PLANO URBANO

PLANO URBANO: Los abusos de la ATTT

OPINIÓN

Esta semana he sido testigo de una serie de abusos de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) sobre desprevenidos ciudadanos que llegaron al parque Nacho Valdés, de Punta Paitilla, a disfrutar del único parque en varios kilómetros alrededor. Este parque es visitado por gran parte de los 20 mil habitantes de Punta Pacífica y Punta Paitilla, más muchos más de quienes viven en Campo Alegre y Marbella.

El parque tiene el atractivo de un agradable microclima que ofrecen los altos árboles, ágiles ardillas y variedad de hermosos pájaros alegran el paisaje; numerosos juegos para niños de diferentes edades y la presencia del mar Pacífico, que cubre una ensenada con rocas donde algunos aún recogen conchas y una pequeña playa donde podemos observar las olas que nos traen un agua aparentemente limpia, con solo olor a mar. También da gusto pasear por los restos de un rompeolas y de una rampa, donde niños pequeños recogen pequeños caracoles para sentir la sensación que les dejan al caminar en sus manitas.

Durante el fin de semana la aguerrida ATTT tuvo la poco afortunada idea de instalar dos o tres postes altos con el dibujo de una grúa recogiendo un auto. La lámina que mostraba la advertencia estaba alta y paralela a la calle, lo que facilitaba la vista de quienes vivimos al frente, pero la tapaba para quienes acudían en su carro a estacionarse para bajar a disfrutar del parque en esta especial época de agradable verano. Se supone que la advertencia estaba dirigida a ellos, no a quienes tenemos los autos dentro de sus respectivos estacionamientos.

En ese fin de semana el cordón de la calle todavía estaba pintado de blanco, lo que indica permiso para estacionarse. Durante la noche del día lunes, la ATTT, haciendo gala de rapidez y eficacia, pintó todo el borde de amarillo y durante los siguientes días, inició la despiadada alza de vehículos estacionados a la largo del borde del parque como se ha estado haciendo durante los 67 años que lleva construida la urbanización. Toda esa maniobra de las grúas fue realizada sin la menor advertencia, solo escasos rótulos colocados fuera del ángulo de visión de quienes se bajaban de sus automotores.

Esto contrasta con lo hecho en la semana anterior, cuando la ATTT había tenido la “brillante” idea de anunciar y efectuar la eliminación del giro a la izquierda de los vehículos que pasaran frente al Súper 99 de Punta Pacífica provenientes de la avenida Balboa o de Punta Paitilla, obligándolos a desviarse hacia Punta Pacífica, hasta llegar y retornar en una rotonda ya saturada de vehículos privados y comerciales, provenientes de construcciones en ejecución. Esta medida, antes de ser puesta en práctica sí fue debidamente anunciada en el periódico, junto con el respectivo dibujo que señalaba la nueva disposición. Durante el único día en que se obligó a la gente a dar esa inoportuna vuelta, fue tal la confusión y caos creados, que no la pudieron resolver el nutrido grupo de funcionarios que, desesperados, intentaban encaminar a furibundos automovilistas. La medida fue eliminada prontamente y al día siguiente todo volvió a la normalidad.

En el caso que hoy nos ocupa, no ha habido marcha atrás y a mediodía del jueves, alcancé a ver a una grúa dando la vuelta hacia atrás en mi garaje, para llevarse una camioneta que no estaba estacionada del lado del parque, sino al frente, donde no hay impedimento alguno para estacionarse.

No sé qué tipo de insolación habrá recibido el cerebro de quien piensa que esta decisión podrá resistir la presión de toda la comunidad de Punta Paitilla, ante tan arbitraria decisión. Esa irracional medida, que supongo tendría la intención de permitir dos líneas de vehículos en una misma dirección, no contribuirá en lo absoluto a despejar o acelerar el tránsito de la cinta costera, debido al hecho de que, frente al semáforo que controla el acceso al Súper 99, se convierte la vía en un cuello de botella.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código