A partir de hoy rige una nueva medida en los establecimientos que venden pan artesanal

¿Listo para comprar pan pesado?

A partir de hoy los comercios que venden pan suelto deben tener una lista de precios visible y una balanza para proveer el producto a los clientes según su peso.

Un sondeo, no científico, realizado en prensa.com, arrojó que el 80% de los participantes reconocía que no estaban bien informados sobre el nuevo procedimiento de comprar el pan pesado.

Un 17% dijo que sí estaba informado y un 3% se mantenía dudoso. En la consulta participaron 349 personas, que en su mayoría manifestaron una pobre orientación hacia los consumidores por parte de las autoridades.

En tanto, algunos comerciantes reconocieron que faltó mayor divulgación y capacitación.

El presidente de la Asociación de Industriales Panaderos de Panamá, Jorge Noel, aduce que la gran mayoría de la población desconoce el tema de peso y medida, por lo que el nuevo sistema ayudará a ese proceso de aprendizaje.

Mientras que el empresario Roberto Díaz, propietario de la panadería Aurorita, ubicada en San Miguelito, indicó que las pequeñas panaderías no han tenido acceso a una información más completa, como: ¿qué tipo de pesas se debería utilizar y qué precios poner?

Sin embargo, la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) asegura que desde enero se inició una campaña de información en los medios de comunicación para que la sociedad conociera la nueva modalidad de venta de pan artesanal.

¿Pero cuánto costará y cómo se pesará?

Las autoridades han repetido que no existe una regulación para el precio del pan en virtud de que actualmente rige en el país el sistema de libre oferta y demanda con lo cual el comercio es el que decide los precios de sus productos.

Generalmente, los establecimientos comerciales que se dedican a la venta del pan artesanal establecen su precio con base a sus costos operacionales influidos por el precio de la materia prima, mano de obra y gastos por servicios públicos.

Lo que sí les molesta a los panaderos es que se le compare con las grandes cadenas de supermercados, donde sus volúmenes de ventas y precios son más altos.

La mayoría de los panaderos se inclinará por dar los precios en libras y otros lo harán en kilogramos, pensando que este último sería el ideal con el fin de ir emigrando hacia el Sistema Internacional de Unidades (conocido como sistema métrico).

No obstante, la Acodeco señala que los consumidores pueden comprar ahora el pan artesanal bajo tres modalidades: por unidad, por peso e incluso por dinero, ya que las panaderías podrían darle la opción de pesar el pan artesanal por un valor determinado.

“Todas las panaderías o establecimientos de venta de pan artesanal deberán tener balanzas debidamente calibradas a la vista del consumidor, para pesar el pan artesanal que vendan, al igual que los precios por peso de las diferentes variedades que comercialicen”, afirmó Elías Elías, director nacional de Protección al Consumidor.

Elementos importantes

En cuanto a las pesas o balanzas, cada negocio utilizará la que más le conviene, pero la gran mayoría ha adquirido la digital, porque se puede programar introduciendo el precio del producto por libra o kilogramo. Existe la preocupación de que en aquellos comercios o abarroterías que utilicen la balanza mecánica o de reloj, sea más complicado dar un precio, ya que esta maquinaria proporciona valores en onzas.

Una de las advertencias que ha hecho el administrador de la Acodeco, Pedro Meilán, es que haya mucha salubridad en el uso de estas balanzas, porque las mismas solo se deben usar para pesar exclusivamente pan.

Otra gran preocupación es que con el cambio de metodología, los comerciantes se aprovechen de incrementar el precio.

Los panaderos ya han dicho que ellos venden un producto barato y listo para comer, y que es imposible que estén “estafando” al público cuando venden panes a 10 y 15 centésimos.

Estos pequeños comerciantes aluden que incluso venderán la libra de pan más barata que los mismos supermercados. Algunos hablan que la libra la venderán a un dólar, cuando en los supermercados puede llegar a dos dólares.

El precio lo determinará la clase de pan que se adquiera y los ingredientes que estos incluyan.

Una de las razones por las que las autoridades impusieron la nueva modalidad es para que el consumidor pague por lo que realmente pesa el pan. Diez michitas, que por unidad podrían costar un dólar, ahora con el nuevo sistema de peso el consumidor podría pagar unos centésimos menos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Feb 2017

Primer premio

3 4 1 8

DCDC

Serie: 9 Folio: 11

2o premio

0491

3er premio

4912

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código