LUNES CON EL PIE DERECHO

LUNES CON EL PIE DERECHO: ¿Cómo saber cuándo renunciar a mi trabajo?

LUNES CON EL PIE DERECHO: ¿Cómo saber cuándo renunciar a mi trabajo? LUNES CON EL PIE DERECHO: ¿Cómo saber cuándo renunciar a mi trabajo?
LUNES CON EL PIE DERECHO: ¿Cómo saber cuándo renunciar a mi trabajo?

Stefy Cohen

OPINIÓN

Lunes con el Pie Derecho es una columna de consejos para emprendedores. Pero hoy les comparto en el formato original de las columnas de consejos. Recibí una “carta” de una chica, que lee la columna en México, con una inquietud que pueden tener muchas personas. Por eso le pedí permiso para compartir el escrito. Mi respuesta contiene una serie de preguntas para que cada quien haga su análisis.

Hola Stefy,

Siempre me da gusto y, a la vez, inquietud leer tu columna. Actualmente estoy trabajando en un startup. Me encanta que prácticamente estoy construyendo el departamento donde estoy, mercadotecnia. Pero no dejo de ser una empleada y no siento que mi trabajo sea remunerado justamente de acuerdo con todo lo que se me pide que haga. Entiendo que como startup, muchas veces no se tienen grandes presupuestos, pero no sé hasta cuándo quedarme aceptando esa premisa. ¿Me pregunto si debo continuar aquí o no? ¿Qué factores me aconsejas tomar en cuenta para tomar mi decisión?

Gracias.

F. 24 años. México.

Hola Fernanda,

Rara vez las cosas en la vida se dan de manera lineal. Siempre hay algo que sacrificar y algo que ganar. Tengo que empezar por decirte que no hay nada malo ni devaluatorio en trabajar para alguien más. El bombo publicitario del emprendimiento gira, en gran parte, en torno a empezar algo propio. Sin embargo, el propósito real del emprendimiento es cambiar el estatu quo para mejor. Emprender se trata acerca de encontrar nuevas maneras de resolver viejos problemas. Empezar o unirte a una compañía es solo la estructura o el formato a través del cual puedes hacerlo. Muchas veces, emprender es inevitable porque no existe una estructura que tenga la capacidad de corregir un problema que hemos identificado. Es por eso que nos toca inventarla. Entonces, mi primera pregunta para ti es: ¿Es este startup una estructura dentro de la cual puedes resolver un problema o cumplir una visión del mundo? Emprender tiene tanto mérito como aportar valor en la compañía que alguien más haya empezado.

La frase que te escribiré a continuación es poco elocuente, pero es la mejor manera que he encontrado para describirlo: “Hay cosas en la vida que son cosas y, hay cosas en la vida que son pasos”. Hay situaciones en la vida donde no ocurre nada más de lo que se percibe que está ocurriendo y, hay situaciones que son puentes para las situaciones en las que en realidad nos queremos encontrar. Eso dicho, hay tres respuestas que nos ayudan a reflexionar para saber si la empresa en la que estamos es una “cosa” o un “paso”.

1) Relaciones. ¿Cómo es tu relación con el resto de las personas en el startup? ¿Son relaciones que impactan tu desarrollo personal y profesional? La cultura organizacional de las empresas (especialmente de las pequeñas) tiende a ser un derivado de la cultura personal de sus líderes. Trabajar con y para personas que uno admire, nos facilita trabajar en una compañía de la que nos enorgullecemos.

2) Roles. ¿Qué tan definidos están tus roles dentro del startup? ¿Qué tan alineados están tus roles con tus habilidades? Nuestro trabajo en cualquier empresa, propia o ajena, debe ser una plataforma de práctica deliberada para mejorar continuamente. En la medida en la que te asegures de que tus roles siempre te lleven a poner en práctica tus habilidades, sentirás cómo aportas valor a la empresa. Ojo, que hago la correlación entre roles y habilidades. No entre roles y carrera universitaria. No importa lo que estudiaste, sino lo que sabes hacer.

3) Remuneración. Es común que los fundadores o colaboradores de un startup acepten un bajo salario porque los startups (a diferencia de las pymes) están diseñados para lograr un crecimiento exponencial y, poder luego repagar retroactivamente el esfuerzo de todos. Aunque el mañana no está prometido para nadie, debes asegurarte de que: a) trabajas en un startup con un modelo de negocios que permite crecimiento exponencial que podrá, en algún momento, recompensar los meses o años de bajo salario; y, b) que esté preestablecido cómo tus jefes reconocerán el valor que tú percibes que aportas. El instinto (o necesidad) siempre es pensar en la remuneración económica, pero la pregunta real es: ¿Tu trabajo te devuelve tanta energía como le das?

¿Estás en una “cosa” o en un “paso? Si estás en una “cosa”, disfrútalo. Incluso con sus imperfecciones. Y, si estás en un “paso”, aprende todo lo que puedas. Yo sé cómo se siente querer tener todas las respuestas ahora. Pero la vida se da día a día. Y, en realidad, no hay necesidad (ni manera) de apurarla.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código