POLÍTICA FISCAL DEL PAÍS

Inestable alza de la deuda

Desde 2012, el país ha comenzado a contratar deuda para pagar deuda, dejando el balance primario en negativo.

Economistas y analistas financieros de la plaza pidieron cautela y prudencia con el manejo de la deuda pública, luego de que se conociera que el saldo será de $17 mil 227 millones al cierre de 2014, el último año de la administración de Ricardo Martinelli.

En una entrevista con TVN, el presidente Martinelli replicó a este hecho indicando que la noticia lo dejaba “contento” y que “el endeudamiento debería ser 10 veces más”.

Esto indicaría que, a juicio del Presidente, el país debería seguir contratando más deuda, a pesar de los altos ingresos que está recaudando y los riesgos que experimentan todos los países de cara a la crisis económica mundial.

Hace dos años el Gobierno había proyectado que para 2014 la deuda ascendería a $14 mil 852 millones, pero a un año de que termine el actual mandato calculan que dejarán al país con una deuda 56% más grande que la que encontraron.

Según el economista Adolfo Quintero, el Gobierno no ha “establecido adecuadamente las prioridades para las inversiones. Debe ser más prudente de manera que no sigamos el camino de algunos países europeos, que si recuerda, tenían altas calificaciones en cuanto a su deuda”.

“Hoy, son esos países los que tienen problemas de deuda pública enormes,” apunta.

Igualmente notorio es el hecho de que en 2012, por primera vez, el balance primario de la deuda, que incluye el balance de la deuda sin el costo de financiamiento, fue negativo.

Esto indica que el país está contratando deuda nueva para hacer el servicio o pagar la deuda existente.

“Para enfrentar los pagos de intereses hemos tenido que contratar deuda”, resalta Quintero.

Similarmente, el país ha tenido que contratar deuda para enfrentar desastres naturales imprevisibles, ya que ha copado en varias ocasiones su flexibilidad crediticia producto de las dispensas del déficit público.

“Los desastres naturales se han tenido que enfrentar con más deuda y modificaciones a la ley de responsabilidad fiscal, en una economía como la de Panamá que tiene niveles de crecimiento a nivel mundial. Eso es cuestionable”, resaltó el economista.

Según Quintero, un país que busca la responsabilidad fiscal debe generar ahorros en “tiempos de bonanza para poder incentivar la economía después de períodos de bajo crecimiento económico. Si no, vamos a endeudarnos, comprometernos y dejaremos que a futuro se resuelvan estas situaciones”.

Para el banquero Carlos Araúz, lo importante sería aprovechar estos momentos para “reemplazar deuda más cara con deuda más económica y por un plazo más largo. Ahora contratamos deuda para servir deuda y eso es un juego peligroso, ya que los mercados internacionales te pueden dar una respuesta positiva hoy, pero eso puede cambiar a 12 meses.

Según Araúz, “es delicado lo que estamos viendo. Yo entiendo la proyección de crecimiento del Gobierno, pero es posible que eso no suceda”.

Araúz indicó que se debe prestar atención especial a los “componentes que están fuera de la hoja de balance, como los contratos de autopistas y aeropuertos”.

“La plata te puede costar mucho más en cuestión de meses. Se ven vientos positivos en Estados Unidos y todo eso nos afecta a nosotros, en particular si vemos una salida de capitales” que buscaría su regreso a EU.

El economista Felipe Chapman amplió sus comentarios indicando que preferiría una política que no incida tanto en el sobrecalentamiento del país.

“La estrategia fiscal ha sido pro cíclica, es decir, ante un importante aumento del consumo e inversión privada se ha incrementado el gasto público de forma dramática, poniendo presión adicional sobre los precios y salarios”.

Chapman “hubiese preferido una estrategia contracíclica, es decir aumentar el gasto público cuando se desacelera o contrae el consumo e inversión privada”.

La agencia calificadora Fitch reafirmó ayer la calificación de deuda de Panamá en BBB o grado de inversión, pero estableció explícitamente que “la calificación de Panamá está apretada por una base angosta de ingresos que podría afectar la flexibilidad fiscal para tratar presiones fiscales a mediano plazo, como la necesidad de mejorar la educación pública, la falta de balance actuarial en la seguridad social, la inequidad social, los desastres naturales y preocupaciones en materia de seguridad”.

DEUDA NACIONAL EN CIFRAS

$10,972

millones de dólares de deuda pública al primer año de la administración de Ricardo Martinelli.

$17,227

millones de dólares de deuda pública al terminar la actual administración.

38%

deuda comparada con producto interno bruto proyectado para 2014.

$1,035

millones de dólares proyectados en pago de la deuda para 2014.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código