LUNES CON EL PIE DERECHO

Preámbulo al emprendimiento

Preámbulo al emprendimiento Preámbulo al emprendimiento
Preámbulo al emprendimiento

Stefy Cohen

OPINIÓN

Para emprender, paradójicamente hay que aprender a dominar el poder del ahora y el poder del no todavía. Aunque este es un pensamiento que requiere mayor profundidad, comparto este artículo con decisiones que podemos tomar para emprender desde ya o eventualmente:

1. Si estás a punto de graduarte de secundaria probablemente estás preocupado con qué carrera estudiarás. Tradicionalmente, hemos correlacionado carreras universitarias con desempeño académico. Entonces, los estudiantes buenos en letras estudiaban leyes o publicidad para ser abogados o publicistas. Sin embargo, el mundo está cambiando tan rápido que se están abriendo nuevas posibilidades como nuevas maneras en las que podemos canalizar nuestras habilidades.

En vez de escoger una carrera que esté directamente correlacionada con tu desempeño académico, ¿qué tal si escogieras una carrera que pudiera potenciar tus habilidades? El riesgo detrás de este tipo de decisión es que no es obvio en qué trabajarías, pero en ese riesgo está la recompensa de poder descubrirlo o inventarlo.

2. Si estás a punto de graduarte de la universidad consigue un trabajo. No importa si te sientes listo para emprender; si sientes que tus sueños de emprender son los más grandes y tus ideas son las mejores, no importa si piensas que estás listo para comerte el mundo: no lo estás. La diferencia entre la disciplina necesaria para ser un buen estudiante y la disciplina necesaria para empezar un negocio son muy diferentes. Trabaja para alguien más: aprende a llegar temprano, aprende a irte tarde para destacarte, aprende a reportarle a alguien más, aprende a que te importen los deadlines. Aprende a trabajar.

Y por mientras, arma volumen. Volumen es unirte a una organización, participando como voluntario, organizar un pequeño evento, empezar un blog; lo que sea. Estar ahí afuera. Ayudando, aprendiendo, conociendo y dándote a conocer. La disciplina del trabajo sumada al volumen te ayudarán a:

a) construir una visión más integral de cómo se hacen las cosas, b) te expondrá a más personas y por ende, te ayudará a entender más mercados, y c) te abrirá oportunidades inusuales de colaboración que puedan potenciar tu carrera de maneras no predecibles.

3. Si estás trabajando en una empresa los primeros dos consejos siguen siendo relevantes. Primero, tienes que seguirte educando. Identifica cuáles son tus habilidades más preciadas en tu lugar de trabajo y encuentra cursos que puedan o complementarlas o profundizarlas.

La educación continua es más relevante hoy que nunca antes en la historia, ya que nuestros sistemas de educación no están ni cerca de evolucionar con la rapidez con la que está evolucionando el mercado. Además, si estás en la misión de convertirte el mejor en lo que haces, necesitas seguir aprendiendo y seguir mejorando constantemente.

Segundo, identifica un problema o deficiencia en la empresa o industria en la que trabajas. ¿Qué funciona? ¿Qué no funciona? ¿Cómo podría resolverse? La respuesta a estas tres preguntas te posiciona en el comienzo de un camino que lleva a emprender.

Dado que en Panamá el ecosistema de emprendimiento no está tan desarrollado como en otras partes del mundo, empezar negocios innovadores para el público es difícil. Es difícil conseguir inversión y conseguir validación (numéricamente relevante) del mercado.

Pero si en vez, empiezas un negocio B2B (Negocio para Negocios) podrías empezar aterrizando un solo cliente. Con ese cliente, en vez de inversión podrías recibir un pago y en vez de tener que validar con el público, solo tuvieras que validar con él. Una vez que tengas armado un producto o servicio validado y funcional, pudieras avanzar a atender a otros clientes en la misma industria e ir creciendo tu negocio.

Por último, dale uso al volumen que has estado creando. ¿Qué habilidad, conexión o recurso has desarrollado? ¿Qué pudiera ayudarte a potenciar tu nuevo negocio - sea ayudándote desde afinar tu propuesta de valor, a conseguir un cliente, o a mercadearte mejor?

Aunque tu objetivo no sea emprender, reconoce el valor detrás de estas tres recomendaciones. 1) La educación continua es el catalizador de nuestra evolución, 2) Crear volumen nos permite estar sintonizados con distintas realidades, y 3) Identificar qué no funciona y querer mejorarlo es la mejor manera para constantemente crear valor a nuestro alrededor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código