Financiamiento

Panameños con más tarjetas de crédito

Las entidades bancarias azaran a los consumidores llamándoles a sus teléfonos móviles, para ofrecerles una tarjeta de crédito.

El uso de tarjetas de crédito crece a la par de la economía panameña.

En la base de datos de la Asociación Panameña de Crédito (APC) había 668 mil 761 tarjetas de crédito activas hasta el mes de abril pasado, es decir, 10.8% más que en el mismo período de 2012 cuando se contabilizaban 603 mil 592 del conocido “dinero plástico”.

Asimismo, el saldo en dólares de las tarjetas de crédito reflejó un incremento de 16.6% comparado con el mismo período del año anterior, pasando de mil 95.5 millones de dólares, en abril de 2012, a mil 277.7 millones de dólares, en 2013.

Este aumento representa el 3.8% del total de saldos de los créditos reportados en las bases de la referida asociación.

Las tarjetas de crédito representan el 19.9% de los 3.36 millones de referencias activas que reposan en la base de datos de APC.

“Las tarjetas de crédito activas, reportadas en la base de APC, siguen aumentando y observamos que el cumplimiento en el pago de los créditos se mantiene, lo cual demuestra que el panameño está siendo responsable con sus compromisos financieros y también que la economía está en constante dinamismo”, expresó Luz María Salamina, gerente general de APC.

El otro lado de la cara

Pero aunado a este crecimiento, las entidades bancarias y financieras no pierden el tiempo en acosar con llamadas telefónicas a los potenciales tarjetahabientes para ofrecerles mejores beneficios en este tipo de producto crediticio.

La estrategia –donde prácticamente se invade la privacidad de la persona– se basa en el ofrecimiento de compra del saldo de la tarjeta de crédito que se tenga con otros bancos a 0% de interés por un año.

También ofertan tasas más bajas, la acumulación de puntos en cada compra que se haga y que después se canjea con viajes y descuentos en comercios.

Algunos consumidores se quejan de las llamadas sin haber entregado su teléfono celular para esos fines. “Si quiero una tarjeta, voy al banco y la pido”, dijo Alberto Jiménez.

Las entidades bancarias han ampliado, incluso, su radio de acción llevando a su personal a las empresas privadas con el interés de captar mayor clientela.

Pedro Acosta, presidente de la Unión de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), critica el hecho de que ya se esté llamando a los teléfonos móviles de las personas para ofrecer tarjetas o compra de saldo.

Una conducta que es legal, para este activista es “inmoral y antiética”.

Erika Carrasquilla, una ciudadana más que recibe llamadas como esta, señala que por lo general la interrumpe en los momentos menos oportunos, cuando está manejando o en una reunión, algo que considera un fastidio.

En tanto, Acosta indicó que “el dólar más caro es el de la tarjeta de crédito”, al tiempo que destacó que los consumidores en Panamá no tienen por hábito planificar sus compras e impulsivamente hacen uso del dinero plástico, sin medir las consecuencias futuras.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código