LIBRETA DE ANOTACIONES

Piratas al acecho del consumidor

Temas:

Comúnmente identificamos como piratería a la venta ilegal de aquellos productos falsificados, tales como ropas, relojes, perfumes, entre otros, que se ofrecen muchas veces a precios más bajos que las marcas originales.

Las autoridades advierten que producir, vender o comprar falsificaciones se paga con multas o cárcel, según la gravedad de la infracción.

Igualmente, en el servicio de transporte público de pasajeros existen los llamados piratas, ya sean busitos o taxis, que ofrecen sus servicios a los usuarios que para poder transportarse se ven sometidos a las tarifas y demás condiciones que imponen en diferentes rutas. Los que muchos denominan un “mal necesario”.

Hace un año, en este mismo espacio, divulgamos aspectos sobre “los préstamos brujos” que ofrecen supuestas empresas financieras, las cuales no están autorizadas y ofrecen créditos a intereses desde 5% anual, pero con condiciones sospechosas, como el seguro de riesgo financiero que los interesados deben pagar antes de acceder a estos “préstamos piratas”, que todavía mantienen anuncios con estas ofertas.

Nuevamente hicimos contacto con uno de estos prestamistas para indagar sobre las aseguradoras que ofrecían el seguro de riesgo financiero, debido a que entre las consultadas ninguna vendía este servicio. Después de varias llamadas y de nuestra insistencia, el encargado de esta “empresa financiera” propuso un corredor de seguros de su confianza para hacer la transacción, la cual resultaba muy dudosa. En ocasiones anteriores, el Ministerio Público ha advertido de estafas por casos parecidos.

Los piratas proliferan en nuestro país y en todas las relaciones de consumo. Recientemente, la directora ejecutiva de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), Xenia Kwai Ben, denunció la existencia de “agentes piratas” dedicados a efectuar “intermediaciones en alquileres y compraventa de propiedades sin la debida licencia” para ejercer la profesión de corredor de bienes raíces, los que evaden todas clases de responsabilidades y exponen a las personas que utilicen sus servicios a posibles estafas y perjuicios.

En esta era tecnológica, donde cualquiera puede acceder a crear una página web, una oficina virtual, utilizar los servicios de mensajería móvil y redes sociales, incluso tener anuncios impresos y otros para promover servicios y ventas de productos, es imperante que los consumidores sean precavidos en toda transacción comercial que implique firmar documentos o contratos para evitar caer en situaciones irregulares. Cuide su dinero, no sea víctima de de los “piratas del consumo”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código