de compra masiva de deuda pública. Estas políticas, desde el punto de vista del FMI, son adecuadas teniendo en cuenta la situación de las economías.

A la zona euro (crecerá 1.5% en 2015 y 1.6% en 2016) le ayudará a ser más competitiva en sus exportaciones, mientras que Estados Unidos (3.1% en 2015 y 2016) tiene margen para compensar la apreciación del dólar, un escenario positivo para la economía global.

Los mercados emergentes y las economías en desarrollo crecerán 4.3% en 2015, un ritmo menor al 5% de 2013 y al 4.6% de 2014.

Blanchard dijo que el mayor riesgo macroeconómico que existía hace un año, una eventual recesión de Europa o de Japón, se ha atenuado. Aunque no ha desaparecido completamente, sí parece menos probable que se produzca, apuntó. No obstante se refirió al surgimiento de nuevos riesgos financieros por la situación cambiante de los precios del petróleo y de los tipos de cambio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código