Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

Tratado de Promoción Comercial con Estados Unidos

Prueba de fuego para porcicultores

Las importaciones afectan a los productores; en 2013, cuando rija el acuerdo, se importarán 6.4 millones de libras por todas las cuotas cedidas.

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_201412030WYqQn.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_201412030WYqQn.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_201412030WYqQn.jpg

La cuenta regresiva empezó, el tratado de promoción comercial (TPC) con Estados Unidos (EU) se ratificó por el Congreso en octubre y su aplicación hace temblar a los porcicultores.

No es para menos. En 2013 regirá el TPC luego del proceso de implementación y entrarán mil 600 toneladas métricas de carne de cerdo.

Los productores temen desaparecer, según expresa la Asociación Nacional de Porcinocultores (Anapor).

No será fácil la futura tarea que tendrán los criadores de cerdo de convencer al comprador de que prefiera su producto frente a las carnes importadas sin impuesto del coloso del norte.

“La competencia no es en igualdad de condiciones, a ellos los subsidian y así no podemos ser competitivos”, dijo Layonel Martínez, presidente de la Anapor.

Lo pactado con el socio

En diciembre de 2006, cuando culminó la décima ronda de negociación de Panamá con su principal socio comercial, hubo noticias en tono positivo.

A diferencia de los cinco años aplicados a Perú y Colombia al negociar con el gran socio, Panamá logró postergar a 15 años la entrada libre del producto.

“La cuota de mil 600 toneladas métricas representa el 8.8% de la producción nacional”, indicó un comunicado del Ministerio de Comercio e Industrias, liderado por Alejandro Ferrer.

“Es también mejor que las logradas en Cafta [Tratado de libre comercio entre República Dominicana, Centroamérica y EU] en donde, en promedio, se negoció una cuota que representaba el 14% de la producción local”, añadía el comunicado.

Los criadores de cerdo reconocen la labor negociadora que redujo la ambiciosa petición de los estadounidenses, que querían alrededor de 7 mil toneladas métricas de acceso inmediato en el mercado panameño.

Sin embargo, viendo la situación global de las cuotas cedidas por los porcicultores desde la entrada a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 1997 y la apertura comercial mediante múltiples acuerdos, los productores cada vez pierden más mercado.

Lo negociado con EU indica que en el primer año de vigencia ingresarían cortes de carne como chuletas, jamones de pierna, jamones paletas, costillas de cerdo, puerco envasado herméticamente, entre otros.

Esto se importaría a Panamá hasta sumar mil 600 toneladas métricas, lo que según Anapor representa el 20% de la producción nacional actual. Para esto no se usará la negociación bursátil de la Bolsa Nacional de Productos.

Esta cuota se incrementará año tras año. En el año 14 el contingente es de 4 mil 55 toneladas métricas, y en el año 15 es ilimitado.

Además, en el primer año del TPC entrarán 636 toneladas métricas de grasa de cerdo y 318 toneladas de procesados libres de arancel. Estas cantidades también aumentarán y en 15 años serán ilimitadas, indica el TPC.

A los porcicultores no les preocupa la grasa y procesados porque se importan para las industrias, pero sí el ingreso de materia prima.

EU venderá directamente a las embutidoras, por lo que los efectos de la producción de cerdo con el TPC son delicados, dicen conocedores del tema.

Mercado cedido

La cuota de EU se sumará a las ya pactadas. Al ingresar a la OMC se estableció la importación anual de 880 toneladas métricas de carne de cerdo de diversas partes del mundo. El producto terminado paga 15% de arancel y la materia prima, 3%. El arancel es de 70% para las importaciones fuera del contingente de 880 toneladas.

Por el tratado de libre comercio (TLC) con Costa Rica, la cuota fue de 190 toneladas métricas en 2011 y crece 6% anualmente; por el TLC con Guatemala, 72 toneladas métricas en 2011 y aumenta anualmente 5%; por el TLC con Honduras 130 toneladas en 2011 y crece 5% por año; y con Nicaragua 15 toneladas anuales, todas sin pagar aranceles.

Es decir, en 2013, incluyendo lo pactado con EU, ingresarían unas 2 mil 924 toneladas métricas de carne de cerdo solo en contingentes.

La cantidad representaría 6.4 millones de libras, el 10% de la producción de 2010.

Importante sector

La porcicultura representa el 40% del aporte del sector agropecuario al producto interno bruto del país.

La producción local abastece el 78% del consumo, y los porcicultores indican que podrían satisfacer la totalidad del apetito si no se importara. Durante todo 2010 se importaron 2.5 millones de libras de carne de cerdo y solo hasta el 21 de noviembre de 2011 la cifra aumentó 24% a 3.1 millones de libras, según la Autoridad Nacional de Aduanas.

A juicio de los criadores de puerco, la importación no se justifica porque el sacrificio a septiembre de 2011 aumentó 7.6% respecto a 2010.

Los productores, además, reclaman que les han bajado el precio por sus chanchos. La libra de carne se la pagan entre $1.25 y $1.35, pero el precio al consumidor se encareció a más de $2.50 la libra, según el registro de septiembre de la Autoridad de Protección al Consumidor. Actualmente, una libra de chuleta ronda los $4.00 en los supermercados.

“El tema del TPC con EU es que la negociación solo beneficia a ciertas empresas importadoras y no al productor nacional”, dijo Carlos Pitty, productor independiente. Usualmente, “las importaciones son más caras que el precio del producto nacional, y las traen para presionar que el costo al productor sea a la baja, pero al consumidor los precios son caros”, agregó.

ENFOQUE

TPC será un reto para los criadores

JACQUELINE ESCOBAR*

economia@prensa.com

OPINIÓN. Los porcicultores se enfrentan a un reto mayúsculo frente a los norteamericanos.

La razón es muy simple: nuestros porcicultores no cuentan con suficiente insumo, carecen de subsidios y algunos no poseen la debida infraestructura para que haya una competencia leal entre el producto nacional y el importado.

Es preocupante que el sacrificio porcino pueda ir en rápido descenso a medida que pasen los años, ya que Panamá negoció con Estados Unidos una desgravación que inicia con una cuota de importación de mil 600 toneladas métricas, la cual termina con una cuota “ilimitada” sin arancel.

Esto sin tomar en consideración otras cuotas adicionales de importación de productos, como el tocino, grasa y otros procesados de cerdo.

Algunos señalan que no hay una estrategia estatal para que el porcicultor se ajuste o se cambie de actividad.

A mi parecer, no debemos esperar a ver qué sucede cuando la importación sea ilimitada.

Es necesario que el sector se una para llegar a un plan de acción con el apoyo gubernamental, tal como lo ha hecho Estados Unidos.

Ojalá que la actividad se fortalezca y nuestros porcicultores compitan en el mercado local y extranjero.

*La autora es abogada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código