áreas revertidas

Subastarán bienes por $140 millones

Los fondos de la subasta de los bienes expropiados al empresario Jean Figali en Amador también pasarán a las arcas estatales.
Ante la falta de espacios disponibles en el centro de la ciudad, los inversionistas han apostado por las áreas revertidas para establecer sus empresas y negocios. LA PRENSA/Iván Uribe. Ante la falta de espacios disponibles en el centro de la ciudad, los inversionistas han apostado por las áreas revertidas para establecer sus empresas y negocios. LA PRENSA/Iván Uribe.
Ante la falta de espacios disponibles en el centro de la ciudad, los inversionistas han apostado por las áreas revertidas para establecer sus empresas y negocios. LA PRENSA/Iván Uribe.

El interés por los bienes revertidos, en especial en el Pacífico, se ha incrementado debido a la escasez de terrenos disponibles para construir en el centro de la ciudad de Panamá.

Hasta el pasado viernes había en la página web de la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (Uabr) un listado de 44 propiedades, la mayoría en el Pacífico, listas para ser subastadas.

Los lotes integrados por edificios y parcelas de tierra sin desarrollar tienen un valor estimado de $140 millones.

En el portal de PanamáCompra hay otros 10 anuncios de bienes que ya tienen fecha para ser subastados.

Cálculos de la Uabr indican que este año podrían obtenerse unos $80 millones por la venta de las tierras que fueron devueltas por los Estados Unidos a Panamá.

De cumplirse esta proyección, la cifra sería cuatro veces mayor a la obtenida en 2012, cuando se lograron $18 millones por la venta de bienes revertidos.

Entre 2005 y 2012 la venta de bienes de las áreas revertidas dejaron réditos al país por el orden de los $161 millones que se depositaron en el desaparecido Fondo Fiduciario para el Desarrollo.

Las proyecciones oficiales apuntan a que todavía quedan unas 3 mil hectáreas por vender de tierras revertidas.

Anteriormente, el Fondo Fiduciario para el Desarrollo, que fue absorbido por el Fondo de Ahorro de Panamá (FAP), establecía que los dineros provenientes de las áreas revertidas serían parte del ahorro del país depositándolos en esta cuenta.

Pero ahora, con la creación del FAP, mediante la Ley 38 del 5 de junio de 2012, se eliminó la obligatoriedad de que los dineros que se obtengan por la venta de los bienes revertidos se ahorren y en su lugar se destinan al gasto del Estado.

Para Fernando Aramburú Porras, presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas, lo correcto era que los fondos generados por la venta de las áreas revertidas también formaran parte del FAP.

“Considero que debería rescatarse el mismo modelo de operaciones del Fondo Fiduciario y aplicarlo para el FAP. Es decir, que en el Fondo de Ahorro se depositen los recursos que generen las ventas de los bienes revertidos, y luego, que las ganancias e intereses del FAP contribuyan al Tesoro Nacional”, explicó.

Panamá recibió de Estados Unidos cerca de 94 mil hectáreas y 7 mil edificaciones e instalaciones, como aeropuertos, hospitales, escuelas, depósitos, edificios de oficinas y plantas de energía eléctrica.

Félix Carles, corredor de bienes raíces, señaló que el interés por las áreas revertidas irá en aumento, por la falta de espacios para construir en el centro de la ciudad.

En su opinión, el área de mayor potencial de desarrollo es Altos de Batele, donde el Gobierno debe crear un plan maestro de desarrollo y no vender las tierras al mejor postor.

“Esta es una zona cercana a la entrada del Canal y se presta para un desarrollo mixto enfocado al turismo y zona residencial”, indicó.

En la zona de Altos de Batele hay lotes que tienen un valor estimado de $40 millones por su cercanía al mar. Un elemento que ha impulsado el interés por las áreas revertidas en el Pacífico son los planes de construir un nuevo puente sobre el Canal, que mejoraría el flujo hacia el sector oeste de la provincia de Panamá.

Además de las áreas revertidas, también pasarían a la cuenta del Tesoro los fondos que deje la subasta de las propiedades que expropió el Gobierno al empresario Jean Figali, y que actualmente están bajo la custodia de la Uabr.

Un avalúo del Ministerio de Economía y Finanzas establece en $81 millones el valor de los bienes expropiados, entre los cuales está el centro de convenciones.

Igual suerte correrían las tierras de la antigua base militar de Sherman en la provincia de Colón, y que también deben ser subastadas en los próximos meses.

La Uabr ya inició con el proceso de parcelación de las 142 hectáreas que serán desarrolladas en Sherman. Las otras 142 hectáreas que están en los alrededores de la antigua base militar están dentro de un área boscosa y no serán subastadas.

Un estudio realizado por la consultora española C4T Tourism Business & Planning señala que Sherman podría atraer inversiones cercanas a los $180 millones.

Más noticias de Economía

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código