VENTANA FISCAL

Ingresos y gastos de períodos anteriores

Temas:

Ingresos y gastos de períodos anteriores Ingresos y gastos de períodos anteriores
Ingresos y gastos de períodos anteriores

En no pocas ocasiones, para efectos tributarios, el resultado neto de las operaciones de un período se distorsiona por ingresos, costos y gastos no considerados oportunamente por razones diferentes, como el simple olvido, la ausencia de registros contables, el desconocimiento de los hechos y la falta de documentos probatorios.

Por lo general, en relación con la independencia de los períodos fiscales y en estricto cumplimiento a las normas que rigen la materia, los ingresos, costos y gastos de períodos anteriores se registran como no gravables o no deducibles o directamente como ajustes a las utilidades o pérdidas acumuladas.

La decisión se sustenta en estricta concordancia con lo que señala el artículo 698 del Código Fiscal sobre la independencia de los períodos.

Cierro la cita advirtiendo que la norma no se aplica a los contribuyentes que declaren bajo el sistema de “lo recibido”.

Respetando esa independencia, en no pocas ocasiones se echa por la borda la posibilidad de deducir costos y/o gastos al no evaluar correctamente la condición que exige el citado artículo, que nos dice textualmente: “Se exceptúan los gastos que por su propia naturaleza no fueran determinables con exactitud en el año en que debieron ser deducidos.

En este caso, el gasto puede ser deducido únicamente en el año en que se determina el monto exacto del mismo”.

En el caso de las empresas dedicadas a la actividad de construcción, el asunto es diferente pues el obsoleto Decreto Ejecutivo 170 de 1993, que ejerce las funciones de reglamento del impuesto sobre la renta, ofrece tres diferentes opciones para declarar las obras.

La más común y quizás la más justa es la opción de declarar ingresos y costos según el método de obra terminada, pues en el período en que se termina la obra es cuando se puede determinar el resultado financiero de la misma y el impuesto sobre la renta que corresponda.

Para confirmar lo anterior basta echarle un vistazo al artículo 123 del referido decreto 170/1993 que regula la determinación del impuesto sobre la renta de las empresas de construcción o de simplemente “empresas que realicen trabajos sobre inmuebles y cuyas operaciones generadoras de renta afecten a más de un año fiscal...”, las cuales pueden “asignar al año fiscal en que se termine la obra la totalidad de las rentas brutas y los gastos y costos respectivos”.

Ahora bien, para determinar la terminación de la obra basta la fecha del permiso de ocupación emitido por el municipio respectivo, o la fecha de la entrega formal de la obra a su dueño o la fecha del informe final del constructor refrendado por el cliente. Con estas pruebas, nace el período y la obligación de declarar los ingresos, costos y gastos de la empresa constructora y determinar la renta gravable y el impuesto que le corresponda.

Es precisamente por la independencia de los períodos que el contribuyente no puede aplicar costos y gastos en períodos diferentes al que se causen, con la excepción de las empresas constructoras, de los contribuyentes que declaren bajo el sistema de “recibido” o cuando por su naturaleza no fueren determinables con exactitud en el año en que debieron ser deducidos.

En caso contrario, y solamente cuando así sea, la autoridad tributaria puede en estricto derecho objetar la deducibilidad de gastos y hacer los alcances del impuesto que corresponda.

Finalmente, no obstante las excepciones antes señaladas, los costos y gastos reales no deducidos por las razones expuestas impactan en la determinación de la renta gravable y en la cuantificación del impuesto sobre la renta del período, en contra de los intereses del contribuyente. Además, aun si el resultado del período refleja pérdida, al no deducir esos desembolsos igual se perjudica cuando pretenda deducir el arrastre de pérdidas cuyo monto no haya contemplado tales gastos.

CÁPSULA FISCAL – Para efectos fiscales, igual principio tienen los ingresos, pues deberán declararse en el año en que corresponda según el sistema que tenga el contribuyente, ya sea el de recibido o el devengado, salvo en el caso de empresas constructoras como ya se ha explicado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código