Recursos del Estado

El Gobierno ´más rico´

En 2014, año de elecciones, el gasto operativo del Gobierno será de $9 mil 301.3 millones, equivalente al 52.5% del total.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202uYcMom.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202uYcMom.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202uYcMom.jpg

Ricardo Martinelli será el mandatario panameño que más recursos ha manejado en la historia del país. Solamente en su último año de gestión, el presupuesto ascenderá a $17 mil 732.9 millones, cifra que supera en mil 449 millones de dólares a la asignación del año previo.

Estos datos consolidan el gasto de todo el aparato estatal, incluyendo a las entidades descentralizadas, como la Caja de Seguro Social; a las empresas estatales, como Tocumen, S.A.; y a los intermediarios financieros, como el Banco Nacional de Panamá.

Del total del presupuesto de 2014, $9 mil 301.3 millones (52.5%) se destinarán a gasto corriente; es decir, pago de salarios y de las operaciones del Estado, y $8 mil 431.6 millones (47.5%) a gastos de capital, o sea las inversiones públicas.

Una comparación con los presupuestos que manejaron los antecesores de Martinelli en su último año de gestión demuestra el tamaño que ha adquirido el Estado durante este quinquenio.

En el presupuesto de 1999, el último año del gobierno de Ernesto Pérez Balladares, se contemplaron gastos corrientes por $3 mil 234.5 millones; es decir, casi tres veces menos que lo estipulado para el próximo año.

A inversiones se destinaron ese año mil 706 millones de dólares.

Cinco años más tarde, en el ocaso de la panameñista Mireya Moscoso, el presupuesto estatal total fue de poco más de $6 mil millones. Los gastos corrientes fueron de $3 mil 771.9 millones y los de inversión ascendieron a $2 mil 231.2 millones.

El gobierno de Martín Torrijos, que coincidió, como en el caso actual, con unos años de fuerte crecimiento económico, dispuso en su último año de gobierno de $5 mil 653 millones para gasto operativo y $4 mil 109.4 millones para inversiones.

La administración de Ricardo Martinelli ha elevado, considerablemente, el gasto en inversión –en 2014 se invertirá, en todo el aparato estatal, más del doble que en 2009–. No obstante, el gasto operativo ha crecido y sigue siendo más que el dinero que se destina a mantener el Gobierno y a pagar deuda que a realizar inversiones.

Esto es así, a pesar de las promesas electorales que se escucharon en 2009 sobre la búsqueda de un aparato estatal más liviano y eficiente.

En 2014, otro año de promesas, el Gobierno dispondrá del mayor presupuesto de gasto e inversión de la historia, cuando la maquinaria del Estado estará alistada en busca de la reelección del partido oficialista. Objetivo que también persiguieron sus predecesores, pero con menos recursos.

La utilización con fines electorales de los recursos públicos queda en evidencia cuando se observa la fecha de entrega de algunos de los proyectos más importantes de esta administración.

El Metro de Panamá, la obra insignia de Martinelli, debe culminarse en febrero de 2014, cuando faltarán apenas un par de meses para las elecciones.

Por su parte, algunos de los proyectos del reordenamiento vial se entregarán antes de la fecha pactada en los contratos (julio de 2014), de manera que Martinelli también podrá acudir al corte de la cinta y, en muchos casos, traspasar los pagos al próximo gobierno.

Crecimiento y deuda, el origen de los recursos

El aumento de los fondos públicos que ha manejado esta administración se explica, principalmente, por el crecimiento económico que ha experimentado el país en los últimos cinco años, la reforma fiscal que implementó el Gobierno en sus primeros años de gestión y por la contratación de deuda pública.

Solamente en 2012, el crecimiento fue de 10.7%, uno de los más altos del mundo. El dinamismo económico incide, directamente, en los ingresos del Gobierno en forma de impuestos. Ese mismo año, los ingresos tributarios aumentaron en mil millones de dólares.

En lugar de aprovechar ese crecimiento para balancear las cuentas públicas, el Gobierno ha inyectado más dinero a la economía, incurriendo en deuda como ninguno de sus predecesores. En 2014, cuando Martinelli abandone el poder, el país habrá acumulado una deuda superior a los $17 mil 200 millones, $1,200 millones más que al cierre de 2009.

Roberto González Jiménez

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código