VENTANA FISCAL

Justicia, ¿dónde estás?

OPINIÓN

“La justicia es para mí aquello bajo cuya protección puede florecer la ciencia, y junto con la ciencia, la verdad y la sinceridad. Es la justicia de la libertad, la justicia de la paz, la justicia de la democracia, la justicia de la tolerancia”. Hans Kelsen.

Etimológicamente, el término justicia se deriva del latín jiustitia, y este a su vez del sustantivo justus, que conforme a derecho equivale a justo, y del sufijo ia que significa lo relativo a; por lo que justicia es lo relativo a lo justo. Por lo tanto, justicia es lo que se hace conforme al derecho.

Si bien las disposiciones fiscales están para ser cumplidas por los contribuyentes, la justicia fiscal se fundamenta en el respeto de los derechos de los contribuyentes aplicados con imparcialidad, igualdad, equidad y fortaleza. Justicia es lo que se hace conforme al derecho.

Mientras el sector privado está obligado a cumplir estrictamente las normas fiscales, pues de lo contrario aplican las sanciones establecidas en el Código Fiscal (recargos e intereses moratorios, multas, sanciones administrativas y hasta secuestros), la administración tributaria no atiende en tiempo oportuno las solicitudes de los contribuyentes, dejando entrever la política del olvido. Para el primer sector las normas están escritas; para el otro priva la falta de voluntad y la inacción de ciertos funcionarios que más daño que bien le hacen a la administración.

Así, la balanza de la justicia está inclinada en contra del equipo que porta la camiseta del sector privado, pues no solo está obligado a cumplir las normas y las sanciones que le sean aplicables en caso de incumplimiento, sino que también tiene que inyectarse una gran dosis de paciencia y soportar gastos adicionales (intereses, gastos legales y similares).

Como una muestra del martirio del sector privado están las solicitudes de devolución de impuestos pagados de más o indebidamente, de corrección de créditos mal aplicados, de créditos fiscales especiales, de prescripciones en debido derecho, de exoneraciones de impuesto de inmuebles, de traslado de crédito por fusiones... me canso dijo el ganso. Y ni hablar de la falta de soluciones en los problemas catastrales. Eliminar los tranques fiscales existentes es hacer justicia fiscal.

La balanza en las manos de la dama de la justicia con sus dos platillos a la misma altura expresa la igualdad con la que debe conducirse un juez, así como también la igualdad que debe prevalecer en el juego fiscal, incluyendo la atención de las solicitudes de los contribuyentes y las controversias entre los dos actores del drama fiscal. Cuando se terminen los tranques fiscales será fácil augurar mejores relaciones entre el fisco y los contribuyentes. Acepto apuestas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código