PLANO URBANO

Peligra el aeropuerto de Tocumen

OPINIÓN

A la vista de todos nosotros, se han estado rellenando los terrenos existentes a ambos lados del Corredor Sur, en la vía a Tocumen. Como nuestra tradición es ser indolentes, no previsores, permitimos, con permiso o sin él, toda clase de rellenos donde a la gente se le antoje. No basta con revisar el proyecto de un desarrollo, tenemos que analizar el conjunto. No dañemos una barriada, o varias, cada vez que construimos otra.

Estuve revisando hace un par de años los estudios realizados por una firma panameña de ingeniería sobre el área de Juan Díaz, como también el que realizó el propio Ministerio de Ordenamiento Territorial, donde se marcaron claramente las áreas afectadas por la declaración de Sitio Ramsar, que proviene de un convenio internacional que, por cierto, Panamá firmó. Esa decisión la adoptó oportunamente la Autoridad Nacional del Ambiente, Anam.

Di seguimiento al estudio sobre el mismo campo de Juan Díaz, e inclusive llevé a Alida Spadafora, destacada directora de Ancón, para que estuviera al tanto de las condiciones reales del área, recalcando malas prácticas de un reconocido desarrollista, de no conducir las aguas pluviales hacia la quebrada, para inundar terreno ajeno, permitido por el Ministerio de Obras Públicas cuando cambiábamos de ministro. Una actitud dolosa de ambas partes. Sobran los funcionarios indolentes, todo se permite, muy sospechoso.

Recordemos que en los primeros días del gobierno pasado se presentaron aguaceros de carácter señorial, que desbordaron ríos y quebradas y dejaron unos doce muertos, la mayoría en el río Cabra, por construir dentro de su cauce. También hubo graves inundaciones en Prados del Este, sin muertos, pero con pérdida de lo construido.

Ese proyecto representó una gran pérdida para el Banco Nacional y muchos dolores para sus funcionarios, por la falta de controles técnicos del MOP.

El problema lo provoca la ausencia de un estudio integral del sector que permita determinar cuáles son los niveles apropiados para cada desarrollo entre la montaña y el mar. He oído que el gobierno le dio a Odebrecht el contrato de estudiar el problema y que ella subcontrató a una empresa venezolana, en vez de ingenieros panameños muy conocedores de la historia del sector.

Hace uno o dos años hemos visto, con estupor, cómo a ambos lados del aeropuerto de Tocumen, donde el gobierno invierte millones de dólares para asegurar la eficiencia y excelencia del servicio aéreo, se están promoviendo unos gigantescos desarrollos que serían construidos sobre los actuales manglares. Uno de ellos, el más preocupante, es un complejo residencial y comercial al lado al este de la pista que, en el video preparado luce maravilloso, pero que en la realidad representa un gravísimo peligro ambiental, ya que se trata de un bien desarrollado y hermoso manglar, cuyo único destino ahora es desaparecer.

No logro entender cómo este gobierno, constructor de innumerables obras e impulsador de interesantes atractivos turísticos, puede aceptar la construcción de desarrollos que pongan en peligro el funcionamiento de nuestro primer y muy destacado aeropuerto internacional.

Pienso en la posibilidad, nada remota, de que se presente un tsunami o un temporal caribeño que inunde las pistas de tal modo que se conviertan en un peligro para el aterrizaje de aviones, y tengamos que cerrar por todo un día, nuestro famoso HUB. Una catástrofe sería si el tsunami nos inundara pistas y edificios, con algunos destrozos.

Pareciera ser que el levantamiento de restricciones sobre los humedales del país se ha efectuado para permitir que los grandes promotores puedan levantar sus espectaculares proyectos, totalmente en contra de los intereses de la nación. El país entero debe apoyar a los grupos ambientalistas que han levantado su grito al cielo.

Yo estaría dispuesto a marchar con ellos, contra ese levantamiento de protección. La ciudad lo merece.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código