Cambio climático

El Niño vendrá en julio

Existe una probabilidad del 50% de que a finales de julio y principios de agosto se desarrolle El Niño en Panamá, pronostican meteorólogos.

Temas:

La escasez de lluvia en Azuero puede aumentar los brotes del gusano cogollero en el país. La escasez de lluvia en Azuero puede aumentar los brotes del gusano cogollero en el país.
La escasez de lluvia en Azuero puede aumentar los brotes del gusano cogollero en el país. David Mesa

En la última quincena de julio se pronostica la llegada del fenómeno atmosférico El Niño, lo que enciende las alarmas del sector agropecuario en Centroamérica y Panamá.

De cumplir su amenaza, El Niño provocará un incremento en los brotes de plagas y enfermedades, poniendo en riesgo la producción de alimentos, advierten expertos en meteorología de la región que participaron del 52º Foro Centroamericano del Clima.

La carencia de una estación lluviosa adecuada facilitará los brotes de plagas como el pulgón amarillo del sorgo, la roya y broca del café. También se incrementarán los brotes de los gusanos cogollero y agriotes en granos básicos.

Esto implica que bajo la presencia de El Niño se pronostica además un incremento de trips o insectos que afectan los cultivos de melón, papa, tomate, berenjenas y ají, entre otros, de acuerdo con un informe del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa).

Existe una probabilidad del 50% de que a finales de julio y principios de agosto se desarrolle el fenómeno atmosférico en Panamá, debido al calentamiento paulatino que se registra en la superficie del océano Pacífico tropical, manifestó Alcely Lau, gerente de Investigación y Aplicaciones Climáticas, de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa).

La presencia de El Niño implica una disminución de las lluvias en la vertiente del Pacífico, con mayor fuerza en la región de Azuero, explica Lau.

Durante el trimestre de mayo a julio el acumulado de lluvias en la región de Azuero es de 700 milímetros y este año se prevé un acumulado inferior, que oscila entre 300 milímetros y 500 milímetros, pronosticó la representante de Etesa.

El Niño provoca sequías en la zona del Pacífico y un exceso de lluvias en la vertiente del Caribe. Ataca al calentarse las aguas del océano Pacífico tropical, y con su presencia se afectan cultivos agrícolas, la ganadería y la pesca.

La producción agrícola se enfrenta a un clima bipolar e implacable en cualquiera de sus facetas. Las lluvias ligeramente por debajo de lo normal en las provincias de Herrera y Los Santos ponen en riesgo la actividad agropecuaria.

El Niño vendrá en julio Expandir Imagen
El Niño vendrá en julio

Y las lluvias por arriba de lo normal en la provincia de Bocas del Toro, la comarca Ngäbe Buglé, norte de Veraguas, Chiriquí y costa abajo de Colón también afectarán la producción de alimentos.

En las zonas bananeras se advierte del brote de fusarium. Enfermedades fungosas y bacterianas en la producción hortícola y la presencia de la mancha de asfalto en maíz. En tierras altas chiricanas se recomienda prevenir los brotes de enfermedades en los cultivos de papa, ají y tomate.

En el cultivo de café se espera la presencia de actracnosis asociadas a la roya.

La roya del café es un hongo extremadamente peligroso para la caficultura, solo hay que recordar los estragos que provocó en el país en 2011 y 2012.

La enfermedad, provocada por el hongo Hemileia vastatrix, que causa la caída prematura de las hojas de la planta del cafeto, afectó el 60% de los cultivos en Chiriquí, la zona de mayor producción en el país. En esta región los rendimientos por hectárea cayeron 45%, aproximadamente.

El Niño de los últimos ciclos agrícolas provocó que la siembra de arroz y maíz coincidieran, un infortunio para un país en el que la misma tierra se utiliza para las dos actividades en temporadas distintas.

Durante el año agrícola 2015­2016 se registraron más de 22 mil hectáreas arruinadas a causa del fenómeno atmosférico de El Niño. Los cultivos de maíz y arroz son los más afectados. En la provincia de Los Santos se registraron 12 mil hectáreas dañadas, según estadísticas del Instituto de Seguro Agropecuario.

El Oirsa recomienda ampliar las medidas de vigilancia epidemiológica en las áreas de riesgo, desarrollar procesos adecuados de labranza y fertilización del suelo. También aconsejan evitar el exceso de fertilizantes nitrogenados en los cultivos, mejorar los procesos de drenaje agrícola en áreas susceptibles a anegamiento y mantener una vigilancia sanitaria en cultivos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

28 May 2017

Primer premio

8 2 9 1

ABAB

Serie: 24 Folio: 8

2o premio

6198

3er premio

1304

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código