Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

PLANO URBANO

PLANO URBANO: ¿Acaso importan nuestros ríos?

PLANO URBANO: ¿Acaso importan nuestros ríos? PLANO URBANO: ¿Acaso importan nuestros ríos?
PLANO URBANO: ¿Acaso importan nuestros ríos?

Rodrigo Mejía-Andrión

OPINIÓN.

Estuve hace dos semanas en Condado del Rey, acompañado del experto en manejo de aguas, el ingeniero Ulises Lay. Coincidimos con la llegada del ministro de Obras Públicas Ramón Arosemena al sitio donde había colapsado el sistema de alcantarillado pluvial que llegaba al río abajo, llevando el agua lluvia de Dorado Lakes, Altos de Panamá y otras edificaciones de diversos tipos y tamaños.

A pesar de que en Panamá llueve mucho en nuestros meses de invierno, los profesionales del ramo resultamos mezquinos con nuestros sistemas de desagüe y quedamos diseñando como si siempre tuviéramos verano.

“En el interior, donde las carreteras colapsan en invierno, pasada esta temporada los lugareños gritan: “Llegó el ingeniero verano”. Si a los inviernos le añadimos la basura que tiramos al suelo todo el año, al llover todo va a dar a las alcantarillas, que se diseñan para pasar agua y no muebles, colchones, estufas o sillas.

Así se van tapando los desagües, impidiendo que el agua fluya y esta se acumula y al subir de nivel, ese proceso de cada invierno significa inundación programada.

Llamó la atención un relleno donde resaltaban ocho tubos de plástico de unas 18 pulgadas de diámetro, para circulación del agua lluvia. El relleno mal ejecutado aplastó los tubos imposibilitando el paso del agua. Esta, al acumularse, sobrepasó el relleno y fue a caer en un pequeño cauce abierto y una pequeña alcantarilla sin capacidad, por lo que el agua se explayó por todo el sector causando los daños que los medios han mostrado con detalle.

Debemos sacar todo el relleno para rehacer un sistema que funcione, aunque signifique la eliminación de todo lo que cubra el cauce. Deberá hacerse una revisión del sector como un todo.

Volver a dragar los cauces no será ninguna solución. La poca capacidad del sistema es problema de ese ramal y los ríos y quebradas de Panamá. No respetamos los cuerpos de agua y jamás pensamos en agrandar y preservar los cauces de los ríos para recibir el aumento constante del agua que cae de los techos, buscando sus caminos.

Cuando se dan estas inundaciones los periodistas recuerdan las que se dieron a finales del año 2004, cuando Balbina Herrera tuvo que lidiar con las inundaciones de Prados del Este. Ellos insisten en asegurar que en ese punto murieron 18 personas, lo que es totalmente incorrecto. Los fallecidos, todos, se dieron en las márgenes de los ríos del oeste e inclusive dentro de los mismos cauces. En esa ocasión tres expresidentes de la SPIA que por casualidad nos encontramos en nuestra sede, aceptamos la sugerencia del expresidente Ulises Lay, apoyada por el arquitecto y urbanista Alberto W. Osorio (q.e.p.d.) y quien esto escribe; e hicimos el recorrido donde la imprudencia del panameño permitió exponer a la muerte toda su familia. De esa visita nació nuestra firma de asesoría sobre vivienda y urbanismo.

La formación de la firma consultora coincidió con la oferta del periódico de esta columna semanal, que ya cumplió 10 años, donde he expresado mis puntos de vista complementados con las opiniones de mis destacados compañeros. Nos ha preocupado el cuidado de los ríos, quebradas y otros cuerpos de agua como humedales y manglares, la arborización y la necesidad de una entidad dedicada exclusivamente a la planificación nacional y regional de todo el territorio, alejada totalmente del sector vivienda, que lo absorbe todo. Comparamos a quienes obtienen un premio Nobel por sus investigaciones sobre curación de enfermedades cuando trabajan en sitios lejos del bullicio de la ciudad, con lo que hubiera ocurrido si hubieran trabajado al lado del cuarto de urgencia. Nunca habrían logrado nada. “Adiós premio Nobel”. “Adiós planificación”.

Siempre he defendido las servidumbres de los ríos y quebradas, para lo cual considero indispensables dos cosas: la construcción lateral de vías de avenidas para disfrutar el paisaje o los bosques de galería de colocación obligatoria con mantenimiento por las autoridades.

Cómo envidio a esos países avanzados que tienen un maravilloso río en el medio de la ciudad, como Londres, París, Viena, San Sebastián, Praga, Medellín y muchos otros.

Volviendo una vez más a Condado del Rey, donde dos veces se había dragado el río y no paró las inundaciones, no se cuál habrá sido la orden del ministro Arosemena, yo opino que todo el cauce del afluente del río abajo debe ser descubierto y protegido con una servidumbre de obligada vigilancia de los vecinos. Otras soluciones creo que no funcionarán.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código