JÓVENES DE ÉXITO

Respuestas a una duda presidencial

Fama virtual fugaz y gestión cultural, desde Teatro Amador, Jacob Larrinaga le pone ritmo a la línea entre Casco Antiguo y Santa Ana.

Temas:

Recientemente, Teatro Amador fue adquirido por Tantalo Group, cuyos socios ‘tenían nueva visión del teatro’, afirma Jacob Larrinaga, productor artístico de Teatro Amador. Desde su compra, se hicieron mejoras en el área VIP y ‘se han hecho algunos cambios logísticos. Recientemente, Teatro Amador fue adquirido por Tantalo Group, cuyos socios ‘tenían nueva visión del teatro’, afirma Jacob Larrinaga, productor artístico de Teatro Amador. Desde su compra, se hicieron mejoras en el área VIP y ‘se han hecho algunos cambios logísticos.

Recientemente, Teatro Amador fue adquirido por Tantalo Group, cuyos socios ‘tenían nueva visión del teatro’, afirma Jacob Larrinaga, productor artístico de Teatro Amador. Desde su compra, se hicieron mejoras en el área VIP y ‘se han hecho algunos cambios logísticos.

Jacob Larrinaga es hijo del guitarrista y cantante Cutito Larrinaga. Jacob Larrinaga es hijo del guitarrista y cantante Cutito Larrinaga.

Jacob Larrinaga es hijo del guitarrista y cantante Cutito Larrinaga.

El 26 de marzo de 2014 Ricardo Martinelli envió desde su cuenta personal de Twitter una pregunta: “Quien es Jacob Larrinaga? alguien sabe”. El tweet tuvo 49 retweets y 29 favoritos. Popular.

Luego de respuestas poco formales como “cabrita sabe!!!” y hashtag como “#YoSoyJacob”, el sujeto misterioso que rondaba en la mente del expresidente contestó.

Era la tercera respuesta que Martinelli obtuvo de su incógnita, expresa en su tweet, y las insensateces mencionadas, Jacob Larrinaga contestó. “@rmartinelli Mis amigos me han comentado sobre esto. Yo soy Jacob Larrinaga presi, ¿cuénteme qué onda presidente?”.

La respuesta obtuvo el doble de retweets que el exmandatario, 80, y 95 favoritos. Total, no tenía nada que temer.

La duda, curiosamente, hacía sentido, por lo menos para Ricardo Martinelli, sobre todo, si constantemente recibía comentarios directos y polémicos. Jacob Larrinaga era considerado “una especie de guasón” del Twitter, asegura, porque no temía a decir ciertos comentarios incómodos.

Paralelamente, “la figura [virtual] de Chino Ken (@chino_ken) estaba comenzando y retwitteaba mis contenidos de Twitter, antes de su estrellato político”, dice hoy Larrinaga sobre la aparente “teoría conspirativa”­respaldada por miembros de partidos políticos, como el PRD­ que indicaba que este joven de 26 años era Chino Ken.

“Luego de que Chino Ken se mete de lleno a acechar a los políticos en el Twitter, un buen día, en mi trabajo, organizando un evento, recibí ese mensaje que, hoy, todavía no puedo entender: un tweet de Ricardo Martinelli preguntando por mí. Pero, como no tenía nada que temer, le contesté.

¿Tuviste miedo?

No, pero igualmente me impresionó.

¿Repercutió en tu trabajo?

Tuvimos un evento al día siguiente en el teatro, y fue un éxito total. Aproveché el momento viral para promocionar el evento de Late Night Jazz. La promoción tuvo más de 500 likes en Facebook y llegaron como 150 solicitudes de amistad; aumentaron mis seguidores en Twitter e Instagram; solamente quería promocionar el evento, el jazz. A la semana ya todo había pasado.

Las cosas se apaciguaron en la oficina de mercadeo del Teatro Amador, donde Larrinaga, como miembro de este equipo y productor artístico del teatro, se desempeña desde noviembre de 2013, “diversificando y hacer énfasis desde la música; haciendo noche de jazz y conversatorios”, dice Larrinaga sobre algunos de los eventos que lleva a cabo.

De hecho, el Late Night Jazz fue el primer evento que se produce para Teatro Amador.

El Late Night Jazz, una serie de conciertos en dos tandas de artistas, se enfocaba en exponer a artistas de jazz que no eran expuestos en el Panamá Jazz Festival (PJF), como Jahaziel Arrocha, Rodrigo Dennis y muchos de la Fundación Danilo Pérez. Aproveché la semana siguiente al festival, con el lema de “el jazz sigue en el Teatro Amador”. Luego vimos que podíamos incluir música electrónica en el teatro para que productores internacionales vieran que funcionaba para otras cosas.

¿Recuerdas la primera vez que pisaste el Teatro Amador?

La primera vez fue para presentarme con mi banda, Pepe Bahía. Fue mágico.

Tu padre es el guitarrista y cantante Cutito Larrinaga, ¿Cómo te afectó ser hijo de un músico?

Mi papá me enseñó a ser sensible con el mundo. A reconocer el alma detrás del cuerpo; la belleza de las cosas, el arte, la música; aprender a escuchar, ver y callar antes de hablar. Mi madre, en cambio, me dio la fuerza para operar en este mundo exitosamente en los parámetros de este siglo.

¿Aprendiste a tocar la guitarra como él?

Lo que mi papá notó en mí fue la voz. Me era muy fácil imitar lo que se escuchaba en la radio.

¿Alguna vez cantaste con él?

Sí, el año pasado. Tocamos un versión de Something, de The Beatles en el teatro. Fue muy breve, pero muy hermoso.

En 2013 Jacob obtuvo el título de Comunicaciones de Mercadeo Integradas con enfoque en Branding y Mercados Globales de la Universidad de Louisville.

Pero, en medio de sus estudios, dio sus primeros pasos en lo que hoy realiza desde el teatro ubicado entre Santa Ana y el Casco Antiguo: en la gestión cultural dentro del PJF.

¿Por qué no decidiste dedicarte a la música?

La música ya la tenía corriendo en mi sangre y debía mejorar el aspecto comercial, prepararme para este tipo de mundo.

¿Cuánto años tenías cuando te involucraste en el PJF?

Fue a los 19 años. Estaba encargado de lidiar con los sonidistas extranjeros genios y mediar entre ellos y las contrapartes locales.

¿Con qué músicos ‘lidiaste’?

Herbie Hancock y Rob Griffin, quien en su tiempo libre le hacía la ingeniería en sonido a Dave Matthews Band y fue sonidista de Wayne Shorter.

¿Qué enseñanza personal te dejó el PJF?

Que me gusta la gestión cultural a base de la música, y que mi trabajo, en este siglo, es tomar claves de la música del pasado y revivirlas.

¿Y profesionales, para ser ejecutadas en Teatro Amador?

Darle prioridad a los artistas, en términos de sonido y equipo técnico. Decirle a mi equipo cómo llevarlos y sobre todo, me dio potestad para hablar y tener mi versión del jazz.

Entonces, ¿cuál es tu versión del ‘jazz’?

Que hay gente talentosa con poca exposición en el Panamá Jazz Festival. Mi rol ha sido darle un espacio a ellos en óptimas condiciones; hacer más jazz del que se podía hacer en el festival.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código