marina mercante

Tecnología contra piratería

En el continente americano las acciones se resumen a piratas que se suben a una embarcación para robarle a los dueño u ocupantes de la nave.

La piratería ha tocado las costas americanas. En 2012 se reportaron 22 ataques de piratas a embarcaciones ubicadas en las costas de Latinoamérica, principalmente en Colombia y Ecuador.

Aunque los ataques no alcanzan los niveles que se han reportado en Nigeria y Somalia durante años anteriores, en la región las acciones se resumen a piratas que se suben a una embarcación para robarle a los dueños u ocupantes de la nave.

El especialista en inteligencia y piratería Hans Tino Hansen advierte que las autoridades le deben poner atención a estas acciones, porque “en un principio los ataques en Somalia se iniciaron de esta misma manera”.

En las costas de África los secuestros se llegaron a convertir en un negocio movido por una red de personas que paga a terceros para apoderarse de las embarcaciones y pedir un rescate.

Tino Hans representa a la empresa Risk Intelligence dedicada a atender el problema de la piratería en el sector marítimo, particularmente en Somalia y África Occidental, y fue uno de los expositores de Panamá Maritime XI que se realizó en Panamá a finales de febrero.

En 2012 se reportaron menos de 50 ataques de piratas contra embarcaciones en el Cuerno de África.

La cantidad es tres veces menor que los casos registrados entre 2008 y 2011, según un informe de la empresa Risk Intelligence.

Se trata de un ligero descenso, pero aún sigue latente la preocupación entre los propietarios de embarcaciones debido a que unos 26 mil detenidos podrían ser beneficiados con una amnistía.

De acuerdo con los especialistas, la piratería en África Occidental es mucho más compleja que la piratería en el océano Índico. Los delincuentes combinan la amenaza de robo a mano armada con acciones de secuestro y rescate.

Algunos grupos nigerianos están bien organizados, cuentan con el respaldo local y son muy innovadores en el desarrollo de nuevas formas de piratería altamente rentable.

Acciones

Panamá, como país que lidera el abanderamiento de naves, contrató los servicios de la empresa Pole Star Space Applications para monitorear, identificar y darle seguimiento de largo alcance a a más de 9 mil embarcaciones del registro.

Los barcos con bandera panameña cuentan con un sistema GPS, que es activado mediante un botón, que emite una señal al Centro de Monitoreo ubicado en Ciudad del Saber, y de forma instantánea se verifica la alerta, explicó el director de Pole Star, en Panamá, John Ramsauer.

Luego de esto se contacta al dueño del barco y al país donde está registrado, quienes a su vez se encargarán de los protocolos para estos casos, indicó.

“Esta herramienta ha permitido una respuesta eficiente ante situaciones de riesgo en zonas catalogadas como peligrosas, donde la piratería ha generado grandes pérdidas económicas y de vidas humanas”, dijo.

Pole Star es una compañía privada del Reino Unido, con sede en Londres, que ha brindado servicios de rastreo y monitoreo al mercado marítimo internacional desde 1998, a través de una red de oficinas ubicadas en los principales centros marítimos del mundo. Actualmente la empresa monitorea 40 mil buques, de mil 300 clientes, ubicados en más de 90 países y con oficinas en Londres, Boston, Panamá, Hong Kong y Australia. Los analistas afirman que la piratería no ha desaparecido, pero ciertamente la implementación de estrategias y tecnologías para mitigar estos ataques ha logrado que la incidencia sea menor a lo que sucedía hace 10 años atrás.

UN LUCRATIVO NEGOCIO

$8,000

puede recibir un pirata por abordar una embarcación.

$250 mil

mínimo de rescate exigido en 2008 a cambio de liberar un barco apresado.

$20

millones exigían los piratas para liberar el Faina, que en 2008 transportaba un arsenal con 32 carros de combate que iba a Kenia.

Piratas liberan el ´Royal Grace´

Después de un año de permanecer en manos de los piratas, el buque de bandera panameña “Royal Grace” fue liberado por piratas somalíes. La fragata española “Méndez de Núñez” asistió con comida y cuidados médicos a los 20 tripulantes del buque quimiquero.

El navío español, que es actualmente el buque de mando de la misión de la Unión Europea en el Índico, avistó el viernes al “Royal Grace” a unas 20 millas náuticas de la costa norte de Somalia e, inmediatamente después, fue contactado por radio por el buque, que solicitó ayuda.

El “Méndez de Núñez” envió un equipo al barco de bandera panameña con comida y agua, y sometió a un chequeo médico a los tripulantes, que habían permanecido en manos de los piratas desde el 2 de marzo de 2012.

En el portal Ateneadigital.es se informó que durante la mañana del 8 de marzo, la fragata española se encontraba patrullando la costa norte de Somalia, en las inmediaciones del fondeadero de Dhurbo, donde había permanecido secuestrado el mercante, cuando comenzó a observar que este se movía alejándose de la costa a cuatro nudos.

En ese momento se estableció comunicación con el barco, que informó a “Méndez de Núñez” no tener piratas a bordo y carecer de agente y puerto de destino. Igualmente, comunicó la necesidad de asistencia médica para algunos miembros de su tripulación, así como de comida y agua.

El “Royal Grace” viaja ahora hacia el puerto de Muscat, en Oman, escoltado por el buque español de acción marítima “Rayo”, que se sumó recientemente a la operación antipiratería de la Unión Europea.

Wilfredo Jordán

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código