LUNES CON EL PIE DERECHO

LUNES CON EL PIE DERECHO : Oye tú, me gusta tu energía

Larrea (izquierda) dejo el emporio televisivo. REUTERS. Larrea (izquierda) dejo el emporio televisivo. REUTERS.
Larrea (izquierda) dejo el emporio televisivo. REUTERS.

OPINIÓN

¿Les ha pasado que alguien los invita a tomarse un café, les hace miles de preguntas y salen exhaustos? ¿Luego, otra persona los invita a tomarse otro café, pero en cambio, salen eléctricos y acelerados? Todos tenemos tres niveles de energía: alto, medio y bajo.

Nuestros niveles de energía son naturalmente cíclicos, pero también son susceptibles y responden a distintas personas y actividades.

Entonces, nuestra energía se puede generar, recargar, proteger o drenar.

El manejo de nuestra energía tiene tanto impacto como el manejo de nuestro tiempo en la productividad y eficiencia. Cuando tenemos energía trabajamos con motivación, intensidad y determinación.

El camino del emprendimiento es largo y complejo, y necesitamos proteger nuestra energía para no rendirnos en medio camino.

La idea es poder manejar la energía estratégicamente para canalizarla hacia completar tareas y proyectos. Para hacerlo les pediré que se hagan tres preguntas:

Primero: ¿En qué mitad del día laboral te sientes más lleno de energía? Algunas personas tienen más energía en la primera mitad del día, y otras en la segunda mitad.

Debemos escoger la mitad del día laboral, cuando naturalmente tenemos más energía, para denominarlo como tiempo productivo.

El tiempo productivo debe ser una sesión de trabajo ininterrumpido, sin reuniones, para aprovecharlo como tiempo de creación.

En cambio, la otra mitad del día debe ser denominado tiempo activo. Tiempo de reuniones, investigación o supervisión. Con esta distinción podemos coordinar actividades que respondan a nuestro nivel de energía y que cumplan con el propósito de la sesión de trabajo.

Segundo: ¿Después de qué actividades te sientes lleno o drenado de energía? Debemos crear un balance entre las actividades que nos dan y las actividades que nos quitan energía. Los emprendedores pueden sentirse llenos de energía al lograr resultados económicos, recibir reconocimiento o trabajar amenamente con sus equipos. Si categorizamos las actividades y su impacto en nuestra energía, podríamos diseñar el ciclo de niveles de energía. Incluso, podríamos llegar a hackear un bajón de energía ejecutando actividades que nos recarguen.

Cuando nos sentimos sin gasolina para seguir con el negocio, debemos rápidamente identificar qué actividades podrían volver a llenarnos el tanque y permitirnos seguir el camino.

Tercero: ¿Qué personas sientes que te llenan o te drenan de energía? Cuando se trata de compartir con otras personas, nuestra energía se puede ver impactada dependiendo de la compatibilidad con la energía de la otra persona, pero también de las intenciones que tenga alguien con nosotros. Debemos aprender a decirles amablemente “no” a las personas que nos drenan de energía.

Asimismo, debemos aprender a mantener cerca a las personas que nos dan energía, quienes usualmente juegan un rol vital como apoyo en la ejecución de nuestros proyectos.

Las mejores ideas y los mejores negocios necesitan líderes que los lleven a cabo. Necesitamos proteger nuestra energía para asegurarnos de sobrepasar las dificultades del emprendimiento y no dejar un proyecto sin finalizar porque es cuando compartimos nuestros proyectos con el mundo que el mundo nos regresa energía en forma de agradecimientos, invitaciones y oportunidades.

Para concluir, les comparto tres prácticas personales y los invito a hacer lo mismo: Si estoy en un nivel bajo de energía, salgo a la calle. Me dejo recibir energía del arte en las calles o de las personas. Si estoy en un nivel alto de energía, la comparto. La canalizo en un pequeño proyecto. Si encuentro a alguien que me llena de energía, se lo digo. No hay mejor cumplido que decir “Oye tú, me gusta tu energía”. Es un cumplido que no habla ni de apariencias físicas ni de calidad intelectual ni de talento ni de técnica, sino de aquella esencia que se transmite haciendo lo que sea que hagamos.

Sé estratégico con cómo usas tus horas de mayor energía. Busca actividades que te llenen de energía. Aprecia y mantén cerca de las personas con quienes generas energía. Utiliza tu energía a tu favor para compartir tus proyectos con el mundo y verás toda la energía que el mundo tendrá para darte de regreso.

Extra: Los invito a buscar en Youtube mi ponencia en TEDxPanamaCity llamada “Canaliza tu energía y termina tus proyectos” para oír más acerca de este tema.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código