EMPRESAS PIDEN ACTUALIZAR EL PÉNSUM ACADÉMICO

Jóvenes, una apuesta segura

Reducir la tasa de la informalidad en la población entre 15 y 29 años aportaría un crecimiento del 3% del producto interno bruto.

Temas:

Entre los años 2005 y 2009, 1 de cada 3 nuevos empleos generados en la economía benefició a un joven de 15 a 29 años. A partir del 2009 la relación ha sido 1 de cada 20 nuevos empleos (los otros 19 se los han llevado adultos). Entre los años 2005 y 2009, 1 de cada 3 nuevos empleos generados en la economía benefició a un joven de 15 a 29 años. A partir del 2009 la relación ha sido 1 de cada 20 nuevos empleos (los otros 19 se los han llevado adultos).
Entre los años 2005 y 2009, 1 de cada 3 nuevos empleos generados en la economía benefició a un joven de 15 a 29 años. A partir del 2009 la relación ha sido 1 de cada 20 nuevos empleos (los otros 19 se los han llevado adultos). Archivo

El escenario económico mundial ha puesto en jaque las perspectivas de desarrollo de América Latina y el Caribe. Al cabo de cinco años de desaceleración, la tasa de crecimiento en 2015 fue negativa. Para 2016, se espera que el producto interno bruto (PIB) de la región caiga entre 0.5% y 1.0%, antes de repuntar ligeramente en 2017.

Ante las débiles perspectivas de crecimiento mundial, los bajos precios de las materias primas y las dificultades para conseguir financiamiento, organismos internacionales apuntan a un segmento de la población latinoamericana como motor de desarrollo: los 163 millones de jóvenes entre 15 y 29 años (25% de la población de la región).

Los desafíos y principales obstáculos que enfrentan los jóvenes latinoamericanos para emprender fueron desarrollados recientemente en el informe “Perspectivas económicas de América Latina 2017: Juventud, competencias y emprendimiento”, elaborado en conjunto por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Banco de desarrollo de América LAtina (CAF), y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Las tres organizaciones convocan a invertir en la juventud a través de una mejora de la calidad educativa, de las competencias de los jóvenes y de sus oportunidades de emprendimiento, con miras a reactivar el crecimiento económico y sentar una base sólida para el progreso a largo plazo.

Casi 30 millones de jóvenes de la región no tienen empleo, no estudian ni reciben capacitación. Ellos representan al 21% del total de jóvenes de la región, en comparación con el 15% en los países de la OCDE. Otro 19% trabaja en empleos informales.

Al margen que el estudio destaca los avances que ha logrado Panamá en el empoderamiento de los jóvenes, a través de iniciativas para promover su empleabilidad mediante capacitaciones y prácticas laborales, también subraya que existe una tasa de desempleo de 9% en la población en este rango de edad -casi el triple que el índice de desempleo total en el país-.

Cifras de la Contraloría General de la República revelan que 213 mil 229 jóvenes panameños -23% de la población entre 15 y 29 años- ni estudia ni trabaja (conocidos como “Ninis”).

Otra problemática que enfrenta Panamá es el alza en el empleo informal, que se ubica en el 39% de la población económicamente activa del país, según la Contraloría.

El informe plantea que un factor que aporta al aumento de la informalidad es la difícil transición de los jóvenes desde la escuela a un empleo formal: una de cada dos empresas manifiesta que no puede encontrar trabajadores calificados en Panamá.

Desde el sector privado claman porque haya una mayor comunicación entre el sistema educativo y los requerimientos de personal de las empresas.

ALIANZA PÚBLICO-PRIVADA

Para Orlando Allard, presidente de la junta directiva del Consejo del Sector Privado para la Asistencia Educacional (Cospae), una de las principales barreras en la empleabilidad de los jóvenes es la falta de orientación vocacional y la poca información sobre cuáles son las ofertas de trabajo disponibles.

“Otro de los problemas es que no nos sentamos a trabajar en conjunto las cosas. Hay una necesidad urgente de una alianza pública privada”, subraya Allard, “porque estos muchachos que no consiguen empleos harán los lógico, moverse para resolver, pero informalmente”.

El informe de la OCDE, CAF y Cepal da cuenta de que 1 de cada 3 panameños decide emprender por necesidad y no por oportunidad.

En este sentido, apunta que alrededor de 60% de los trabajadores informales seguirán en un empleo informal un año más tarde, mientras que menos del 30% encontrará trabajo formal.

Allard hace hincapié en que es necesario revisar el pénsum académico y actualizarlo a las perspectivas de crecimiento del país y los sectores que son los motores de desarrollo.

En la misma línea opina el consultor en inserción laboral René Quevedo, quien destaca que “nuestro sistema educativo ha estado históricamente divorciado de la realidad laboral del país y no está generando las competencias que el sector productivo requiere”.

Aunque el gasto en programas de capacitación laboral de Panamá supera tanto al de la región como al de los países miembros de la OCDE (0.17% del PIB en 2014, frente a los promedios de 0.12% y 0.15% en la región y la OCDE, respectivamente), el protagonismo juvenil en la expansión del empleo sigue en caída.

Quevedo apunta que entre los años 2005 y 2009, 1 de cada 3 nuevos empleos generados en la economía benefició a un joven de 15 a 29 años, pero a partir del 2009 ha sido 1 de cada 20 nuevos empleos (los otros 19 se los han llevado adultos).

El Informe de la Alta Comisión de Empleo (2014) reveló que el sistema educativo y formativo tiene la capacidad de entrenar al 59% de los técnicos que requerirá el país hasta el 2020.

A mediados de este año, el diputado Iván Picota presentó el anteproyecto de ley 007, mediante el cual se busca impulsar el empleo juvenil sostenible, a través de una alianza público-privada con el objetivo de generar sinergia entre ambos sectores para preparar a los jóvenes y asegurar su acceso a empleos formales.

FORMACIÓN DUAL Y EMPRENDIMIENTO

Además de mejorar la comunicación entre los sectores público y privado, la formación dual es un punto en el que coinciden los empresarios para lograr una buena transición entre la universidad y un empleo.

“Ahí tenemos que dar el paso ambos (sectores) y es la importancia de la educación dual. A los niveles universitarios necesitas que sean unas prácticas efectivas”, señala Aida de Maduro, presidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep).

Desde Cospae argumentan que si un estudiante realiza una práctica en una empresa es más probable que termine trabajando en ella, ya que el joven ganará la experiencia que muchas veces actúa de filtro cuando salen en busca de su primer empleo.

Trabajar en las competencias y habilidades de los jóvenes también es otro punto en el que coinciden empresarios y expertos.

El reporte de la OCDE, CAF y Cepal subraya la importancia de fomentar el emprendedurismo entre los jóvenes latinoamericanos para generar nuevos motores de crecimiento. Para ello, recomiendan principalmente trabajar en la mentoría, que servirá para aprender a negociar con clientes y proveedores, y el financiamiento de estos proyectos.

Ángel Melguizo, jefe del Centro de Desarrollo de la OCDE para América Latina, hace hincapié en la necesidad de lograr una mayor conectividad entre los emprendedores y las redes empresariales, para que accedan a más clientes tanto en Panamá como en el exterior.

Melguizo resalta que la población de jóvenes panameños seguirá creciendo en los próximos 5 a 10 años. Cálculos de la OCDE sugieren que reducir la tasa de la informalidad en este sector aportaría un crecimiento del 3% del PIB.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código