finanzas públicas

MEF admite dificultad para cumplir las metas fiscales

Las proyecciones de la pasada administración incluyen un ajuste que cuadra las cuentas, pero del que dudan las nuevas autoridades.
El gobierno de Varela deberá hacer frente a pagos de proyectos ‘llave en mano’ por más de $4,000 millones. La ampliación de la vía Domingo Díaz por $237.5 millones, aún en ejecución, se adjudicó con este mecanismo. LA PRENSA/Archivo. El gobierno de Varela deberá hacer frente a pagos de proyectos ‘llave en mano’ por más de $4,000 millones. La ampliación de la vía Domingo Díaz por $237.5 millones, aún en ejecución, se adjudicó con este mecanismo. LA PRENSA/Archivo.
El gobierno de Varela deberá hacer frente a pagos de proyectos ‘llave en mano’ por más de $4,000 millones. La ampliación de la vía Domingo Díaz por $237.5 millones, aún en ejecución, se adjudicó con este mecanismo. LA PRENSA/Archivo.

La estrechez financiera que hereda la administración de Juan Carlos Varela de Ricardo Martinelli será más ajustada de lo que se había previsto originalmente.

A una deuda pública registrada que rondará los $18,000 millones al término de este año, y compromisos por pagar de contratos llave en mano por más de $4,000 millones, este gobierno deberá añadir créditos extraordinarios aprobados en la primera mitad del año, y que según fuentes de la administración entrante, no siempre tenían respaldo financiero.

Además, en las proyecciones macrofiscales para el próximo quinquenio, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) planteó un esquema de ajustes en el déficit fiscal que, en la práctica, podrían derivar en un mayor endeudamiento del país.

El nuevo director de Políticas Públicas del MEF, Gustavo Valderrama, aclaró a La Prensa que “no se trata de que el país no tenga capacidad de lograr endeudamiento adicional, porque la tiene, sino que existe una Ley de Responsabilidad Fiscal que debe ser cumplida. Para este año 2014, según las cifras que estamos manejando, el gobierno entrante va a tener una tarea importante: buscar ahorros para lograr el 2.7% de déficit fiscal”.

Una mayor presión al gasto podría venir por la aprobación de créditos extraordinarios en los últimos meses del gobierno de Martinelli. “Hemos visto que el gobierno ha hecho uso de créditos extraordinarios por alrededor de $500 millones”, dijo Valderrama, para quien no tiene justificación financiera que se comprometa ese monto adicional cuando los ingresos corrientes del Estado están un poco por debajo de lo presupuestado. En concreto, en el primer trimestre del año los ingresos corrientes no cubrieron el presupuesto por $200.4 millones.

En la administración entrante existen dudas sobre el respeto a la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (LRSF) por parte del equipo comandado por el exministro Frank De Lima. “Tememos que se esté incumpliendo el artículo de la LRSF que dice que en los últimos seis meses del gobierno solo se pueden hacer gastos por el 50% del presupuesto, y que además no se pueden comprometer gastos para los que no se tenga el dinero. Por ese lado podría estar cayendo en incumplimiento”, dijo Valderrama.

Proyecciones fiscales

El cumplimiento de las metas fiscales de este año (la ley establece un límite de déficit de 2.7% sobre el producto interno bruto) dependerá del nivel de ejecución presupuestaria y de la capacidad de la administración entrante de generar ahorros, explicó el director de Políticas Públicas del MEF.

Los años más difíciles para cumplir estos compromisos serán 2014 y 2015, por el nivel de compromisos adquiridos por el gobierno de Ricardo Martinelli. Solamente en pagos pendientes de contratos “llave en mano” hay previstos más de $1,400 millones.

Tal será el nivel de gasto para el próximo ejercicio, que en el marco fiscal de mediano plazo 2015-2019, documento presentado por el MEF el pasado mes de abril, el déficit fiscal previsto para 2015 es de $1,931 millones, cifra equivalente al 3.7% del producto interno bruto (PIB) , y que por lo tanto estaría por encima de límite establecido en la LRSF para ese año (2%).

Sin embargo, el MEF introduce en sus proyecciones un ajuste al balance total utilizando un espacio generado por unos aportes del Canal de Panamá inferiores al 3.5% del PIB.

El sustento legal se encuentra en la ley que creó el Fondo de Ahorro Panamá en 2012. Según un parágrafo de esta norma, que modificó a su vez la Ley de Responsabilidad Social Fiscal, cuando los aportes del Canal sean inferiores al 3.5% del PIB, la diferencia hasta el 3.5% se restará al déficit para obtener el balance fiscal ajustado.

Esta fórmula, que no fue explicada públicamente por el exministro De Lima, permite “que te endeudes por ese excedente. Es un dinero que vas a tener que salir a buscar por medio de deuda. El Canal no te lo va a dar”.

Economistas consultados por este diario coincidieron que en el balance presentado en el marco fiscal de mediano plazo el déficit para 2015 serían los $1,931 millones (3.7% del PIB). Es decir, que no estarían dando validez al ajuste que lleva el déficit al 2% establecido en la LRSF.

Fuentes de la nueva administración apuntaron que una de sus tareas será validar esta fórmula con agencias de calificación de riesgo y con el Fondo Monetario Internacional, entidad que participó en la creación del Fondo de Ahorro de Panamá.

Por el momento, y excluyendo el ajuste del balance, Valderrama confirmó que “bajo lo proyectado para 2015, se nos ve complicado lograr un déficit real de 2%”.

ENFOQUE

Transparencia en los balances fiscales

Fernando Gómez Arbeláez*

economia@prensa.com

OPINIÓN. No aumentar los actuales topes del déficit fiscal, impuestos por la frecuentemente modificada Ley 34 de 2008, conocida como la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (LRSF), es una de las principales promesas del nuevo gobierno relacionadas con el manejo de las finanzas públicas.

De acuerdo con la última de varias reformas legales, de un déficit máximo permitido de 3.1% del PIB en 2013, el tope deficitario deberá reducirse a 2.7% en 2014, 2% en 2015, 1.5% en 2016 y 1% en 2017.

Sin embargo, uno de los mayores problemas en la percepción de cumplimiento o no de estos parámetros ha sido la tradicional y generalizada ausencia de credibilidad de las cifras que regularmente publica el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Con sustento en una cuestionada interpretación y reglamentación de la LRSF, el MEF actúa como juez y parte en los procesos de seguimiento y evaluación del cumplimiento de los límites y metas fiscales del Estado.

Los Decretos Ejecutivos 50 de 2009, 13 de 2010 y 1068 de 2012, todos reglamentarios de la LRSF, han dispuesto que sea el MEF la entidad pública que con exclusividad tome las medidas necesarias para diseñar, desarrollar y aplicar un sistema de seguimiento y evaluación ex post de los presupuestos ejecutados. Este sistema, a la fecha pendiente de una verdadera implementación, no ha logrado ofrecer informaciones confiables respecto de la incidencia del presupuesto en el cumplimiento de los límites financieros establecidos en la LRSF.

El nuevo gobierno tiene la oportunidad dorada de abrir las puertas del manejo de las obligaciones fiscales del Estado a la transparencia, facilitando que estas responsabilidades evaluadoras sean sujeto de una auténtica fiscalización y rendición de cuentas a la vista de todos.

*El autor es abogado y economista

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código