INVERSIÓN EXTRANJERA

Ley 41 afecta tratado con la Unión Europea

Panamá recibe un segundo llamado internacional sobre las implicaciones de la norma que regula los servicios marítimos auxiliares.

Las relaciones comerciales entre Panamá y el bloque de la Unión Europea (UE) podrían deteriorarse como consecuencia de la Ley 41, que limita la inversión extranjera en las empresas dedicadas a los servicios marítimos auxiliares.

La norma, aprobada en junio de este año, establece que el 75% de las acciones de las empresas marítimas auxiliares dedicadas al servicio de barcazas y lanchas tiene que estar en manos de panameños.

La medida causó revuelo entre representantes del sector marítimo, que alertaron de que el cambio frenaba la competencia y obligaba a las compañías extranjeras ya establecidas a vender sus operaciones.

Más recientemente la advertencia trascendió fronteras. Este diario tuvo acceso a una nota formal enviada el 17 de julio por el comisario de Comercio de la Comisión Europea, Karel De Gucht, al ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, en la que señala que esta legislación entraría en conflicto con los acuerdos internacionales firmados por Panamá con los Estados europeos, refiriéndose en concreto al Acuerdo de Asociación entre la UE y América Central.

De Gucht precisó que la Ley 41 tiene el efecto de restringir el acceso de las empresas extranjeras para ofrecer determinados servicios marítimos auxiliares.

Quijano se limitó a responder que “estamos analizando la situación y haremos las correspondientes consultas con las autoridades competentes que estarán aplicando la referida ley”.

La legislación fue aprobada en tercer debate por los diputados el 14 de junio en la Asamblea Nacional. Ese mismo día fue sancionada por el presidente de la República, Ricardo Martinelli, y promulgada en la Gaceta Oficial.

A juicio del representante del organismo europeo, Panamá podría evitar que se perjudique el bloque si en la reglamentación de la ley se excluye a los países europeos con los cuales se ha firmado un acuerdo de comercio.

Con ello, dijo De Gucht, se contribuiría a la solución del problema y se evitarían “desafortunadas tensiones en el momento en que se espera que la UE y Panamá hagan el intercambio de notificaciones para la aplicación provisional del acuerdo de libre comercio”.

El comisionado expresó su confianza para que el país aproveche esta oportunidad y evite posibles consecuencias en las relaciones comerciales y de inversión con la UE.

Este sería el segundo llamado que recibe Panamá sobre las implicaciones de la ley que regula los servicios marítimos auxiliares.

Mientras se discutía el proyecto de ley en la Asamblea Nacional, la Embajada de Italia en Panamá, actuando como representante pro témpore de la UE, comunicó al canciller Fernando Núñez Fábrega el posible perjuicio que esta ley causaría a la inversión extranjera, pero los diputados siguieron con la discusión y aprobación.

Industrias auxiliares

El presidente de la Cámara Marítima de Panamá, Willys Delvalle, coincidió en el planteamiento de la comunidad europea de que “la Ley 41 afecta la inversión extranjera en este sector e inclusive puede asustar a otros inversionistas”.

La legislación afecta a los servicios de lanchas y barcazas, ya que no se incluyeron en la disposición los remolcadores que utilizan en los puertos para movilizar a las embarcaciones.

La inquietud del sector empresarial radica en que esta regulación atenta con la futura inversión de nuevas empresas, particularmente porque en agenda está la construcción de un puerto en el Atlántico y otro en el lado Pacífico, que sumado a la ampliación del Canal incrementarán el tránsito de embarcaciones.

La regulación tampoco va en línea con la estrategia marítima nacional que entre sus objetivos busca promover una estructura de mercado competitivo de libre oferta y demanda que fomente la inversión para atraer nuevos actores en un ambiente de amplia participación.

Igualmente, voceros de los empresarios indican que cada vez que el presidente Martinelli habla en el extranjero, invita a los empresarios a venir a Panamá a invertir, sin embargo, cuando llegan al país se encuentran con limitaciones como la Ley 41.

Este proyecto de ley fue presentado por el legislador del opositor Partido Revolucionario Democrático Yassir Purcait como una propuesta “que dicta disposiciones sobre el trabajo de mar y vías navegables”.

En la exposición de motivos se hablaba de la industria marítima y las plazas de empleo que genera, pero no se planteó el punto sensitivo de un proyecto que restringe la inversión extranjera en las empresas dedicadas a los servicios marítimos auxiliares.

INTERCAMBIO BILATERAL

200

Empresas se dedican a los servicios marítimos auxiliares en Panamá.

17 julio

Fecha en que el comisario europeo de comercio envió la carta a Panamá.

8 agosto

El ministro de Comercio Ricardo Quijano le respondió al comisario europeo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código