OJO CON SU BOLSILLO: Exija siempre su garantía

OPINIÓN

Para que una queja o reclamo sea viable es necesario presentar factura y la respectiva garantía de un bien o servicio.

Hace unos días, un consumidor tuvo problemas con un artefacto electrónico el cual no quería recargar la batería. Todo suponía un desperfecto de fábrica. Pensó inmediatamente acudir al local, para hacer el cambio respectivo, pero había extraviado la factura y el certificado de garantía. Solicitó asesoría a la Acodeco, pero muy poco se podía hacer. Solo con la buena disposición del agente económico, quien accedió a ayudar al comprador, se logró solucionar este caso. Regularmente, ante las autoridades de protección al consumidor, se reportan casos por incumplimiento de la garantía, por lo que es importante que los términos y condiciones consten por escrito en forma clara y precisa. No confíe en promesas orales, porque no tienen ninguna validez. Estos términos y condiciones de la garantía pueden incorporarse al contrato de compraventa, o consignarse en un documento por separado que sea parte del contrato o de la factura respectiva, y debe contener, entre otros datos, los nombres y direcciones del establecimiento comercial y del consumidor; la descripción precisa del bien o servicio objeto de la garantía, con indicación de la marca y el número de serie, del modelo, tamaño y color predominante; fecha de la compra y entrega del bien o servicio; el término de duración de la garantía. Asimismo, debe informar sobre las condiciones generales para que la garantía se haga efectiva, con indicación de los riesgos cubiertos y de aquellos que no lo están, y el lugar donde debe ser presentada la reclamación, y aprobación expresa del proveedor o de su representante autorizado. Además, hay que tener en cuenta que cuando los bienes no funcionen adecuadamente durante el período de garantía, por defecto del producto o causa imputable al fabricante, importador, distribuidor o proveedor, este último tiene la obligación de garantizar el funcionamiento y, en su caso, la reparación. En caso de que el bien no pueda ser reparado, el proveedor procederá a reemplazarlo o devolver las sumas pagadas por el consumidor. Tal es el caso de una consumidora, que insatisfecha porque en dos ocasiones, haciendo uso de la garantía, le repararon la lavadora que con esfuerzo había adquirido, solicitó que se las reemplazaran, o de lo contrario le devolvieran su dinero. Otro dato importante, es que el proveedor y los intermediarios no podrán proporcionar una garantía inferior, a la que reciba del fabricante. Todo artículo nuevo tiene derecho a una garantía, así lo establece la Ley 45 de 2007, y usted tiene el deber de exigir el cumplimiento de la misma, ya sea que compre al crédito o al contado. La ley dispone que todo producto tiene presunción de novedad, por lo que si usted adquiere un producto de segunda sin saberlo y presenta anomalías, tiene derecho a reclamar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

19 Dic 2014

Primer premio

8 1 9 6

CBCB

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

0066

3er premio

0013