PLANO URBANO

PLANO URBANO: ¿Estamos subsidiando a los grandes países?

OPINIÓN

Empiezo por deplorar la pérdida para los lectores, de nuestro prestigioso articulista Xavier Sáenz Llorens, por razones que no logro justificar y que me duelen mucho. Tengo en alta estima a este médico tan dedicado a la investigación para el Hospital del Niño, que no ha querido abrir su propio consultorio.

Los panameños nos sentimos orgullosos de nuestra línea aérea Copa. Es una línea formidable que presta un servicio de excelencia, con una puntualidad superior a las de las más connotadas aerolíneas, ya que generalmente llega con anticipación a la hora señalada. Hace una semana esperaba a un hijo que venía de Paraguay y me habían confirmado como hora de llegada las 8:26 p.m., cuando volví a llamar, ya en el corredor Sur, me anunciaron que arribaría a las 8:01 p.m., lo que efectivamente ocurrió.

El servicio a bordo de la mencionada aerolínea es excelente, cuando empresas grandes y famosas de Estados Unidos nos ofrecen un aperitivo o brindan solo un “pretzel” que pareciera fabricado por la empresa Goodyear, Copa nos ofrece comida caliente y bebidas, incluyendo café o una botellita de vino, que siempre caen bien. Cuando viajo a Estados Unidos o voy hacia el Sur, no dejo de utilizar su servicio, y cuando voy a Europa pienso cuándo podré viajar en nuestra línea panameña.

Copa ha convertido al país en uno de los hubs de mayor éxito, lo que ha servido para fomentar el turismo, al facilitar que el viajero que llega a hacer una conexión hacia otro lugar, pueda aprovechar la parada para quedarse unos días y conocer este bien prestigiado país.

Pese a sus destacadas cualidades me parece que Copa abusa de los panameños y de los países vecinos, inclusive los colindantes. Parece increíble que viajes a Miami se consigan a menos de trescientos dólares y que un pasaje a Bogotá, Medellín o San José, con una distancia menor a la mitad, cuesten seiscientos dólares o más. Es increíble que viajar a Nueva York me cueste lo mismo que llegar a Cartagena.

Cuando anuncian las ganancias de nuestra principal aerolínea, me pongo a hacer cálculos felices de que bien podrían darnos la sorpresa de que, por ejemplo en carnavales, fiestas de fin de año o fiestas patrias, nos sorprendieran con unas muy hermosas tarifas que permitirían que más panameños pudieran disfrutar de un grato paseo a países cercanos. Igualmente se me ocurre que para la celebración de la independencia de Centro América o de Colombia y Ecuador pudiéramos hacerles una oferta muy especial, para venir a celebrar en Panamá. Sería un hermoso gesto de solidaridad latinoamericana.

Tengo una excelente opinión de toda la familia Motta y mucha admiración por sus negocios, por lo cual no dejo de pensar en que cualquier día de estos, cuando menos lo esperemos, Copa nos dé tal sorpresa que a más de uno nos dé un faracho. Brindemos por nuestra línea aérea, otra empresa que como el Canal, se maneja con la destacada eficiencia del personal panameño.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código