VALOR RAZONABLE

VALOR RAZONABLE: Otoño criollo

OPINIÓN

A pesar de no sentirlo plenamente en Panamá, el otoño, esa temporada del año que va aproximadamente de septiembre a diciembre, y que se distingue en el hemisferio norte por el cambio del follaje en árboles, muda de hojas en arbustos y oscilaciones raras en temperaturas, suele traer consigo un aire enrarecido de misterio financiero que nos obliga a cuidarnos más que de costumbre. En el otoño del año 2008, el mundo como lo conocimos iba a colapsar: Lehman Brothers quebró y en menos de dos días, AIG, un auténtico Goliat financiero de estatura mundial, requeriría miles de millones de dólares de su nuevo socio, Estados Unidos de América, para poder salvarse. Lo que seguiría sería una de las crisis financieras más severas en la historia de la humanidad que solo evitó una segunda Gran Depresión gracias a la interminable disposición de los bancos centrales del mundo para imprimir dinero e inyectar liquidez a mercados financieros como nunca antes.

El otoño de 2013 nos presentó una nueva variable misteriosa y peligrosa a la vez: la ineptitud de los políticos.

Increíblemente, políticos republicanos y demócratas en Estados Unidos de América fueron incapaces de ponerse de acuerdo en temas administrativos/partidistas y estuvieron a punto de crear el ambiente propicio para otra peligrosa escalada en incertidumbre económica mundial. El tema fue subsanado por lo menos temporalmente, pero en la opinión de múltiples analistas, la integridad y la otrora fortaleza del “imperio del norte” ha sido mancillada y el daño a la reputación y a la seguridad financiera de aquel país ya está hecho.

El otoño criollo ha traído las acostumbradas lluvias; una cumbre iberoamericana que no dejó mayores hitos, y un extraño alineamiento de astros que ha permitido que cuatro candidatos presidenciales participen en un foro con la intención de crear políticas de Estado en lugar de simples planes de gobierno. Siguiendo con las alusiones a viejas costumbres sajonas, la versión panameña del otoño ha traído también un fantasma/monstruo que pensábamos tener bastante bajo control: subidas en tasas de interés. A pesar de que la economía americana no muestra mayores fortalezas, debemos recordar que el tema de tasas de interés en Panamá depende mucho de la liquidez, apetito de riesgo en los bancos y del crecimiento de carteras crediticias. Ante una evidente desaceleración económica sumada al peor año en la reciente memoria de la Zona Libre de Colón, ya hemos visto indicios de movimientos alcistas en tasas con emisiones de bonos a medianos y largos plazos, proponiendo tasas en el rango de 5% a 5.50%. Como hemos mencionado en el pasado, las tasas de interés en bajos históricos no son para siempre, así como no lo deben ser subsidios estatales a segmentos sociales que realmente no necesitan favores o acomodamientos. En un ambiente que seguramente se calentará muchísimo por temas electorales en los próximos meses, una subida de tasas es un “cuco” que asusta cual tulivieja en patronal. Cautela.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código