Licitaciones de la Caja de Seguro Social

Polémica por requisitos en compra de medicinas

La CSS está pidiendo en los actos públicos que los oferentes presenten certificaciones de Europa o de Estados Unidos.
La exigencia de la CSS pone en entredicho la labor de la Dirección de Farmacias y Drogas del Minsa. La exigencia de la CSS pone en entredicho la labor de la Dirección de Farmacias y Drogas del Minsa.
La exigencia de la CSS pone en entredicho la labor de la Dirección de Farmacias y Drogas del Minsa. Archivo

La exigencia de certificaciones internacionales adicionales para la compra de medicamentos en la Caja de Seguro Social (CSS) generó rechazo por parte de diferentes instituciones, para las que se estarían vulnerando los principios de la libre competencia.

En esta polémica están, por un lado, la administración de la CSS y las asociaciones de enfermos, que ven en la exigencia de nuevos requisitos una forma de obtener productos de mayor calidad; y del otro, la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) y los gremios empresariales, que consideran que la medida afecta a la libre competencia.

Ayer, la Acodeco reiteró a la CSS que “exigir certificaciones adicionales... restringe y vulnera los principios de libre competencia, así como la libre concurrencia de proveedores”.

La CSS ha incluido en sus pliegos de condiciones la presentación de copia simple de Certificados de Producto Farmacéutico por la Foods and Drugs Administration (FDA) de Estados Unidos o por la European Medicines Agency (EMA) de Europa como un requisito esencial para ser adjudicatarios de renglones de compra de medicamentos.

Esta situación “establece una preferencia hacia productos que tengan dicho certificado internacional en detrimento de medicamentos, y productos que no contengan la certificación de estas agencias, lo que sería visto como una barrera de entrada a potenciales proveedores, restringiendo así la libre competencia y desplazando a una mayor cantidad de oferentes en dichas contrataciones”, apuntó la Acodeco en un comunicado.

Recordó que para que un producto sea comercializado en Panamá, solamente se requiere que la Dirección Nacional de Farmacias y Drogas del Ministerio de Salud (Minsa) emita las certificaciones correspondientes, por lo que de contar un medicamento o producto con estas, tiene toda la potestad de ser ofertado en cualquier acto de compra de medicamentos que se realice en el ámbito nacional, toda vez que es legalmente permitida su comercialización.

La entidad reafirmó que solicitar este tipo de certificaciones ofrece ventajas a favor de uno o varios proveedores, limitándose, además, el número de participantes y aumentando la probabilidad de que el acto se termine adjudicando a un solo proponente, por ser el único que cumple con el requisito, o que el acto público quede desierto.

La vicepresidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermedades Críticas, Crónicas y Degenerativas, Enma Pinzón de Torres, rebatió esta postura y adujo que los medicamentos son sustancias que deben probar que curan enfermedades, sobre todo las graves y críticas.

Por lo tanto, subrayó, la Acodeco debe defender al consumidor y asegurarse de que los medicamentos que se brinden cumplan con ese propósito. “No es posible que el derecho a la libre competencia esté por encima del derecho a la salud y a la vida”, sostuvo la dirigente.

Pinzón de Torres aseguró que la libre competencia debe tener límites y que su ejercicio no tiene que propiciar entrada de productos que afecten la salud ni la seguridad de quienes, en su momento, usen esos productos. “Las libertades no pueden ir contra la salud de las personas”, sentenció.

En tanto, el administrador de la Acodeco, Óscar García, dijo que la institución a su cargo vigilará“todo tipo de contrataciones y actos públicos que limiten o vulneren los principios de libre competencia y libre concurrencia, protegiendo los diferentes mercados de bienes y servicios, preservando siempre el interés del consumidor”.

Por su parte, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá opinó que los requisitos y ponderaciones de los pliegos de condiciones deben fomentar la competencia entre oferentes, en condiciones de equidad y transparencia, para que se presente mayor número de ofertas y sea seleccionada la más conveniente.

Por ello, consideró que la exigencia de certificaciones especiales por parte de la CSS limita la cantidad de participantes, sin considerar los certificados y análisis de intercambiabilidad que les permitirían competir, y que ello podría ser violatorio a los acuerdos de libre comercio firmados por Panamá.

El director de la CSS, Estivenson Girón, recalcó a este diario que la actual administración vela por la seguridad, calidad y efectividad de los medicamentos que proporcionan a los asegurados. Por ello, tratan de ser responsables en los requisitos para la compra de estos.

El funcionario adujo que incluir requisitos en la compra de medicamentos es una potestad que otorgan las leyes. En ese sentido, se refirió a que el Decreto 340 de 27 de agosto de 2007, regulatorio de la Ley 1 de 10 de enero de 2001 sobre medicamentos, señala que se pueden utilizar productos biológicos y biotecnológicos cumpliendo con normas internacionales como la FDA y la EMA.

“Lo que queremos es garantizar que lo que se lleva a nuestros asegurados son medicamentos de calidad”, afirmó Estivenson, tras aceptar que no tienen ningún problema con el Minsa y que están trabajando con transparencia y dentro de lo que establece la ley.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código