Sin fecha para una nuevo llamado a licitación

´Sillas viejas´ para la nueva terminal

Tocumen, S.A. declara desierta la licitación para comprar mobiliario y decide equipar la terminal con sillas que estaban en sus depósitos.
EQUIPO. Tocumen, S.A. acudió a sillas que tenía en sus depósitos, las cuales fueron instaladas como medida temporal hasta que se realice una licitación internacional. Cortesía/ Presidencia de la República EQUIPO. Tocumen, S.A. acudió a sillas que tenía en sus depósitos, las cuales fueron instaladas como medida temporal hasta que se realice una licitación internacional. Cortesía/ Presidencia de la República
EQUIPO. Tocumen, S.A. acudió a sillas que tenía en sus depósitos, las cuales fueron instaladas como medida temporal hasta que se realice una licitación internacional. Cortesía/ Presidencia de la República

La conflictiva licitación para equipar con mobiliario nuevo las salas del denominado muelle norte, en el aeropuerto de Tocumen, ha quedado en el limbo, al menos por el momento.

Se suponía que se adjudicaría un contrato a mediados del año pasado y así se ordenaría la instalación de 2 mil 500 sillas y 12 mostradores.

Todo empezó cuando Tocumen, S.A. convocó a una licitación, cuyo precio de referencia era de 2.3 millones de dólares, y en dos ocasiones se cayó el acto público ante una aparente falta de competencias y en medio de reclamos y acusaciones por parte de los participantes.

Los reveses no han parado. En el portal de Panamá- Compra no aparece ningún nuevo aviso de convocatoria para que las empresas interesadas en el negocio presenten propuestas.

El mobiliario haría de complemento perfecto para la ampliación de la terminal que se inauguró el año pasado, a un costo de 68 millones de dólares. Pero en reemplazo de la licitación, Tocumen, S.A. congeló la compra de nuevas sillas y optó por utilizar mobiliario que tenía en sus depósitos, que en algunos casos muestra señales de desgaste y humedad.

Juan Carlos Pino, gerente de Tocumen, S.A., confirmó ayer que se están usando “sillas viejas” en medio de una millonaria infraestructura.

“No, no se han comprado las sillas. Se les dio mantenimiento a unas existentes y se ubicaron en el muelle norte hasta que se haga la licitación”, explicó.

La convocatoria de la que ahora habla Pino no se haría bajo las reglas de contratación pública locales. El funcionario adelantó que se desarrollaría una licitación internacional a través de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Efectivamente, las terminales aéreas a nivel mundial piden la intervención de los servicios de compra de la OACI, aunque este tipo de llamado es más común cuando se trata de equipos especializados y no de sillas que usarán los pasajeros en las salas de espera.

“Se hará a través de la OACI, porque en la licitación anterior hubo mucho ruido, quejas y reclamaciones. Este es el ente que regula la materia a nivel internacional y el que tiene expertos dedicados a cada una de las áreas de la actividad aeroportuaria, tanto del lado aeronáutico como del lado de la terminal”, dijo Pino.

No se ha escogido una fecha para la convocatoria, y de darse, sería el tercer intento de Tocumen, S.A. para conseguir a un suplidor.

En el primero, y ante la presión de las empresas que solicitaban más tiempo para cumplir con el pliego de condiciones, la administración de la terminal decidió suspender el acto.

Más tarde, y en plena puja por el contrato, una comisión evaluadora determinó que ninguna de las empresas que participaron en la segunda convocatoria cumplió con los requisitos de la licitación.

Según Pino, la decisión de hacer la licitación a través de la OACI se tomó “para ir directamente donde el fabricante y conseguir las garantías necesarias y el respaldo, y no a través de un tercero, un representante, porque hemos tenido experiencias no tan buenas”.

Lo que se persigue con esta metodología de contratación no siempre funciona, aunque se haga a través de la OACI.

La falta de un nuevo mobiliario se une al fallido intento de instalar las aceras móviles, por las que se desplazarían internamente los viajeros y que implica un contrato de 3 millones de dólares.

La licitación de las aceras móviles se hizo con la intermediación de la OACI, que escogió a la Hyundai para que supliera el equipo.

La marca surcoreana tiene como representante local a la empresa Elevadores del Istmo que, según los funcionarios panameños, no contaba con el equipo técnico para hacer la instalación de las bandas móviles.

La empresa, por su parte, asegura que sí tiene el personal idóneo y que la logística en la instalación es lo que ha complicado cumplir con los trabajos. Por ahora, las aceras también tienen una mora. En este caso, de seis meses.

LICITACIONES FALLIDAS

$2.3

millones era el precio de referencia para amueblar el muelle norte.

$1.5

millón ofrecieron en promedio las empresas que participaron en la licitación que fue declarada desierta.

$3.0

millones le costará al Estado la instalación de las aceras móviles, cuya instalación tiene seis meses de atraso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código