Informe de la Comisión Europea

Panamá falla en control de pesca ilegal

Las carencias detectadas por los organismos europeos ponen en peligro las exportaciones panameñas.

La pesca ilegal supone un peligro para la política pesquera común y va en detrimento de la conservación de la biodiversidad marina. Con esta amenaza a cuestas, la Comisión Europea (CE) publicó un informe ayer en el que deja sentada su posición frente al tema y advierte de países que no están cooperando en la lucha.

Panamá aparece en el reporte de la CE y es identificado como un país que ha fallado desde 2010 en la ejecución de medidas que frenan la pesca ilegal por parte de las embarcaciones con bandera panameña.

“La Comisión considera que la existencia de pesca ilegal no declarada y no reglamentada en buques abanderados en Panamá después de su inclusión en las listas de pesca ilegal de la Organización Regional para la Ordenación de la Pesca (OROP) es un claro indicativo de que Panamá no ha logrado asumir sus responsabilidades de Estado pabellón...”, cita el documento.

Agrega el reporte oficial que en marzo 2011 se reportó una embarcación realizando trasbordos no autorizados en aguas de la República de Guinea-Bissau que recibió pescado capturado de forma ilegal y proveniente de aguas de zonas protegidas o prohibidas de Liberia.

El caso fue notificado a las autoridades panameñas, quienes respondieron que el buque no tenía licencia para trasbordos y transporte.

Pero indica la CE que, pese a este reconocimiento, la nave continuó operando durante todo 2011 en África sin que las autoridades tomaran alguna medida.

El Estado de abanderamiento debe sancionar y desalentar la repetición a violaciones de normas. “La existencia de buques con bandera en la lista de pescadores ilegales de la OROP demuestra la falla de Panamá en cumplir sus obligaciones”, señala el documento.

Pese a las reiteraciones de Europa a las autoridades locales, el administrador de la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), Giovanni Lauri, dijo que el país no está a punto de ningún embargo de sus productos pesqueros. “Solo es que la Unión Europea (UE) ha puesto nuevas modalidades que también se las solicitó a Italia, España y Francia”, dijo el funcionario en octubre pasado a La Prensa.

La UE ha dejado claro que incluirá a Panamá en el grupo de países no colaboradores para evitar la pesca ilegal, de no hacer los correctivos solicitados.

Al país le toca adecuar sus leyes y verificar con inspectores y la ayuda de la tecnología de la Autoridad Marítima de Panamá los buques que entran en las zonas de pesca ilegal.

La UE solicita, además, que Panamá contrate el servicio de 50 inspectores internacionales, pedido que a juicio de las autoridades locales no es necesario, tomando en cuenta que la AMP tiene un “eficiente” sistema de medición satelital.

Una visita realizada por la Comisión a Panamá en 2010 concluyó que las autoridades pesqueras locales son incapaces de recolectar evidencias de las personas naturales o jurídicas relacionadas en la industria pesquera.

Tampoco tienen el poder de recuperar las multas impuestas en el caso de que los operadores de las naves o beneficiarios reales no tengan base en Panamá, detalla entre otras falencias la CE en el escrito.

Olivier Drewes, vocero de la Dirección General para Pesquerías y Asuntos Marítimos de la CE, aclaró que el objetivo del proceso no es sancionar a otros gobiernos, sino encontrar soluciones para eliminar la pesca ilegal.

En vista de que Panamá ya ha sido embargada por este tema en el pasado, ¿la UE estudia una sanción más rigurosa, como prohibir la exportación de frutas y otros productos?

“Sí, por supuesto. Porque de eso se trata este mecanismo. Cuando se da una tarjeta amarilla es una advertencia de que puede haber consecuencias”, expresó el funcionario.

Panamá, junto a otros siete países, fue advertida el jueves por la CE que las medidas para combatir la pesca ilegal “no son suficientes”. María Damanaki, comisaria de Asuntos Marítimos y Pesca de la CE, declaró que “no estamos hablando de una lista negra, sino de una tarjeta amarilla”, según un comunicado de prensa de la institución.

“Quisiéramos que Panamá exporte productos pesqueros, queremos tener buenas relaciones comerciales con Panamá, queremos tener buenas acciones de lucha contra la pesca ilegal. De eso se trata para nosotros”, acotó.

El reglamento contra la pesca ilegal no declarada y no reglamentada de la UE entró en vigor en 2010, cuyo objetivo es que solo accedan al mercado de la UE los productos de pesca cuya legalidad haya sido certificada por el Estado de abanderamiento o Estado exportador.

La ARAP presentará pruebas para evitar el embargo

La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) negó que haya pesqueros con bandera de conveniencia panameña que se presten al tráfico ilegal de atún rojo, una especie protegida y sometida a cuotas de pesca.

El jefe de la ARAP, Giovanni Lauri, aseguró que “había algunos barcos de bandera panameña calificados como IUU, como se le dice internacionalmente a los barcos que hacen pesca ilegal, pero esos barcos ya hace mucho tiempo no tienen la bandera de Panamá”.

Lauri, que ejerce como autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá desde 2010, reconoció, sin embargo, que muchas de esas embarcaciones “siguen dando vueltas y cuando van a hacer algo ilegal se identifican como de bandera panameña, lo cual no es cierto”.

“Ya tenemos la documentación que vamos a presentar a la Unión Europea (UE), donde estamos demostrando que ya no tenemos barcos en listas IUU. Los que están circulando ya han sido eliminados, pero en algunos países oficialmente todavía no lo tienen notificado”, añadió Lauri.

Ayer, la UE amenazó con actuar contra ocho países, entre ellos Panamá, e incluirlos en una lista por considerar que no cooperan en la lucha contra la pesca ilegal, y mencionó deficiencias en controles y vigilancia, la existencia de banderas de conveniencia y el rechazo a dialogar con Bruselas.

También la organización ecologista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) denunció la semana pasada que buques con bandera panameña de conveniencia pescan atún rojo.

Según esta agrupación, esas embarcaciones desembarcan el atún en puertos de varios países (Japón, Turquía y Marruecos) como una mercancía más, sin declararlo a la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat, por sus siglas en inglés).

Esa denuncia ha generado un intenso debate en la reunión de la Iccat que se desarrolla estos días en Agadir (Marruecos), a la que acudieron funcionarios panameños para recabar más información de la denuncia de la WWF, dijo Lauri sin más precisiones.

La organización ecologista indicó que 19 mil toneladas de atún rojo fueron comercializadas entre 2000 y 2010, burlando el control del Iccat, una cifra rechazada por el sector pesquero y numerosos gobiernos por considerar que deriva de datos erróneos.

ACAN- EFE

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código