entrevista al ministro de economía y finanzas designado

Objetivo: Priorizar inversiones

El futuro ministro de Economía asegura que no se aumentarán los impuestos para cumplir las promesas.

Temas:

Es el designado por el Presidente electo para dirigir las finanzas públicas del país en los próximos cinco años. El reto no es baladí: asumirá una economía en crecimiento, pero no tan boyante como en los años previos. Promete mantener las inversiones en infraestructuras pero sin elevar los impuestos. La clave, según De La Guardia, es priorizar los proyectos.

Pregunta (P): La semana pasada usted dijo en Twitter que tenía cierta preocupación por la situación del as finanzas públicas en el primer semestre. ¿A qué se debe ese temor?

Respuesta (R): Para todos es evidente que ha habido una inversión por parte del Estado en los días previos a las elecciones. Como ministro de Economía y  Finanzas designado tengo una preocupación con relación a cómo van a ser las finanzas públicas durante el segundo semestre del año. En particular, porque es un presupuesto en el que nosotros no participamos y tenemos que hacerle frente a una cantidad de obligaciones.  Quiero conocer cuál es la situación fiscal del Estado.

Mañana [por hoy] tengo una reunión con el ministro [Frank]  De Lima y estoy seguro de que me va a dar una información completa de la situación fiscal y financiera del Estado, la proyección del flujo de caja, ejecución presupuestaria y cómo anda el déficit fiscal, que son los temas prioritarios que me preocupan. Secundario, cuáles son los compromisos de proyectos de inversión multianual  que hay que ejecutar para los años 2015 y siguientes. Un detalle completo de los llave en mano y cualquier otro proyecto importante que esté por ser licitado o adjudicado en los próximos días.

P: La preocupación que tienen ustedes es si se ha gastado más de lo que le corresponde al gobierno saliente?

R: No, en ese sentido, la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (LRSF) tiene un artículo muy claro que dice que en año de elecciones el gobierno saliente solamente puede comprometer el 50% del presupuesto general del Estado del año en curso. Pero sí tengo un interés muy amplio en saber cuáles son los compromisos y las obligaciones a las que tenemos que hacerle frente en el segundo semestre y con qué recursos contamos.

P: Durante la campaña, usted dijo que no sería ministro de Economía en esta administración. ¿Por qué aceptó el cargo finalmente?

R: También dije en una entrevista en un Knockout de La Prensa que iba a aceptar  en lo que el presidente Varela me pidiera que lo apoyara. El presidente Varela fue muy enfático y quería que lo ayudara con las finanzas. Lo conversé con mi familia, con la firma, soy socio en Morgan & Morgan, lo pensé y le acepté la posición.

P: Cómo ve el panorama de las finanzas. La deuda ha aumentado mucho en los últimos cinco años en términos nominales. ¿Qué percepción tiene sobre lo que les va a tocar enfrentar en los próximos cinco años?

R: Creo que a la administración del Presidente Varela nos va a tocar hacer un trabajo mucho más exhaustivo en cuanto a la priorización de los proyectos. Llevar a cabo proyectos que efectivamente sean prioritarios y que cumplan las promesas de campaña de Juan Carlos Varela. Eso está claramente definido. Ahí está el tema de sanidad básica, completar la movilidad urbana con la coordinación de Metro y Metro Bus, estamos hablando de educación bilingüe, la restauración de la ciudad de Colón. Ahí están los proyectos prioritarios de Gobierno.

P: Pero en el plan de gobierno hay varias carreteras, el cuarto puente sobre el Canal, una costanera en el interior, varios viaductos en la ciudad... La pregunta que surge es si de verdad va a haber recursos para todo...

R: A nosotros nos va a tocar hacer una priorización de los proyectos del Estado.

En ese sentido, tenemos dos grandes marcos: Vamos a cumplir con la LRSF vigente. Tenemos un déficit fiscal máximo permitido por ley y vamos a mantenernos dentro de ese déficit fiscal. Por otro lado, tenemos un aumento de los ingresos producto del crecimiento económico que nos va a permitir generar ingresos adicionales para hacerle frente a las obligaciones del Estado. Es crítico poder priorizar los proyectos  y que se ejecuten primero los más importantes. Después que se vayan ejecutando los otros. 

P: ¿Cuál es la herencia que esperan encontrar en proyectos llave en mano y en el endeudamiento de empresas excluidas del sector público?

R: Son $17 mil millones de deuda del sector público no financiero, más la deuda de estas empresas.  En el caso de la Empresa Nacional de Autopistas (ENA), dado que la información es pública, esa deuda debe ser autosostenible e inclusive se va a pagar antes de lo estimado. En el caso de la deuda del Estado, lo crítico es mantener el nivel de crecimiento del país de tal forma que los ingresos sigan creciendo y poder hacerle frente a las obligaciones. En términos relativos, el índice de deuda sobre producto interno bruto ha estado disminuyendo. Esperamos llevar esa relación al 35% al final del mandato desde el 38% que está hoy en día. Esa sería nuestra meta.

En estos días sabremos la cifra exacta de proyectos llave en mano contratados, que es parte de los pagos que hay que hacer en los próximos años y le quita capacidad de inversión al gobierno entrante.

P: ¿Se van a revisar los proyectos llave en mano?

R: Lo que hay es un mandato del Presidente electo de llevar a cabo auditorías de los proyectos que se realizaron por medio del Programa de Ayuda Nacional (PAN) y revisar aquellos en los que hay una percepción ciudadana de potenciales sobrecostos o los que no están siendo ejecutados como debería. El mejor caso es el de los hospitales. El ministro [de Salud] salió públicamente a decir que iba a rescindir los contratos. Hay que poner a un equipo que lleve a cabo una auditoría forense de esos proyectos.

P: Cuando ustedes estaban en el Gobierno se pronosticaba que para 2015 la deuda sería de $15 mil millones. En 2014, ya va por $17 mil millones... ¿Hubo manga ancha en el gasto?

R: En el año 2012 se hizo una reforma a la LRSF para permitir el aumento de los déficit fiscales. Esto pasó varios  meses después de nuestra salida. Ese aumento en el déficit fiscal, es aumento de la deuda. La respuesta es sí, posteriormente a nuestra salida hubo más proyectos a ejecutar y por consiguiente en los límites de déficit y en la deuda que se ha estado contratando.

P: ¿Ustedes se comprometen a respetar la LRSF sin elevar los límites de déficit?

R: La discusión que he tenido con el Presidente electo es respetar los límites vigentes.

P: Los límites irán cayendo paulatinamente y las proyecciones apuntan a una desaceleración de la economía, con el retraso en la ampliación del Canal y el problema de la Zona Libre de Colón. Ustedes van a recibir una economía creciendo, pero no tan boyante como en los últimos años...

R: Esto es una realidad. Yo soy de la opinión que la economía seguirá creciendo a un ritmo razonable en los próximos años. Y nosotros haremos nuestra parte para intentar apoyar ese crecimiento económico.

P: ¿La estrategia que tienen para impulsar el crecimiento es a través de la inversión pública?

R: Muchas de las herramientas ya están dadas. Panamá tiene suficientes atractivos para seguir atrayendo la inversión extranjera. Lo que tenemos que lograr es que algunas instituciones tengan mejor respuesta al ciudadano. En el caso de la Autoridad Nacional de Impuestos (Anip), es importante que si bien su labor es cobrarle los impuestos a los ciudadanos, también es importante que los problemas de los ciudadanos sean resueltos en un tiempo perentorio.

Se seguirá potenciando el hub marítimo, logístico y aéreo de Panamá y se seguirá apoyando al sector turístico.

P: Y todo esto sin subir los impuestos...

R: Eso es un compromiso del Presidente electo. Él dijo que no iba a subir los impuestos. El Gobierno entrante va a tener una cantidad de recursos importante, pero hay que priorizarlos.

P: Pero van a tener que priorizar, incluso, entre sus propias promesas...

R: Sí. Además, contaremos con recursos adicionales producto de la recuperación de bienes que han sido concesionados al sector privado y no están rindiendo lo que deben. El mejor ejemplo es la concesión de los estacionamientos del aeropuerto. Así hay otros muchos ejemplos.

P: La Anip fue creada por este Gobierno para darle continuidad al señor Luis Cucalón al frente de la misma. ¿Qué van a hacer ustedes al respecto?

R: El presidente electo ha sido claro en ese tema. Todos aquellos funcionarios que forman parte del Órgano Ejecutivo cuyos plazos se extienden más allá del periodo de la administración vigente y  que se están perpetuando como la Autoridad Marítima de Panamá, la Autoridad de Pasaportes, la  Autoridad Nacional de Impuestos, entre otras, se van a presentar proyectos de ley para que esos plazos sean cónsonos con el mandato presidencial.

P: Entonces todos estos funcionarios terminarán saliendo de sus estos puestos...

R: El Presidente electo en uno de sus primeros discursos les pidió que pusieran sus cargos a sus disposición. Yo espero que así lo hagan para facilitarnos a todos el proceso. Si no, estaremos presentando proyectos de ley a la Asamblea para asegurarnos de que los cargos de estos funcionarios sean concurrentes con el periodo presidencial.

P: ¿Pasará igual con la junta directiva de Tocumen?

R: Sí. Tocumen está entre esas instituciones. Lo que hacen es perpetuar posiciones para mantener intereses económicos principalmente.

P: Va a haber reforma fiscal en esta administración?

No, no va a haber aumento de impuestos, así que no prevemos una reforma fiscal. Ya en su momento tendremos que conversar con los gremios empresariales y de contadores para ver si ellos creen que haya que hacer algún ajuste.

P: Ya ha pensado en cuál será su equipo de viceministros?

R: He conversado con algunas personas para los puestos de viceministros. Yo esperaría a que el Presidente haga los anuncios personalmente. Espero en los próximos días.

P: En el sector financiero hay mucha preocupación con el tema de las listas grises. Panamá será incluida en una del Grupo de Acción Financiera (Gafi) por la mala calificación en la lucha contra el lavado de capitales y el financiamiento del terrorismo y, por otra parte, Panamá no pasó la revisión paritaria de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). ¿Cuál es su visión al respecto?

R: Son dos cosas separadas. En el tema del Gafi, vamos a abordarlo en conjunto con el sector privado para que apoye al Gobierno entrante en el diseño de una estrategia para salir de las listas grises. Es importante hacerle una reforma a la Unidad de Análisis Financiero (UAF) para dotarla de más recursos. Que sea un ente transparente y apolítico.

P:¿Y en el tema de la OCDE?

R: Panamá tiene que sentarse a establecer una estrategia nacional. El más interesado es el sector privado. También vamos a sentarnos con los actores para asegurarnos de que esa estrategia proteja los intereses de Panamá. 

P: ¿Y cuáles serían los intereses de Panamá desde su punto de vista, responder a los requerimientos que está haciendo la OCDE o darle la espalda?

R: Yo no me quiero adelantar en ese tema. Quiero que el Gobierno entrante tenga un diálogo amplio con el sector financiero y de servicios legales. Plantear una estrategia que defienda los intereses de Panamá. Yo personalmente, voy a ser un interlocutor y un facilitador para que el sector privado plantee una estrategia de cuál es el camino al seguir. A lo interno del Gobierno no tenemos una posición todavía. Yo tengo mis criterios personales, pero no es la opinión de Dulcidio De La Guardia, sino del Estado.

P: Usted tiene como socio al mayor detractor de la ODCE, mientras que la Asociación Bancaria mantiene una posición opuesta...

R: El rol del Estado deber ser trabajar una estrategia en conjunto con el sector privado.

P: Una de las recomendaciones de la OCDE y del sector bancario es adelantar la entrada en vigor de la Ley que inmoviliza las acciones al portador. ¿Tiene una postura tomada?

R: No lo hemos discutido a lo interno del Gobierno y no hemos discutido con el sector privado.

P: ¿Van a seguir ustedes con los avalúos de inmuebles para elevar la recaudación del impuesto de inmuebles?

R: Las indicaciones que tengo del presidente electo es que ese proceso de los avalúos se va a suspender completamente. ¿Cómo es la forma? En este momento no lo sé. Tendremos que revisarlo. No lo hemos investigado todavía.

P: Una de las grandes promesas de campaña ha sido el control de precios, lo que ha generado cierta inquietud en algunos sectores porque dicen podría ocasionar desabastecimiento. ¿Cómo están pensando ejecutar esta medida?

R: En Panamá hay varios productos que están sujetos al régimen de control de precios. Entre esos está la tarifa eléctrica, los combustibles, el tanque de gas licuado. Así que hay historia anterior de régimen de control de precios que no ha generado escasez. Estamos en conversaciones con una multilateral con el objetivo de que nos apoye a crear un mecanismo que funcione para implantar el control de precios en 22 productos de la canasta básica. En principio, sin que sea definitivo, hemos discutido replicar la mecánica para establecer el control de precios de los combustibles. Esa mecánica está funcionando bien, ha sido bien aceptada por la ciudadanía y podría ser una alternativa.

P: Hay distintas proyecciones sobre la inflación. El FMI la ubica alrededor de 3.5% para los próximos dos  años. ¿Con qué niveles se sentirían ustedes cómodos?

R: La meta es trabajar para que la inflación sea menor que esas proyecciones del FMI. Entre 2% y 3% de inflación sería algo razonable para una economía en crecimiento como Panamá.

P: ¿Cómo ven el tema energético, un sector en el que no se han hecho las inversiones necesarias?

R: Es un tema prioritario para la administración entrante. Varias personas del equipo van a estar enfocadas en buscar una solución al tema energético en particular durante el verano. Es un tema importante por el impacto que puede tener en la economía y en la capacidad de Panamá de ser competitivo.

P: ¿La UAF ha sido utilizada políticamente en este Gobierno?

R: Es importante que la UAF, que es una herramienta crítica para combatir el narcotráfico y el lavado de dinero, eleve su nivel. Dotarla de los recursos necesarios para que haga una labor efectiva y aislarla de la política partidista. Es una herramienta para que ayude al Órgano Judicial a identificar posibles casos de lavado de dinero y que entonces la justicia haga las investigaciones pertinentes.

P: ¿Y la Anip ha sido utilizada políticamente para atacar enemigos?

R: Mi preocupación principal es que continúe cobrando los impuestos y que le resuelva los problemas a los contribuyentes de una manera rápida y expedita. Si ha sido utilizada o no políticamente, los afectados podrán interponer las acciones que crean convenientes. Prefiero limitarme a decir cuáles son los objetivos que quisiéramos nosotros ver en la Anip.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código