PLANO URBANO

¿Subir el sueldo a quiénes?

OPINIÓN

Deben ser seres sobrenaturales quienes han sido escogidos por nuestro Presidente para otorgarles tres ascensos dentro de un mismo período presidencial. ¿Será que en el área donde estos afortunados habitan, las cosas ya se cotizan en euros y los precios de todos los productos se han triplicado, motivo por el cual sus antiguos y comunes salarios no alcanzaban para poner “la paila boca arriba”?

Esa decisión presidencial pareciera ser motivada por alguna ruleta que se jugara en Palacio, para ver a quién le cae el número premiado. Un amigo bromista me ha asegurado que, como en nuestro país amamos tanto a los casinos, allí donde viven las garzas, existe un mini casino para entretenimiento de los ministros cuando el jefe anda de viaje.

Para ponerme en onda, hoy le propongo al señor Presidente, con todo el respeto que su cargo me produce, que hagamos lo mismo con todos los arquitectos que laboran en el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, donde el último “ajuste” se dio cuando Guillermo Endara y Chinchorro Carles amarraron la mano y le dejaron la mesa bien servida al Toro Pérez Balladares.

Como el Miviot es el ministerio de mis desvelos, conozco al 80% de los arquitectos que allí trabajan (trabajar es mejor que colaborar, que eso sí lo hago yo) y de ese grupo más de la mitad fueron mis alumnos. Estos dos hechos me han permitido seguirles la pista a esos funcionarios, casi todos de sexo fuerte (entiéndase damas) que laboran con gran dedicación, pese a los deprimentes salarios devengados.

A una de mis exalumnas, quien trabaja en el Ministerio en temas de gran responsabilidad, revisando proyectos millonarios, le pregunté por su salario y me comentó que es de $750 mensual o sea $9,000 al año. Ella es madre de familia y su esposo sufre una enfermedad degenerativa. Otra, jefa de un departamento vital para el ministerio, a quien utilizan para inspecciones en la ciudad y el interior, y próxima a jubilarse, recibe $1,000 al mes o sea $12,000 al año. También es madre de familia con hijos universitarios. No sé cómo pueden vivir, con esta inflación galopante y un salario que no galopa, ni siquiera camina. En comparación con la inflación, cada día se achican esos sueldos.

Son muchos los funcionarios que allí trabajan, obligados a vestirse bien, por el cargo que ocupan y su atención a empresarios y profesionales. Con gran frecuencia estos empleados son enviados a inspeccionar proyectos y obras en distintas partes de la ciudad e incluso del interior. Son responsabilidades muy grandes sobre obras que en múltiples casos afectan a comunidades enteras. Creo que ninguno de ellos tiene su propio automóvil y en diversas ocasiones les he dado “un bote” hasta la parada del autobús.

Por supuesto que los recién nombrados, sin ninguna experiencia en labores administrativas, son nombrados con el doble de salario. Claro, son los hijos de fulano de tal.

¿Será que un subcomisionado es más importante que un profesional de la arquitectura o ingeniería, que estudió seis años en la universidad y cuenta con más de 20 años de fieles servicios al Estado? ¿Será justo que un comisionado gane 10 veces lo que recibe un ingeniero o arquitecto por servir al país? ¿No será justo que parte del millonario ingreso que tiene el Miviot por la incorporación de edificios y ahora también de urbanizaciones al Régimen de Propiedad Horizontal sirva para pagar un salario decente?

¿Será posible que el ministro Arias, quien tiene los pies en la tierra y que bien conoce el mundo empresarial, pueda ayudar a los sufridos funcionarios del Ministerio a su cargo?

No puedo creer que en mi país, que considero suficientemente adelantado, tengamos tamañas desigualdades entre funcionarios que bien sirven al país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829