PLANO URBANO

Plano urbano: Extraordinario espectáculo

Plano urbano: Extraordinario espectáculo Plano urbano: Extraordinario espectáculo
Plano urbano: Extraordinario espectáculo

Rodrigo Mejía-Andrión

OPINIÓN

Un sobresaliente concierto fue el que nos presentó el municipio el Día de la Madre. El hermoso evento demostró que la cultura también atrae a masas de ciudadanos. Panamá tuvo suerte de brindar, sin costo para los asistentes, un fino evento que combinó hermosas proyecciones de películas de Disney con la atinada ejecución de la música por nuestra Orquesta Sinfónica, acompañando a los renombrados cantantes. Sentí orgullo del acto y de la cantidad de público presente. Felicito a nuestro alcalde y a todo el grupo que seguramente trabajó con entusiasmo para coordinar la lujosa presentación. El cierre de la noche, un exquisito juego de luces artificiales, fue espectacular. La prensa escrita ha sido avara en la información, pero afortunadamente la televisión lo transmitió y lo retransmitió al día siguiente, con las noticias. En otras ciudades donde se han hecho presentaciones similares, han sido en espacios cerrados con costos elevados.

Los subsidios al tanquecito de gas, cada vez más altos, merecen el análisis de los economistas. Si el subsidio actual mantiene el precio de los tanquecitos de 25 libras, en menos de $5, como hace 10 años, y el valor actual es mucho más alto, todos pagamos la creciente diferencia. Es injusto, porque los ingresos de los panameños han venido escalando, siguiendo la inflación, por lo cual hoy pueden pagar más, ya que el costo del gas les representa ahora un porcentaje menor de sus ingresos.

Otros subsidios son las obras gubernamentales como carreteras, avenidas, costaneras, que representan altísimos subsidios para las propiedades colindantes y las cercanas, si no les cobramos un porcentaje del gasto. Si un fulano tiene una bodega en una calle de las afueras por donde pasará la línea del Metro, o una amplia avenida con cómodas aceras que valorizará enormemente el valor de la tierra, bien podrá planear la construcción de apartamentos con locales comerciales en la planta baja, que le darán alto beneficio, Es claro que con la vieja bodeguita no podrá pagar la valorización, pero tan pronto cambie el uso, pagará sin dificultades. Si no les cobramos a ellos, otra vez estaremos pagando todos por acciones que benefician a otros.

Leo que se vence el período del actual director de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), Pedro Meilán. A este señor no lo conozco ni de vista, pero por las investigaciones que se derivan de sus acciones, opino que su labor ha sido eficiente. La cantidad de productos vencidos o en mal estado que sacan de los establecimientos, es constante y demuestra cuidadoso control y preocupación por la salud de los panameños, quienes podrían resultar gravemente afectados por la ingesta de alimentos en malas condiciones. Hoy siento confianza cuando compro productos enlatados del extranjero. Por la labor desarrollada por el señor Meilán durante siete años, un nuevo nombramiento de su persona parecería justo y apropiado, especialmente al tomar en cuenta que, si fue nombrado hace siete años, no corresponde a funcionarios seleccionados por el señor Martinelli. Eso me da tranquilidad.

Desde que se anunció el proyecto de una ciudad hospitalaria, escribí un par de artículos oponiéndome a su construcción, por las mismas razones que todos los planificadores urbanos se muestran contrarios al concepto de sectores de una ciudad dedicada a un solo objetivo, estableciendo así amplios espacios que quedan totalmente abandonados fuera de las horas laborables, especialmente fines de semana. Estas actividades únicas, como también pueden ser las ciudades gubernamentales, las deportivas y las judiciales, deben acompañarse de viviendas y sus complementos comerciales, servicios públicos y privados. Todo ello llevaría a una utilización óptima de las áreas de estacionamiento.

Siempre insistí en que conociendo las condiciones de muchos de los hospitales públicos de nuestro país, en cuanto a la falta de insumos de todo tipo, llámese médicos, enfermeras, auxiliares, acondicionadores de aire, quirófanos, equipo médico, limpieza y hasta ausencia de seguridad para el equipo humano y los propios pacientes, según comunican los medios escritos y televisivos, resultaba contradictorio construir una ciudad hospitalaria, bien alejada de los servicios públicos básicos como vías de acceso, alcantarillado, agua potable, transporte público, desdeñando las áreas céntricas no bien desarrolladas aún, como La Exposición, que cuentan con completa infraestructura alrededor, incluyendo el servicio de la primera línea del Metro. Algún amigo médico insistía en contarme las bondades del proyecto, pero infortunadamente parece que el tiempo me está dando la razón.

Subsidios al tanquecito

Nuevos nombramientos

La Ciudad Hospitalaria

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código