inserción laboral

Urge política para juventud

Reducir la informalidad no solamente depende del crecimiento económico. Hace falta voluntad política, según la OIT.
Según la OIT, en América Latina y el Caribe hay 130 millones de empleos informales. En Panamá hay cerca de 530 mil, de acuerdo a las últimas cifras oficiales. El crecimiento económico en el país y en la región contribuyó a reducir la tasa de informalidad en los últimos años, pero no a los niveles deseados. LA PRENSA/Archivo. Según la OIT, en América Latina y el Caribe hay 130 millones de empleos informales. En Panamá hay cerca de 530 mil, de acuerdo a las últimas cifras oficiales. El crecimiento económico en el país y en la región contribuyó a reducir la tasa de informalidad en los últimos años, pero no a los niveles deseados. LA PRENSA/Archivo.
Según la OIT, en América Latina y el Caribe hay 130 millones de empleos informales. En Panamá hay cerca de 530 mil, de acuerdo a las últimas cifras oficiales. El crecimiento económico en el país y en la región contribuyó a reducir la tasa de informalidad en los últimos años, pero no a los niveles deseados. LA PRENSA/Archivo.

Tanto la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como analistas locales advierten de la necesidad de implementar políticas que promuevan la creación de empleo juvenil de calidad en Panamá.

La directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco, dijo con motivo de la publicación de un reporte de la entidad sobre informalidad en la región que “en Panamá concurre una situación especial, pues cuenta con la mayor cantidad de población joven que ha tenido en su historia. Esta población, que constituye uno de los activos del capital social del país y demanda actuaciones de empleo formal específicas”.

Por su parte, el consultor René Quevedo compartió que entre marzo de 2009 y marzo de 2014 se crearon 251 mil 115 empleos sostenibles, pero solo el 3.6% benefició a menores de 30 años y que el 65% de personas en busca de trabajo es joven.

Si por falta de formación u oportunidades estas personas recalan en el sector informal, desarrollarán su vida productiva sin protección social ni derechos laborales, tendrán escaso acceso al crédito y limitaciones para el crecimiento profesional. Además, los trabajadores informales no contribuyen a la sociedad con el pago de impuestos por la actividad que generan y, en el largo plazo, son potenciales receptores de programas sociales que provocan una carga adicional a las arcas estatales.

La cuenta de subsidios que paga anualmente el Estado supera ya los mil millones de dólares, cifra que ha ido creciendo a medida que los políticos añaden programas de subsidios y amplían los existentes.

El gobierno de Juan Carlos Varela, que por un lado reconoce una estrechez fiscal producto del exceso de gasto de la administración de Ricardo Martinelli, ha anunciado aumentos en las asignaciones para los estudiantes receptores de la Beca Universal y en el programa de ayuda a ancianos, que pasará de llamarse “100 a los 70” para ser “100 a los 65”.

El ministro de Desarrollo Social, Alcibiades Vásquez, confirmó anteriormente que el gasto previsto para este programa ampliado será superior a los $170 millones al año.

combatir la informalidad

La OIT calcula que en toda América Latina y el Caribe hay 130 millones de trabajadores informales. Solamente en Panamá hay cercad de 530 mil trabajadores en el sector informal.

“Para que haya reducción de la informalidad será necesario que nuestros países continúen por la senda del crecimiento económico, pero esto no es suficiente. La voluntad política es imprescindible”, resaltó la directora regional de la OIT.

Consultada sobre Panamá, señaló que la Dirección de Empleo viene desarrollando acciones, programas, proyectos y estudios encaminados a la política y al plan de empleo juvenil.

La Prensa contactó ayer con el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral para conocer qué planes tiene la nueva administración sobre este asunto, pero al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

Las cifras, no obstante, dejan evidencia de que el camino por recorrer es largo. Según Quevedo, el Gobierno pasado invirtió $353 millones en capacitación laboral –$115 millones de ellos en formación juvenil– para lograr solamente que 8 mil 938 jóvenes panameños se emplearan y duraran más de un año en sus empleos. El consultor concluye que “tenemos una crisis de empleo juvenil. La evidencia es contundente y las repercusiones sociales simplemente dramáticas”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código